Buscar

salida

Viajeros

Clase de cabina

Guía de Viaje de Cracovia

Descubre Cracovia

Cracovia es una de las ciudades más cosmopolitas y un importante centro cultural de Polonia. Ciudad Europea de la Cultura en el año 2000, durante mucho tiempo fue además capital del país. Se trata de una ciudad llena de historia, con espléndidas muestras de arquitectura renacentista y gótica, pues a diferencia de otras muchas ciudades polacas, en Cracovia estas construcciones tuvieron la suerte de sobrevivir a la Segunda Guerra Mundial. Desde el ambiente y el encanto del casco antiguo a las galerías de arte, restaurantes y bares más vibrantes del barrio judío, Kazimierz … no es de extrañar que Cracovia sea un importante centro turístico, visitado por más de 7 millones de turistas al año.

Basílica de la Virgen María

Basílica de la Virgen María

Una imponente iglesia gótica que contiene esculturas y obras de arte de su época

Calle de los Canónigos

Calle de los Canónigos

La ruta perfecta hacia la “Colina de Wawel”, con sus antiguas calles antiguas llenas de encanto y bellas construcciones renacentistas

Museo de la Farmacia

Museo de la Farmacia

Echa un vistazo a las curas y pociones de la antigua botica

Cosas que hacer en Cracovia

Entre los tesoros de la ciudad se encuentra la “Colina de Wawel”, sede de de las joyas del legado de la historia polaca: la Catedral de Cracovia o Catedral de San Estanislao y el Castillo Real. El Castillo de Real fue el centro político de Polonia hasta el siglo XVI y como antigua capital del país, Cracovia muestra aquí los rastros de su antiguo esplendor y de la rica herencia del país. La mayoría de las coronaciones de Polonia, así como los entierros reales tuvieron lugar en la Catedral de Estanislao, por lo que es posible visitar las capillas funerarias, entre las que destaca la de Segismundo I, considerada una de las obras maestras del arte polaco. Además, también es posible subir a la torre para disfrutar de unas magníficas vistas panorámicas de la ciudad, y admirar Campana de Segismundo, que pesa alrededor de 10.000 kg. La Plaza del Mercado, Rynek Glowny, es una enorme y bellísima plaza con impresionantes muestras de arquitectura renacentista y gótica, y el lugar perfecto para descansar para tomar un café y disfrutar de las impresionantes vistas del “Sukiennice” o “Lonja de los Paños”, una construcción de estilo renacentista que data de finales del siglo XIV, erigida para albergar el comercio textil que antiguamente se desarrollaba, bajo un techado más discreto, ese mismo lugar. El interior del Mercado de los paños se ha convertido en un gran mercado de tiendas de souvenirs, no obstante, su segunda planta también constituye la sede del Museo Nacional, donde se puede admirar una fantástica muestra de arte y pintura polaca. Uno de los atractivos turísticos más subestimados de la ciudad es el Zoo, a pesar de ocupar una extensión de más de 20 hectáreas de zona forestal y dar cobijo a más de 2000 animales de más de 300 especies diferentes de todo el mundo. Está situado a solo 10km al oeste de Cracovia, y es el destino ideal para pasar un tranquilo día en familia y huir de la bulliciosa ciudad. La “Tarjeta Cracovia” es una buena manera de ver más y pagar menos. Disponible para dos o tres días, ofrece autobús gratuito y tranvía por toda la ciudad, así como acceso gratuito a una treintena de museos.

Comer y beber en Cracovia

La cocina tradicional polaca cuenta con una influencia muy variada de distintas culturas, pues aunque su origen es mezcla eslavo/alemán y por supuesto sus propias tradiciones culinarias, tiene gran influencia turca, judía, armenía o incluso francesa. La caza fue en su día el pasatiempo polaco preferido, por lo que son típicos los platos de caza como el "Pato Cracovia”, que se sirve con un delicioso jugo de setas, un plato muy popular. El país está lleno de agua mineral de la más alta calidad, por lo que cuenta con cultivos de frutas que producen magníficos zumos. El consumo de té está muy extendido y suele servirse con poco azúcar y una rodaja de limón, pero rara vez con leche; junto a la cerveza constituyen las dos grandes bebidas nacionales, ¡y se consumen siempre en vaso grande! El vodka polaco es otra de las bebidas alcohólicas de primera necesidad y es bastante fuerte: 40 a 45% de alcohol.

El tiempo en Cracovia

Cracovia tiene un clima templado, con temperaturas promedio en enero situándose en torno a 0 ° C, por lo que los meses de invierno suelen cubrir la ciudad de nieve. La primavera es ideal para visitar la ciudad, con temperaturas suaves, mientras que el verano ofrece un clima cálido y seco, aunque no demasiado calurosas, pues las temperaturas máximas se suelen alcanzar en julio, y rara vez superan los 24 ° C.

¿Cuándo ir a Cracovia?

Dado que Cracovia es un destino turístico para todo el año, no importa cuando decidas ir, en cualquier época del año encontrarás una ciudad animada y llena de vida. Sin embargo, la mayor afluencia turística suele producirse en verano, por lo que es muy aconsejable visitar la ciudad en los meses de mayo a junio, o incluso de finales de septiembre a octubre, pues con suerte el tiempo seguirá siendo agradable y no encontrarás la ciudad demasiado masificada.

Vuelos a Cracovia

El Aeropuerto Internacional de Juan Pablo II está situado a 11km de Cracovia, y está muy bien comunicado con la ciudad, tanto por taxi, autobuses o tren, que en tan solo 15 minutos te llevará al corazón de la Cracovia.

Imágenes por DoctorWho2

cerrar