Hoteles en Bournemouth

Bournemouth, el balneario de Dorset

Uno de los clásicos destinos costeros del sur de Inglaterra. Más de 11 kilómetros de playas de arena blanca y verde mar son el reclamo principal de la localidad y sus alrededores. Pero además, casas victorianas, art decó sobre jardines perfectos y una naturaleza cercana que proporciona; acantilados jurásicos y una idílica campiña que recorrer.

Debido a que Bournemouth es una ciudad pequeña, prácticamente el 80% de los establecimientos hoteleros se concentran en la zona inmediatamente paralela a la playa. Ya sea en primera, segunda o tercera línea, los hoteles, hostales, apartamentos y bed & breakfast, están muy agrupados.

Línea litoral de Bournemouth.- La mejor zona en nuestra opinión para alojarse en Bournemouth, son las calles paralelas y sus perpendiculares a la costa. En el lado este de la ciudad, tomando como eje los “Lower Gardens”, la calle Dr. Overcliff y sus perpendiculares: Meyrick Rd, Manor Rd y Derby Rd, están salpicadas de todo tipo de alojamiento, incluyendo los mejores hoteles. Hacia el lado oeste y sobre las calles: Bath Rd, Priory Rd, y West Cliff Rd, se concentra el otro gran grueso de la oferta hostelera del centro de la ciudad, sobre todo apartamentos turísticos para todos los bolsillos y los clásicos B&B, que para los que no hayan disfrutado nunca de este tipo de alojamiento, puede resultar una experiencia muy agradable.

Poole.- En dirección oeste y tras pasar “Upton Lake” y su comunicación con el mar “Back Water Channel”, se encuentra “Poole”, que se podría definir como una localidad del área metropolitana de Bournemouth, que aunque sin playa propia, resulta algo más barata y tranquila si cabe para alojarse. Es como un pequeño pueblo costero, con su pequeño muelle, su calle principal peatonalizada y pintorescos comercios y restaurantes.

Christchurch.- En dirección este, más en el interior se ubica esta otra localidad dormitorio de Bournemouth, que cuenta con algún que otro hotel a orillas del río Stour. Al estar más lejos de la costa y de los atractivos turísticos, resulta sensiblemente más barata.

Imprescindibles de Bournemouth:

Oceanarium.- Magnífico acuario con especies de todo el mundo que además se ocupa de parcelas de investigación y conservacionismo. Muy visitado por niños y mayores.

Russel-Cotes Art Museum.- No muy lejos de oceanarium, sobre el mismo espigón, se encuentra el museo más importante de la ciudad. Presenta un recorrido por la atmosfera artística victoriana más típica y la entrada es gratuita.

Bournemouth Eye.- Consiste en un globo amarrado en los Lower Gardens (principal parque de la ciudad), que se eleva varios metros del suelo, proporcionando una vista maravillosa de la costa de Dorset.

The Upper, Central and Lower Gardens. - Es el pulmón verde de Bournemouth. Se divide en tres partes que van desde la playa hasta la parte alta de la ciudad dibujando un bucólico paisaje victoriano.

St. Peter’s Church.- Es el edificio más relevante de Bournemouth y en su predio están enterrados algunos de los personajes más importantes de la ciudad.

Surf Reef.- Es un recinto artificial creado para ampliar el tamaño de las olas para los surfistas. Las playas de Boscombe y Southbourne, tienen fama de ser ideales para la práctica de deportes náuticos.

Comer en Bournemouth.- Más de 250 restaurantes de todo tipo de comida, parecen suficientes para satisfacer el paladar más exigente. No te vayas sin probar, el marisco de la zona y el famoso “fish ´n´chips” (pescado frito con patatas), son las estrellas de una gastronomía muy variada y con mucha influencia internacional.

De compras.- El centro de Bournemouth es peatonal lo que representa una comodidad añadida tanto para locales como forasteros a la hora de comprar. El mercado de Boscombe, es el más importante y animado y permite adquirir todo tipo de productos locales, así como antigüedades y recuerdos de colección. En Westbourne, se concentran todas las tiendas de firma y diseñadores locales, negocios delicatesen y centros de belleza.

Vida nocturna.- Los pubs son el principal atractivo de la vida nocturna en Inglaterra en general. Pero es que además, Bournemouth cuenta con alguna que otra discoteca e incluso en verano los espectáculos pirotécnicos en la playa y la iluminación de los lower gardens son casi diarios.

Cuando venir.- Bournemouth, es una ciudad balnearia y por tanto su interés radica principalmente con buen tiempo. De modo que nuestra recomendación es que vegas en verano. 

más

Imágenes por Flickr/escapio