Buscar

salida

Viajeros

Clase de cabina

  • Consulta de precios (nuevas ventanas)
Zúrich

Vuelos a Zurich

La capital financiera de Suiza, es además su ciudad más grande y poblada. Vibrante y dinámica como pocas, Zúrich está atravesada por el río Linmat y a orillas del lago que lleva su nombre. Ostenta orgullosa el premio oficioso de haber sido considera dos veces en los últimos diez años, la ciudad con mayor calidad de vida del mundo.

En honor a la verdad, Zúrich no es lo que podríamos llamar una ciudad barata. Y por supuesto tampoco lo es para alojarse, no obstante, si tu presupuesto es limitado, tu zona es el casco antiguo. Existen algunos hostels y albergues para mochileros a precio razonable para estar en Suiza. Ofrecen habitaciones privadas o compartidas, busca en las calles: Niederdorfstrasse (junto a la estación), Limmatquai, Zaehringerstrasse, Oberdorfstrasse y Rosengrasse. También en esta parte antigua hay hoteles de mayor nivel, tanto como el cliente esté dispuesto a pagar.

Un paseo por Zúrich.

Sin salir del casco antiguo, recorriendo sus magníficas callejuelas medievales, se puede visitar la Catedral, construida entre los siglos IX y XIII y cuya inconfundible silueta de dos torres gemelas, es visible desde cualquier punto de la ciudad. Otros templos interesantes son: La iglesia-abadía de Fraumünster y la iglesia de San Pedro. No dejes de pasear por las calles Augustinergasse y Niederdorf (peatonal), llenas de vida y color. No muy lejos, para ver todo desde las alturas, dirígete a la Lidenhof, un bello enclave elevado en pleno centro, para descansar y admirar la mejor panorámica de Zúrich.

Otro de los barrios pintorescos de Zúrich, es Schipfe, un curioso nombre que deriva de la palabra schupfen “empujar” en alemán… y que hace referencia a los barqueros que empujaban sus barcas por el río. Aconsejamos recorrerlo a pie y si es en compañía mejor.

La Banhoffstrasse es conocida por su actividad comercial y glamurosa, es la calle de la moda, las firmas más importantes y una pasarela constante de gente guapa.

Saliendo del centro, te sugerimos visitar Zúrich West, una antigua zona industrial, regenerada como foco del diseño más vanguardista y arriesgado de la ciudad.

Por último, Masoala, el bello entorno del lago de Zúrich (que permite el baño en verano, navegar e incluso practicar deportes náuticos), es una excelente apuesta por el disfrute del medio ambiente en medio de la urbe.

Comer en Zúrich.- Influencias alemanas por doquier más un surtido casi infinito de gastronomías de todo el mundo conforman la oferta zuriquesa. Platos contundentes, ingredientes de excelente calidad, basados en el empleo de la carne de ternera, los lácteos y en especial el famoso queso suizo. Las grandes salchichas Würstel, servidas siempre con chucrut (col agría fermentada) o queso, ¡no tienen nada que ver con ninguna salchicha que hayas probado antes! Pero el plato emblemático de Zúrich es el estofado (un guiso de carne de ternera picada a mano, champiñones, cebolla, vino blanco, nata y especias). Y de postre, queso y chocolate para aburrir (Emmenthal, Vacherin, Gruyere y Appenzeller), son los más afamados.

La noche zuriquesa.- Volvemos al casco antiguo, como hay un porcentaje muy importante de posibilidades de que tu alojamiento se encuentre aquí, la fiesta no te va a quedar muy lejos. Toda la ribera izquierda del río Limmat, cuenta con multitud de bares y cafeterías. Los distritos cuarto y quinto al oeste de Hauptbahnhof, reúnen un gran número de discotecas y bares que cierran entre las 2h y las 4h de la mañana.

De compras.- Boutiques, grandes almacenes y tiendas especializadas llenan el centro comercial de la ciudad. La elegante calle Bahnhofstrasse que comienza en Hauptbahnhof y se va estrechando hasta el lago, es la zona comercial más top. Para bolsillos menos pudientes, todos los sábados de mayo a octubre, la Bürkliplatz se llena de puestos callejeros de antigüedades y artesanía. Bombones, navajas suizas, relojes, bordados o ropa de cama, estos son algunos de los clásicos básicos suizos.

Cuando venir.- La mejor época para venir a Zúrich es el verano, disfruta de temperaturas agradables y lluvias ocasionales. También la primavera y el otoño resultan buen momento para visitar la ciudad suiza, menos gente, más barato y aunque las noches son frías, los días si no llueve, son agradables. El invierno no es aconsejable, ya que las temperaturas pueden descender varios grados bajo cero, hay pocas horas de luz y húmedad. 

más

Los vuelos más baratos a Zúrich desde...

 Lo más buscado en Skyscanner...

desde 85 € ida y vuelta

 Ofertas de hoteles en Zúrich

Hoteles en Zúrich

Car hire in Zúrich

Imágenes por Flickr/MispahneGuide Travel