Bolonia

Vuelos a Bolonia

Tres apelativos definen claramente a esta hermosa ciudad, capital de la región de Emilia Romagna. Bolonia “la docta”, porque en ella abrió sus puertas en el S.XI su universidad, la más antigua de Europa y una de las más prestigiosas del mundo. “La Roja”, tanto por la terracota de sus edificios como por su vinculación histórica a la izquierda italiana y “la Oronda”; comer en Bolonia, supone sumergirse en un paraíso de sabores y texturas inigualables: Los famosos Tortellini, el vino Lambrusco o la Mortadela entre otros, son típicamente boloñeses.

Como buena ciudad estudiantil, Bolonia posee una de las ofertas hoteleras más grandes de Italia. Los miles de estudiantes que viven allí durante los meses lectivos hacen que haya multitud de residencias y apartamentos para alquilar de cualquier precio y nivel. Además, hay un gran número de hoteles, hostales, albergues y hostels para todos los bolsillos.

Un paseo por el centro de Bolonia

Los Pórticos.- Más de 40 km de calles porticadas, hacen de Bolonia un lugar único en el mundo, el centro, es un laberinto intrincado que te hará sentir en otro tiempo. Datan de la baja edad media y tiene su origen en el esplendor, que para la ciudad supuso su universidad como centro del conocimiento europeo.

Las Torres.- Todas de origen medieval, llegaron a ser alrededor de 100, lo que daba un perfil urbano muy característico para las costumbres de la época. Desgraciadamente, a nuestros días sólo han llegado 20, de las cuales La Torre Asinelli de 98 m (la más alta), la Torre Altabella, la Prendiparte y la Garisenda, son las más importantes.

Los palacios son otro de los atractivos boloñeses: El Palacio Municipal, del S.XV, acoge uno de los relojes públicos más antiguos de Italia, el Palacio Re Enzo, surgido como ayuntamiento en el S.XIII y el de la Mercancía, construido en el S.XIV, son los más destacables.

De las iglesias de la ciudad conviene visitar: La Basílica de San Petronio, de estilo gótico, el complejo de la “Piazza San Stefano”, conocido como las siete iglesias; unidas por un claustro y un patio de origen románico y el coqueto santuario de la Virgen de San Lucas, situado en la colina de la Guardia.

Por último, el Palazzo dell’ Archiginnasio”, sede oficial de la universidad de Bolonia hasta 1838, es probablemente tanto por fuera como por dentro, la gran obra de arte de la ciudad.

Todo el centro está repleto de apartamentos de alquiler, albergues y residencias de estudiantes a buen precio, tanto para estancias cortas como más largas. Desde finales de Junio hasta primeros de Septiembre, muchos de los 80.000 estudiantes que viven normalmente, dejan sus habituales lugares de residencia. Lo que permite el acceso a alojamiento barato a miles de turistas que visitan Bolonia en verano. Para los que busquen hotelería tradicional, la Via dell’independenza, la Via Bertiera y los alrededores de la Via Marsala son el lugar done moverse.

Comer en Bolonia.- La gastronomía boloñesa y de su región es famosa en Italia, por su variedad y por ser cuna de la pasta. Algunos ejemplos que no puedes dejar de probar, son los Tortellini rellenos de carne o queso, inspirados según cuenta la leyenda en la forma del ombligo de Venus. “Cappelletti” (ravioles redondos) rellenos de requesón boloñés. Lasañas, tallarines, productos de huerta y los famosos embutidos de la región de Emilia Romagna (mortadela, chicharrones, salchichón rosa, sobrasada, jamón de Parma, etc.) Todo esto acompañado de excelentes quesos (parmigiano reggiano y el grana padano) y por supuesto, vino lambrusco.

La noche boloñesa.- Es sin duda, una de las más animadas de Italia. La inmensa comunidad universitaria, convierte a la capital de la región de Emilia en ciudad abierta 24 horas. Desde la cena que se puede alargar hasta altas horas, hasta las copas posteriores y los pubs y discotecas con horario hasta el alba, Bolonia representa una apuesta segura para los buscan fiesta.

De compras.- Como te imaginaras, la tradición comercial y artesanal de Bolonia viene de muchos siglos atrás. En su casco histórico, es posible adquirir artesanía de excelente calidad. Concretamente la zona del “Quadrilatero” representa, alrededor de su Plaza Mayor, la esencia comercial de Bolonia. Comida, bebida, ropa, recuerdos y un sinfín de cosas más que encontrar en un maravilloso paseo por la parte comercial del casco histórico.

Cuando venir.- Dependiendo del propósito: el verano es caluroso pero permite acceder con más tranquilidad a todo, incluido el alojamiento. Cualquier otra época del año, invita a disfrutar de un ambiente juvenil y cultural de primer orden. De modo que ¡tú eliges! 

más

Los vuelos más baratos a Bolonia Internacional desde...

 Ofertas de hoteles en Bolonia Internacional

Hoteles en Bolonia

 Lo más buscado en Skyscanner...

desde 46 € ida y vuelta

ES
BLQ
Escriba un país, ciudad o aeropuerto
Escriba un país, ciudad o aeropuerto
+12 años
-12 años
-2 años
 
Consulta de precios (nuevas ventanas)
    buscar 45 compañías aéreas

    Sitios internacionales

    Estás conectado como

    Configuración de cuenta Cierra la sesión