Buscar vuelos

Tipo de vuelta

Vuelos baratos a Dresde

Dresde, la Florencia del Elba

Fundada en el siglo XV, la capital del estado alemán de Sajonia debe a su estratégica situación en el centro de Europa su riqueza y su fatalidad. Reconstruida como “Ciudad del Barroco” tras el incendio de 1685, las inundaciones del río Elba y el devastador bombardeo aliado de la Segunda Guerra Mundial que la redujo a escombros, no han impedido que Dresde resurja de sus cenizas cual ave Fénix.

Compra tu billete más barato para Dresde usando el comparador de vuelos de Skyscanner.  44 museos y bellos edificios de piedra arenisca restaurados con precisión germana te están esperando en el Altstadt, el Centro Histórico. Como la FrauenKirche, catedral luterana de 91 metros de altura reconstruida en 2005, cuyas ruinas fueron símbolo de la sinrazón de la guerra. 

Antes de la caída del muro de Berlín, los gobiernos de la Alemania Democrática devolvieron su esplendor a la Ópera Semper, del siglo XIX, y a la catedral católica de Hofkirche, de 1.755.

Disfruta de las vistas del Elba desde la Terraza de Brühl, “el balcón de Europa”. A tiro de piedra está el Desfile de los Príncipes, el mural de porcelana más grande del mundo, de 1.876.

En la Galería de los Maestros Antiguos contemplarás la Madonna Sixtina de Rafael y obras de los mejores pintores europeos del Renacimiento y del siglo de Oro. 

Si te gustan las joyas, no dejes de ver la colección de la dinastía Wettin en la Bóveda Verde.

En las inmediaciones de los jardines barrocos Grossen Garten encontrarás el modernista DHMD, el museo de la Higiene, con sus exposiciones permanentes como “El hombre de cristal”.

Cruza el puente de Augusto hasta el barrio alternativo y bohemio de Neustadt, una visita tan obligada como la del cercano pueblo de Pillnitz y su conjunto de palacios y jardines de estilo inglés.

más

Los vuelos más baratos a Dresde desde...

 Lo más buscado en Skyscanner...

desde 90 € ida y vuelta

 Ofertas de hoteles en Dresde

Hoteles en Dresde

Car hire in Dresde

Imágenes por Flickr/basterus