Buscar

salida

Viajeros

Clase de cabina

Guía de Viaje de Ginebra

Descubre Ginebra

La mayoría de las compañías aéreas europeas hacen parada en el Aeropuerto Internacional de Ginebra, así como algunas compañías aéreas de América del Norte y muchos vuelos de bajo coste. Está a sólo 5 km de Ginebra, y te acerca al centro de la ciudad con taxis, autobuses, tranvías y trenes urbanos.

Lago Lemán

  1. Lago Lemán
  2. Es el lago más grande de la Europa Occidental, y presenta la fuente de agua artificial más grande del mundo, el Jet d’Eau

Disfrutar la Nieve

  1. Disfrutar la Nieve
  2. Visita una de sus estaciones de esquí, de espléndidas instalaciones y paisajes

Casco Histórico

  1. Casco Histórico
  2. Toda una experiencia perderse por el laberinto de sus calles adoquinadas y contemplar la magnífica Catedral de San Pedro

Cosas que hacer en Ginebra

Ginebra es una ciudad de espíritu libre, completa, con mucha cultura y numerosos parques, la mayoría a orillas de su lago. Sumérgete en su arquitectura y arte, en el Museo de Arte e Historia, completa muestra de la biografía occidental, o en el famoso y enorme Museo de Historia Natural, recomendable para toda la familia. Con un sinfín de actividades para hacer excursiones, el lago de Ginebra se antoja un paso obligatorio para cualquier visitante. Durante el verano es un hervidero, con toda clase de deportes acuáticos, y playas donde tomar el sol y nadar. Es, también, una puerta de entrada a los auténticos y pintorescos pueblos franceses, con excursiones en barco a través de la frontera.


El paisaje que brinda sus alrededores no tiene competencia entre otras grandes ciudades europeas. Para los que buscan unas vacaciones activas, se ofertan salidas de senderismo y ciclismo en la montaña. Esquiar en los Alpes, subir en funicular al monte Salave o visitar la Isla Rousseau, un santuario de aves, son otras interesantes ofertas turísticas. Para un descanso más tranquilo, relájate en sus bonitos valles o pasea entre sus montañas en un coche alquilado o incluso en bicicleta.

Comer y beber en Ginebra

Ginebra es posiblemente la ciudad más cosmopolita y la capital culinaria de Suiza, con excelentes restaurantes y una elección sorprendente de platos internacionales y locales, como la perca, el longeole (un salchichón marinado), cardos o sus famosos quesos. Como es una de las ciudades más caras del país, comer no suele ser barato. El distrito de Pâquis es hogar de los restaurantes y bares más elegantes, pero hay muchos restaurantes étnicos en torno a la estación de tren, que no te dejarán la cartera tiritando.

El tiempo en Ginebra

Debido a su altitud y geografía, las lluvias aparecen casi durante todo el año. Ginebra tiene un clima frío, sobretodo en invierno, con nieves frecuentes desde octubre a abril. Mientras, el verano suele ser agradable, con temperaturas que rara vez superan los 25 ºC.

¿Cuándo ir a Ginebra?

Los meses de verano de julio y agosto son los de mejor clima para viajar a Ginebra. Además, multitud de festivales animan la ciudad. Sin embargo, te debes enfrentar a multitud de turistas y precios elevados. Para evitarlo, mejor ir durante la primavera o el otoño, cuando las calles están menos concurridas. El invierno es la época ideal para los amantes de la nieve, o simplemente relajarse en la calidez de uno de los cafés de la ciudad. Diciembre atrae a muchos visitantes por su Festival de L'Escalade, un recuerdo festivo de su pasado histórico.

Vuelos a Ginebra

La mayoría de las compañías aéreas europeas hacen parada en el Aeropuerto Internacional de Ginebra, así como algunas compañías aéreas de América del Norte y muchos vuelos de bajo coste. Está a sólo 5 km de Ginebra, y te acerca al centro de la ciudad con taxis, autobuses, tranvías y trenes urbanos.

Imágenes por Flickr/Salvatore.Freni

cerrar