Rio de Janeiro

Hoteles en Río de Janeiro

Existen pocos lugares geográficamente mejor dotados que el emplazamiento donde está ubicada la hermosa ciudad de Río de Janeiro. La bahía de Guanabara, es uno de esos lugares únicos en el mundo, que un día alguien con acento portugués descubrió y decidió reservar para emplazar un asentamiento humano. Allí nació el 20 de Enero de 1502 una de las perlas turísticas del planeta tierra, la bahía de Enero, ha sido, es y será, uno de los grandes destinos anhelados por turistas de todo el mundo.

Como es lógico una ciudad con semejante trasiego de visitantes dispone de una red hotelera de cierta importancia, pero de la que es preciso dominar una serie de pistas e inconvenientes que tienen que ver con el tamaño de la ciudad y la seguridad.

Centro.- El distrito más concurrido de Río, ofrece hoteles algunos de ellos de gran nivel por su ubicación en grandiosas residencias coloniales de estilo lujoso, principalmente en los alrededores de la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria. Un poco más al sur por la avenida Rio Branco (principal arteria carioca), se accede a la Playa de Flamengo, donde se pueden encontrar hoteles turísticos mucho más asequibles.

Lapa y Santa Teresa.- Es sin duda el distrito más animado de Río, situado al oeste de la avenida Rio Branco, al sur de la zona centro. Junto al acueducto Arcos de Lapa, que se eleva ante el barrio de Santa Teresa, se pueden encontrar pequeñas posadas (B&B y hoteles con encanto), sobre calles empedradas y locales de diseño.

Copacabana.- También al sur de la zona centro y siguiendo la Avenida Atlántica, nos saluda una de las playas urbanas más bellas del mundo. Copacabana, es la vida de río sobre granos de arena, está repleta de hoteles, algunos de 4 y 5 estrellas, otros de cadenas internacionales y casi todos con vistas al imponente morro del Pao de Açucar.

Ipanema y Leblon.- Continuando por la refulgente costa carioca, se llega a los distritos más modernos y chic de la ciudad. Sólo con un vistazo, te darás cuenta de que subió el nivel, en los bronceados, en los partidos de vóley playa, en lo escultural de los cuerpos y sobre todo en el precio de los hoteles y apartamentos. Todo ello vigilado por el Cristo Redentor, sobre el Cerro Corcovado.

Barra de Tijuca.- Más al oeste aún, sin abandonar la idílica costa, entramos en el elegante barrio de la Barra de Tijuca. Hoteles familiares de muy buen nivel y trato exquisito, ideal para relajarse, comer y beber sin prisas ni agobios.

Imprescindibles de Río:

Barrio de Santa Teresa.- El barrio bohemio y soñador que todas las ciudades deberían tener. Date un paseo por el Largo dos Guimarães y súbete al “bondinho” (pequeño tranvía de principios del S.XX que todavía circula).

Playa de Copacabana.- La playa de las playas, la del pueblo, 6 km donde se refleja la sombra alargada de la curiosa sociedad carioca, muy turístico sí, pero imprescindible.

Playas de Ipanema y Leblón.- Cuna de la Bossa nova donde le cantaron a aquella muchacha Antonio Carlos Jobim y Vinícius de Morais en los 60. Aunque el agua esté fría y las olas sean considerables no te podrás resistir.

Maracaná.- La basílica de San Pedro del fútbol mundial, te guste o no este deporte tienes que intentar pisar su césped.

Museo de Arte Contemporáneo de Niteroi.- Sólo el impresionante edificio del arquitecto Niemeier merece la pena, sí además entras, habrás triunfado.

Comer en Río.- Vaya por delante una premisa muy brasileña y es que en Brasil se suele tomar plato único y postre. Y casi todo contiene frijoles, arroz, carne y frutas. No te molestes en defenderte, tendrás que probar Feijoada (cerdo, arroz, harina de mandioca, naranja, etc.) También te ofrecerán por la calle de forma aleatoria: queso coalho (servido en brasas), salchichao rebozado de farofa y tapioca (similar a un crepe con cualquier relleno). Todo ello acompañado de cerveza local, caipiriña, agua de coco o refrescos a base de Guaraná.

De compras.- Además de centros comerciales grandes y variados, Río ofrece un buen número de mercadillos ambulantes donde conseguir artesanía, ropa, calzado, fruta y hasta muebles.

Cuando venir.- En Río siempre es verano o primavera, por su ubicación subtropical Río disfruta de una temperatura media de 24ºC y es raro que ésta baje de 18ºC en ninguna época del año, así que, ¡ven cuando quieras y disfruta! 

más

Imágenes por Flickr/sdu