Guía de Viaje de Estambul

Descubre Estambul

Estambul es la única ciudad del mundo que se asienta sobre dos continentes - Europa y Asia - y en la que como tal, conviven dos ambientes totalmente distintos. El poderoso Bósforo, también conocido como estrecho de Estambul, separa la parte europea (Rumeli), de la parte asíatica (Anadolu), dividiendo la ciudad en dos mitades, lo cual que ofrece al visitante la oportunidad de realizar paseos en barco desde donde disfrutar de espectaculares vistas de la ciudad. La fundación de Estambul se fecha generalmente en 667 a. C., cuando el colono griego, Bizancio, dirigió una expedición para establecer una colonia lejos de las superpobladas ciudades de Atenas y Megara. Actualmente, esta "colonia" es el hogar de más de 11 millones de personas y es visitada por millones de turistas que se sienten atraídos por esta maravillosa mezcla de culturas entre Oriente y Occidente, su gastronomía, su arquitectura y la existencia de maravillosos lugares de belleza y fama mundial.

Mezquita Azul (del Sultán Ahmed)

La Mezquita Azul

Este imponente edificio con sus fachadas de trabajado azulejo azul debería estar en la lista de cualquier visitante.

El Gran Bazar, Estambul

El Gran Bazar

Miles de pequeñas tiendas en un auténtico laberinto de calles, ¡un paraíso para los compradores! Eso sí, más te vale aprender a “regatear”.

Santa Sofía

Santa Sofía

La Iglesía de la Divina Sabiduría, con más de 1400 años de antigüedad, es uno de los edificios religiosos más importantes del mundo, ¡y hogar de algunos verdaderos tesoros!

Cosas que hacer en Estambul

Estambul tiene una considerable cantidad de edificios históricos y visitar las numerosas mezquitas puede ser fascinante. Entre las atracciones principales estarían “La Mezquita de Solimán” y “La Mezquita Nueva”, esta última se asienta sobre el muelle de Eminönü y es una popular parada de tranvía dada su proximidad con el Bazar de las Especias, donde podrás encontrar y comprar cualquier especia imaginable. Eminönü es uno de los principales puntos de partida de los “ferries” que ofrecen recorridos por el Bósforo y proporcionan excelentes vistas de la ciudad y las lujosas mansiones que bordean el río. Estate también muy pendiente a los “superyates” que también son frecuentemente fletados desde la ciudad. Otras visitas que no debemos olvidar son la “Cisterna Basílica” (también conocidad como el Palacio Sunken) y el Palacio Topkapi. El primero es una impresionante pieza de ingeniería bizantina y fue construida en el 532 dC para satisfacer la creciente necesidad de agua de la ciudad. El Palacio de Topkapi fue la residencia de los sultanes otomanos que gobernaron, desde allí, por más de 400 años. En la actualidad, y desde 1924 es un museo que alberga una magnífica colección de joyas, tesoros, trajes imperiales, manuscritos,... Aparte de por su grandeza, también es digno de visitar por las fabulosas vistas del Bósforo que se pueden obtener desde los numerosos balcones y terrazas.

Comer y beber en Estambul

Estambul ofrece sabores para todos los gustos. La comida de los puestos callejeros es buena y barata. Prueba un “simit” (un enorme anillo de pan turco) o una deliciosa mazorca de maíz. Dada la proximidad con el Bósforo, el pescado es fresco y muy sabroso, aunque puede ser aconsejable evitar los mejillones vendidos en la calle, ya que en ocasiones antes de llegar a nuestras manos, después de haber sido recogidos, han pasado todo el día al sol… Encontrarás una variadísima carta de deliciosos “kebabs” en cualquier restaurante, así como de “mezes” (un surtido de pequeños platos compuestos por toda clase de verduras, carnes, pescados, aceitunas y quesos). Eso sin hablar de los impresionantes dulces, como el típico “lokum, tambien conocido como “delicias turcas” (elaborada con miel o melaza, agua de rosas y almidón, y a veces rellena de frutos secos como pistachos o almendras, cortadas en cuadraditos del tamaño de un bocado y rebozadas en azúcar glass) magnificas para acompañar un té o café turco (muy concentrado y a base de moler el café al punto de tener consistencia de harina, por supuesto servido en pequeñas tazas de cristal sin asa) … ¡una auténtica perdición para los más glotones!

El tiempo en Estambul

Estambul tiene un clima variable, con inviernos razonablemente fríos y veranos muy calurosos. El invierno es la estación más húmeda y la lluvia a veces puede prolongarse hasta el final de la primavera.

¿Cuándo ir a Estambul?

Finales de primavera y principios del otoño son en general las mejores épocas para visitar la ciudad, evitando así la principal temporada de vacaciones en julio y agosto, cuando los precios, las temperaturas y el número de turistas se encuentra en su nivel más alto. Si el tiempo no es importante, entonces hay mucho a favor de visitar Estambul en invierno, cuando las mayores atracciones turísticas se encuentran relativamente vacías.

Vuelos a Estambul

Estambul cuenta con dos aeropuertos. La opción más recomendable es el aeropuerto internacional de Atatürk, ya que gracias a la comunicación directa a través de un tren de bajo costo y la red de tranvía de la ciudad se puede llegar al centro de Estambul en poco más de una hora. Por otra parte, algunos vuelos aterrizan en la parte asiática, en Sabiha Gökçen, donde podrás alquilar un coche o desplazarte en taxi hasta la ciudad.

Imágenes por Flickr/ John Picken

ES
Escriba un país, ciudad o aeropuerto
Escriba un país, ciudad o aeropuerto
+12 años
-12 años
-2 años
 
Consulta de precios (nuevas ventanas)
    buscar 45 compañías aéreas

    Sitios internacionales

    Estás conectado como

    Configuración de cuenta Cierra la sesión