Hoteles en Santa Marta

Santa Marta, nieve y espuma

Dicen sus habitantes que es la ciudad más antigua de América del Sur. Situada en un entorno privilegiado entre la sierra y el mar, Santa Marta ofrece al viajero una mezcla de cultura ancestral, hospitalidad y naturaleza únicas en el continente americano. Playas caribeñas, a pocos kilómetros de cumbres nevadas que permiten diseñar vacaciones contrapuestas en un mismo destino.

Como ciudad turística de las más importantes de Colombia, Santa Marta cuenta con una más que correcta oferta hotelera. A continuación te mostramos las tres áreas principales para alojarse en la ciudad y alrededores.

Centro Histórico – Bahía.- Es como su propio nombre indica el meollo de la ciudad. Una zona plena de servicios y lugares de ocio para todo tipo de público. Aquí los hoteles varían su ubicación según estén incrustados en el casco histórico colonial o frente al paseo marítimo. Los primeros suelen ser hoteles boutique muchos de ellos de excelente diseño, aunque también hay algunos menos cuidados pero también más económicos. Junto a la playa, hoteles de cadenas locales e internacionales con vistas a la hermosa bahía.

Rodadero.- Es una playa ubicada en la bahía de Gaira y resulta ser la zona más visitada de la ciudad. A tan sólo 5 km del centro, se encuentra para muchos la mejor playa de Santa Marta.

Taganga.- A diez minutos en coche de Santa Marta es una zona alejada pero muy económica. Suele estar frecuentada por mochileros de todo el mundo en viaje iniciático por Latinoamérica, aunque también hay mucho turista nacional que para ahorrar en el presupuesto, se queda en esta agradable área.

Imprescindibles de Santa Marta:

La Catedral.- Primera basílica construida en América Latina en 1765 como desarrollo de una ciudad colonial que todavía se conserva en bastante buen estado.

Claustro San Juan Nepomuceno.- Inaugurado en 1810 como seminario mayor de la ciudad, es sin duda uno de los edificios más hermosos que atesora.

Claustro San Juan de Dios.- Edificación de estructura Art decó, es actualmente sede el museo Etnográfico.

Casa de la Aduana.- Está considerado el primer edificio levantado por los españoles en el nuevo mundo. En pleno centro histórico ha sobrevivido a incendios, terremotos, piratas, etc. Fue lugar de residencia vivo y muerto de Simón Bolívar, ya que su cuerpo fue velado en uno de sus salones.

Sierra de Santa Marta.- Es una de las cordilleras costeras más altas del planeta. Hunde sus alargados brazos en el mar formando espectaculares ensenadas y bahías de increíble belleza. Chengue, Gayraca, Cinto, Neguanje, Concha y Guachaquita, son lugares que merece la pena visitar.

Playas.- Es probablemente el principal atractivo de Santa Marta y su región y cuenta con innumerables entornos costeros entre los que te destacamos algunos:

Cabo de San Juan de la Guía.- Dentro del Parque Nacional Tayrona, es de las más espectaculares por el paisaje y la bahía en que se encuentra.

La Piscina -. También en el parque nacional, no muy lejos de la anterior, es un lugar idílico, no tanto para bañarse como por el enclave y las vistas.

Otras playas imprescindibles son: El Rodadero, Taganga (ambas muy cerca del centro), el Muerto, Arrecifes, los Ángeles, bahía Concha y la Gumara.

Comer en Santa Marta.- Indígenas, españoles y africanos han creado una cultura culinaria muy particular de este rincón de Colombia. Marisco, pescado, carimañolas (pastel de yuca o mandioca), arepas de huevo (empanadas), ñame (tubérculo local) y cocadas (pastelitos de coco), se complementan perfectamente con la carne proveniente de la fértil Sabana de Bolívar.

Vida nocturna.- Icono nacional de la rumba “fiesta”, es sin duda Santa Marta. Sabor tropical en sus noches a ritmo de vallenato, cumbia y música internacional. Bares, cafés, casinos y discotecas se dejan ver por el centro histórico y la zona del Rodadero. La calle 17 y sus alrededores rebosan de fiesta y diversión.

De compras.- El Rodadero es el barrio turístico y comercial por excelencia, decoración, artesanía de alta calidad, alimentos típicos, sombreros vueltiaos, nácar, en definitiva un sinfín de productos de buen nivel a precios asequibles.

Cuando venir.- El clima tropical caribeño de Santa Marta es casi perfecto todo el año, pero si es posible evita la temporada de lluvias entre Octubre y Diciembre, el resto vía libre. 

más

Imágenes por Flickr/escapio