Hoteles en Doha

Capital del pequeño emirato de Qatar, situada en pleno Golfo Pérsico, supone un destino de paso hacia el lejano oriente y Oceanía, que cada vez se esmera más por mejorar la estancia de sus visitantes. El petróleo y el gas han convertido a éste que fue pequeño pueblo de pescadores y buscadores de perlas, en una pujante ciudad donde el turista puede mecerse entre la aventura del desierto, hermosas playas y el lujo árabe a precios nada populares.

Los hoteles de Doha, no bajan de las 4 estrellas, así que como te imaginarás su nivel es alto o muy alto. Cualquier otro tipo de alojamiento no está contemplado adrede, digamos que los presupuestos ajustados no son bien venidos. Dos zonas principales para alojarse.

West Bay.- Es la parte más moderna y de reciente construcción de la ciudad. En ella se ubican hoteles de las principales cadenas del mundo que suelen ser ocupados por hombres de negocios en viaje de trabajo. No en vano, en esta área se encuentran los cuarteles generales de las grandes compañías con sede en Doha. 

Zona Diplomática.- Justo al otro lado de la bahía alrededor de las calles Diplomatic St, Ambassadors St y Omar Al Mukhtar. Excelentes establecimientos casi todos localizados en enormes rascacielos en un entorno distinguido y pluscuamperfecto. Es incluso más caro que West Bay y supone un concepto de alojamiento al máximo nivel.

Imprescindibles de Doha:

Souq Waqif.- El Zoco viejo, en pleno centro de la ciudad antigua, que cada vez queda más reducida ante la inmensidad “modernosa”, que la rodea. Es un hervidero comercial que conserva cierto encanto y permite tomar té y comprar algún que otro recuerdo. Allí se encuentra el Centro Cultural Islámico y su torre en espiral. 

La Corniche.- Es el Paseo Marítimo, separada del casco antiguo por una avenida muy transitada, sigue conservando el sabor clásico de la Doha antigua. Dowhs (antiguas embarcaciones) fondeadas junto a barcos pesqueros y de fondo la silueta de la ciudad moderna.

The Pearl.- Al norte de la zona diplomática, se encuentra este extravagante capricho de millonarios que conforma esta isla artificial, que compite con la Palmera de Dubái en espectacularidad. Villas de lujo, hoteles increíbles, yates, etc.

Al Safliya y Safliye.- Dos islas cercanas deshabitadas a las que se llega en 10 minutos desde el muelle de la ciudad en una de las embarcaciones tradicionales. Sus playas son absolutamente paradisiacas y dependiendo del día puede que te encuentres absolutamente sol@.

Palm Tree Island.- Otra isla cercana ideal para familias. Apacibles y hermosas playas con un agua azul turquesa y a 25ºC. El paraíso de los deportes náuticos, paseos en camello y magníficos restaurantes, bares y cafés. El acceso no es gratuito y su precio está en función del tipo de actividad que se quiera desarrollar.

Comer en Doha.- Influencia hindú e iraní en casi todos los platos de la gastronomía qatarí. Pescados, mariscos, frutos secos, aceitunas, queso, yogur y café ¡delicioso por cierto! Así que para empezar te recomendamos un Machbous (especie de risotto muy condimentado con carne y mariscos), después Harees (pasta de harina de trigo y cordero) y de postre una Esh Esaraya (exquisita tarta de queso y crema). Acto seguido, ¡a correr por alguna de las playas del emirato!

De compras.- Centros comerciales inmensos, zocos y tiendas pequeñas, son las principales opciones que este país de cultura árabe, muy comercial, muestra. El Zoco Waqif, vende artesanía, especias, incienso y perfumes. El Zoco Omaní, está dedicado a productos artesanales propios: miel local, monturas de camello hechas a mano, alfarería y flores. Por último el Zoco de Oro, es el paraíso de los amantes de la joyería y las piedras preciosas. Además, los centros comerciales ofrecen miles de m2 de tiendas de todo tipo y ocio inagotable.

Vida nocturna.- Los hoteles de Doha albergan excelentes bares, discotecas y clubes nada habituales en el resto de la ciudad. Para los que buscan algo más tradicional, te animamos a visitar algún salón de “Shisha”, allí entre almohadones y pipas en las que fumar tabaco con sabor a frutas, podrás pasar una velada inolvidable.

Cuando venir.- Nuestra recomendación es hacerlo entre Octubre y Abril, más adelante la temperatura externa es incompatible con la vida humana… 

más

Imágenes por Flickr/escapio