Hoteles en Niza

Para muchos la ciudad más italiana de Francia, puede parecer un contrasentido, pero esta hermosa capital de la costa azul, ciudad natal del gran Matisse, conserva muchos de los tics de sus vecinos de patio. Alto nivel de vida en un entorno privilegiado, paisajes mediterráneos y ritmo de vida tranquilo. Destino ideal para románticos empedernidos, estudiantes y jubilados de distintas partes de Francia y Europa, que han fijado aquí su residencia.

 

Como te imaginarás, alojarse en una ciudad costera y turística como Niza, no será difícil. Un gran número de hoteles de todo tipo y condición, hostales y apartamentos turísticos, salpican la ciudad y sus alrededores.

 

Casco histórico.-Conocido allí como la “Veille Ville”, es un entramado de callejuelas medieval, de edificios pintados de vivos colores, todos ellos muy mediterráneos. Allí se pueden encontrar apartamentos turísticos de diseño, y magníficos hoteles boutique a precios variables dependiendo de la temporada. Es una zona turística pero conserva la esencia de la Niza tradicional.

 

Cimiez.-Situado en un alto, este exclusivo barrio, cuenta con hoteles de gran nivel incluso alguno de lujo. Las vistas son espectaculares y la tranquilidad de la zona invita a pasear por sus calles, aunque queda un poco alejado de las playas.

 

Alrededores del muelle y Mont Boron.-Es la zona del puerto, el antiguo barrio de pescadores junto al parque de Mont Boron. Hoteles boutique, hostales y pensiones en el área más marinera de Niza.

 

Plaza Masséna.-Es el ensanche de Niza, en las cercanías de la avenida Saint Jean-Baptiste y el bulevar Carabacel, hoteles de cadena y otros menos conocidos fuera de Niza, ofrecen la mejor oferta calidad precio a medio camino entre la costa y el interior.

 

Imprescindibles de Niza:

 

La Veille Ville.-El casco antiguo de Niza, es sin duda la parte más hermosa de la ciudad. Calles empedradas, repletas de tiendas de artesanos, algunas con siglos de existencia y edificios religiosos destacables.

 

La Capilla de la Misericordia.-De 1740, construida en honor a la Cofradía de los Penitentes Negros, está situada en el Cours Saleya.

Palacio de Justicia.-Residencia de los príncipes de Saboya en la ciudad, fue levantado en el S.XVII.

 

La Casa de Adán y Eva.-En la esquina de las calles Poissonnerie y Cours Saleya, se encuentra este maravilloso edificio que muestra bajo relieves de 1584. Destaca también por el aire mediterráneo de su fachada.

 

El Paseo de los Ingleses.-Un hermoso paseo marítimo, principal imagen de la capital de la costa azul, no te prives de recorrerlo y disfrutarlo en todo su esplendor.

 

Playas.-Un sinfín de ellas, van desde Rauba Capua hasta el aeropuerto. El único inconveniente es que no son de arena fina, sino de pequeñas piedrecitas que incomodan un poco el desplazamiento descalzo y que además en muchos casos son privadas y bañarse tiene un coste diario. La del paseo de los ingleses es la playa pública más céntrica y también la más concurrida, en un entorno maravilloso, los meses de verano resulta un poco masificada, pero sigue llamando poderosamente la atención el intenso color azul de sus aguas.

 

Comer en Niza.-Estamos en Francia, cerca de Italia y junto al mar Mediterráneo, así que lo de comer es una asignatura aprobada con nota. Ensalada nizarda (lechuga, tomate, huevo y atún), una mixta contundente de toda la vida, que mirando al mar, resulta un placer de dioses. Y después, pastas, pescados a la brasa o al horno, el famoso Ratatouille (guiso de verdura provenzal), quesos y buen vino, son algunos de los tesoros que te esperan en esta ciudad y su región.

 

De compras.-Niza es Francia y eso es sinónimo de moda y perfumería: lavanda, hierbas de la Provenza, bordados típicos, flores etc. Todo ello con denominación de origen, conviene estar atento para que no te den “gato chino por liebre francesa”. El mercado de Cours Selaya, es el lugar donde encontrar casi de todo y a cualquier precio, Martes a Domingo, todo el año.

 

“Nice la nuit”.-El casco antiguo, con sus bares, pubs y discotecas aglutina gran parte de la diversión nocturna de Niza. El paseo de los ingleses, queda para los amigos del casino y la jet set mediterránea.

 

Cuando venir.-El Mediterráneo es siempre un destino apetecible, aunque Niza es verdaderamente aconsejable los meses de: Mayo, Junio, Septiembre y Octubre, no en el invierno y no en el la masificación del pleno verano.

más

Imágenes por Flickt/Mari & Nacho

cerrar