Hoteles en San Diego

Capital del sur de California, ubicada a 25 km de la frontera mejicana es según dicen sus propios habitantes “la ciudad del sol”. Como uno de los principales destinos turísticos del país, San Diego presume de fachada Pacífica de playas espectaculares y un clima suave prácticamente todo el año. Relax, sol, playas, parques y una intensa vida cultural y nocturna, hacen de San Diego un destino de primer nivel para cualquier visitante.

La urbe californiana es un polo de atracción turística de los más relevantes de EE.UU, eso supone una numerosa oferta hotelera para todos los gustos y posibilidades. Desde los hoteles más lujosos y exclusivos, pasando por hoteles correctos de cadenas internacionales, pensiones, apartoteles, hasta llegar a albergues para mochileros y campings cercanos a las mejores playas.

Centro.- En nuestra opinión es la mejor área de la ciudad para alojarse. Esta es una zona extensa en forma de curva sobre la costa de la Bahía. Allí se ubica el distrito más antiguo llamado “Gaslamp”, que alberga hoteles boutique y algunos otros de tamaño mediano pertenecientes a grandes cadenas. El resto es la zona financiera de San Diego y mezcla áreas comerciales jalonadas de rascacielos.

Valle Misión.- Una zona residencial y comercial, 10 km al norte del centro de San Diego. Resulta imprescindible tener vehículo propio para desplazarse hasta ella o desde ella. Ideal para familias ya que muy cerca concentra algunas de las atracciones familiares más importantes de San Diego. Hoteles de 3, 4 y 5 estrellas y alguna que otra pensión modesta al estilo americano, pero con buen servicio.

Bahía Misión.- A 15 km del centro se encuentra este pintoresco distrito, cercano al aeropuerto. Esta zona de bahías e islas es probablemente el enclave más espectacular del destino. Aquí resorts y complejos hoteleros de todo incluido proliferan, aunque existe la posibilidad de alquilar apartamentos turísticos en primera línea de playa a precios variados.

Imprescindibles de San Diego:

Gaslamp Quarter.- El área más antigua y mejor cuidada de San Diego. En pleno centro, su arquitectura victoriana restaurada, es una de las zonas más frecuentadas y verdadero núcleo del ocio nocturno de sus habitantes.

Balboa Park.- En pleno centro de la ciudad, resulta imprescindible no visitarlo. Casi 500 hectáreas de verde, museos y otras curiosidades. ¡No te pierdas el Spanish Village, construido en los años 30, es monumento histórico!

Museo del Hombre.- Cultura Maya y de otras tribus prehispánicas en un entorno académico y muy bien cuidado.

Railroad Museum.- Una exposición para grandes y chicos, maquetas en miniatura de las redes ferroviarias más importantes del país.

San Diego Zoo.- Uno de los zoológicos más famosos del mundo. Aparecido en varias películas, cuenta con unas instalaciones espectaculares.

Playas.- Otro de los grandes atractivos de la ciudad y su área metropolitana. Coronado Beach, Mission Bay, Pacific Beach, La Jolla Beach o Solana Beach, son las más populares.

Comer en San Diego.- Dada su proximidad al vecino Méjico, las especialidades típicas del país vecino, están ciertamente instauradas en la tradición gastronómica de la baja California. Burritos, hamburguesas, pescado (aunque con falta de imaginación), excelente marisco y por supuesto como en toda ciudad norteamericana, todo tipo de restaurantes de comida internacional. Griegos, franceses, italianos y españoles, salpican los barrios más “cool”.

Vida nocturna.- Tradicionalmente los puertos deportivos de San Diego han sido lugares de diversión y disfrute de sus habitantes. No obstante, la movida nocturna se ha trasladado en los últimos años a barrios como Gaslamp Quarter y Little Italy (ubicados en el centro histórico). El primero es el barrio del Jazz y el Rock típicamente americanos. Otras zonas para salir a cenar y continuar la noche son: La isla Shelter, la península de Point Loma, la isla Harbour y la Jolla, a unos 30 minutos del centro.

De compras.- El “shopping” es uno de los deportes norteamericanos más practicados, por eso San Diego cuenta con innumerables centros comerciales donde comprar: vino californiano, camisetas, ropa surfera, libros y recuerdos alusivos a sus parques de atracciones y zoológicos.

Cuando venir.- El clima mediterráneo que goza San Diego es uno de sus encantos más apreciados. Veranos calurosos e inviernos suaves hacen de la ciudad un destino todo tiempo. ¡Tú eliges!, pero que el clima no sea tu problema. 

más

Imágenes por Flickr/escapio