Buscar

salida

Viajeros

Clase de cabina

  • Consulta de precios (nuevas ventanas)

Austrian Airlines

La aerolínea de bandera austriaca, fue fundada el 30 de Septiembre de 1957. Un año después llegó su primer vuelo con destino Londres. A finales de los 60, inauguró sus rutas transcontinentales entre Viena y Nueva York. Tras unas décadas convulsas, la compañía comenzó el siglo XXI uniéndose a la alianza Star Alliance en 2000. Ese mismo año, la línea aérea austriaca, adquirió Lauda Air, que estuvo funcionando con su nombre hasta 2004, año en el que se completó la fusión total y la marca, Lauda Air, quedó únicamente para la división chárter. En Septiembre de 2008, Lufthansa consigue el control accionarial de la línea aérea. Tras una severa crisis que duró hasta 2011, una nueva estrategia dentro de Lufthansa la ha convertido en una de las marcas más exitosas del grupo. 

¿Por qué elegir Austrian Airlines?

Check – in

Online.- Desde 36 horas antes y siempre que se cuente con conexión a internet, es la manera más rápida y cómoda de facturar. Seleccione su asiento e imprima su tarjeta de embarque. La compañía obliga al pasajero a facturar con 30 o 60 minutos de antelación dependiendo del aeropuerto. Móvil.- Esta forma permite facturar desde el teléfono móvil descargando la tarjeta de embarque y dirigiéndose directamente a la puerta de acceso del avión. Siempre y cuando no se disponga de equipaje facturable en bodega. En el aeropuerto.- Austrian Airlines habilita unos quioscos de auto check-in, que permiten introducir los datos de la reserva y el nombre del pasajero para imprimir la tarjeta de embarque. Tras ello y en función de si se posee equipaje que facturar o no, el pasajero se puede dirigir a los mostradores de facturación de equipaje rápido “drop off”.

Equipaje

Austrian Airlines, cuenta con franquicia gratuita de equipaje tanto para cabina como para bodega. De mano.- La compañía permite un bulto de 55x40x23 cm de volumen y 8 kg de peso máximo. En el caso de Business, el pasajero puede transportar dos bultos de idéntico tamaño y peso. Facturado.- Austrian, permite transportar una pieza de equipaje de 23 kg máximo en la tarifa Economy y dos de 32 kg cada una en Business.

Asientos

Actualmente, la aerolínea permite la opción de elegir asiento por un módico precio mientras se realiza la reserva y hasta 48 horas antes de la salida programada del vuelo. El precio varía en función del destino: Vuelos de corta y media distancia, 10€ y 25€ para los de larga distancia. En el caso de pasajeros de Business y Economy Flexible, la reserva de asiento es gratuita. Existe otra categoría para reservar asiento que dispone de más distancia para las piernas. El precio para estos lugares limitados es de: 20€ para los vuelos de corto radio, 40€ para los de medio y 70€ para los de larga distancia.

Gastos de gestión

Austrian Airlines no cobra recargo alguno por reservas online. En el caso de reservas a través de su centro de atención al cliente o de un agente de viajes, el cargo es de 15€. El pago con tarjeta de crédito o débito, tampoco está sujeto a tasa alguna. Lo cual no quiere decir que el banco emisor de la tarjeta no cargue algún importe por el uso de la misma en la compra del billete.

Comida a bordo

La línea aérea austriaca, cobra tanto por la comida como por la bebida en cualquiera de sus vuelos en Clase Economy que estén por debajo de 1 hora y 40 minutos de duración, excepto en vuelos procedentes de Londres en los que el servicio está incluido. Los vuelos continentales, que superen la hora y 40 minutos incluyen un servicio de tentempié a bordo con té, zumo, agua y croissant o sándwich. En el caso de los vuelos intercontinentales la comida y la bebida están incluidas en el precio del billete, también en Clase Economy.

Puntualidad

Según Flightstats, web de referencia estadística en aviación comercial, Austrian Airlines cuenta con un 78% de efectividad media para todos sus vuelos. Con tan sólo un 5% de retraso crítico, podemos concluir por tanto, que la aerolínea de bandera austriaca se encuentra entre las 20 más puntuales de Europa. Su ruta estrella es Viena – Londres con un 81% de puntualidad.