Hoteles en Dallas

Situada al noreste de Texas, Dallas es la capital de la movida nocturna del estado. Sofisticada y tradicional a partes iguales. Es centro cultural y artístico de primer orden y gracias a su clima templado, recibe un gran número de visitantes anuales. Ven a conocer esta urbe de más de 1 millón de habitantes y todos los atractivos del viejo sur de EE.UU.

Dallas como cualquier ciudad norteamericana, cuenta con un gran número de establecimientos hoteleros de todos los niveles y precios. Desde los hoteles de gran lujo, pasando por los de cadena internacional y nacional de 3 y 4 estrellas, pensiones de estilo americano, hostels y albergues económicos para los presupuestos más ajustados.

Downtown.-Es el corazón de la ciudad, distrito financiero y de negocios que ofrece un buen número de hoteles funcionales de 3 y 4 estrellas entre centros comerciales, zonas de restaurantes muy animados, sobre todo al medio día. Elm Street y Commerce Street son los principales emplazamientos de esta bulliciosa área.

Park Central.-Al norte de la ciudad se ubica esta zona a medio camino entre el centro y el aeropuerto. Aquí, si te gustan los centros comerciales, tiendas curiosas y lugares para el entretenimiento disfrutarás en hoteles familiares y apartamentos de alquiler económico.

Galleria.-Los alrededores de este súper centro comercial son lugar de alojamiento de miles de visitantes de la ciudad tejana cada año. Hoteles baratos, pensiones de estilo americano y por supuesto un estupendo catálogo de hoteles de 3 estrellas sin grandes alardes pero de servicio correcto.

Market Center.-Otro gran centro comercial entre tradicional y sofisticado que en sus alrededores cuenta con hoteles de gran nivel a precios en algunos casos prohibitivos, a juego con las tiendas de firma que alberga.

Imprescindibles de Dallas:

Torre Reunión.-Es el emblema de Dallas, inaugurada en 1978 resalta por su característica su parte esférica y desde ella se puede disfrutar de la mejor vista de la ciudad.

Plaza de la Américas.-Esta lujosa y prestigiosa plaza es centro de reunión de los locales. Puestos de comida, cafeterías, heladerías y muy cercana a Pearl Station, gran estación central de la ciudad.

Monumento John F. Kennedy.-Aquí se encuentra el monumento al presidente norteamericano asesinado en 1963 en pleno centro de Dallas. Todo un lugar de peregrinaje para muchos estadounidenses.

Museo Perot de Naturaleza y Ciencia.-Este museo de estructura exterior cónica muestra todo un catálogo de grandes inventos u tecnología de los últimos siglos.

Museo del Sexto Piso.-Es uno de los favoritos de los turistas ya que cuenta con una exposición permanente de objetos relacionados con el asesinato del presidente.

Comer en Dallas.-Además de la gran cantidad de restaurantes internacionales que salpican la ciudad, la barbacoa es la gran estrella del universo tejano. Comida mejicana y sobre todo Tex Mex, hacen de Dallas, la capital de las costillas asadas, los nachos con frijoles, quesadillas y alguna que otra especialidad en la forma de cocinar el pollo. Todo ello convierte a Dallas en el paradigma de lo que imaginamos como gastronomía norteamericana.

De compras.-El West Village, Park Lane o Galleria, son lugares principalmente dedicados al “shopping”, como casi todas las ciudades norteamericanas en Dallas, se puede comprar de todo. Una innumerable oferta que hará enmudecer a cualquier cliente. Moda, zapatos, electrónica, sombreros tejanos, parafernalia tejana y todo tipo de complementos. Te sorprenderá la variedad y el estilo de esta capital sureña.

Vida nocturna.-Bares tradicionales, cantinas, clubes de chill out muchos de ellos con un diseño ciertamente arriesgado. Los pubs típicamente tejanos donde tomar una cerveza se convierten en un auténtico placer, la mayoría cuentan con escenario para conciertos de música en directo. La música country (seña de identidad de Dallas), se combina con un sinfín de bares y discotecas de todos los estilos y gustos.

Cuando venir.-Dallas tiene clima subtropical húmedo con tendencia continental. Con veranos muy cálidos, más de 40ºC en las horas centrales del día, suponen un esfuerzo para cualquier turista que quiere recorrer la ciudad. Por ello nuestra recomendación es venir en primavera u otoño ya que las temperaturas suelen ser templadas. El invierno contra lo que se pueda pesar es frío y seco y en ocasiones con presencia de nieve.

más

Imágenes por Flickr/escapio