Compara hoteles de Seúl y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de Seúl en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de Seúl o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de Seúl. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en Seúl

La capital de la República de Corea del Sur es una de las grandes urbes asiáticas y mundiales. Sus casi 11 millones de habitantes comparten mercado, industria e intereses con otros 14 millones que viven en su área metropolitana. Pero como todas las macro ciudades, Seúl esconde lugares únicos por lo distinto y original.

Como te podrás imaginar la capital coreana cuenta con una inabarcable red de alojamientos que incluye cualquier tipo de establecimiento que sirva para descansar. Dado el impresionante tamaño y sobre todo la densidad de población conviene tener muy claro donde alojarse.

Jongno-gu.-Es la zona más monumental de Seúl, también conocida como el barrio de los palacios. En realidad es el área que cuenta con la concentración más alta de atractivos turísticos. Cualquier cantidad de hoteles de 2, 3, 4, 5 y hasta 7 estrellas se pueden encontrar en esta amplia zona del centro de la capital coreana. Todo un muestrario de centenares de apartamentos modernos de alquiler con la última tecnología y en un baremo de precios casi infinito.

Jung-gu.-Esta es otra zona plena de atractivos históricos que incluyen más templos budistas y palacios de arquitectura increíble. Mercados, centros comerciales y todo tipo de lugares de ocio se diseminan por el área. Al igual que en la vecina zona de Jongno-gu, hoteles funcionales, para hombres de negocios, turistas de paso, turistas europeos, mochileros, incluso hoteles para monjes tibetanos. En una variedad como en pocos lugares del mundo vimos.

Seodaemun.-Más alejado del centro en el cuadrante noroeste de la ciudad, se localiza este distrito junto al bucólico paisaje del río Han. En realidad es una zona de ocio nocturno de primer orden. Los hoteles son más pequeños y tienen más que ver con el concepto boutique hotel. Hay también hostels y albergues juveniles muy económicos, así como una buena oferta de apartamentos que aprovecha el tirón estudiantil de las universidades cercanas.

Imprescindibles de Seúl:

Museo Nacional de Corea.-Es el principal museo de historia y arte del país. Más de 150.000 piezas lo convierten en el museo más grande del continente asiático.

Santuario de Chongmyo o Jongmyo.-Es el más antiguo y auténtico de los santuarios reales confucionistas que se conserva. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995.

Santuario Munmyo.-Principal templo confuciano de Corea del Sur, situado en pleno centro de la ciudad, concretamente en el campus de la Universidad de Sungkyunkwan.

Insa-dong.-Barrio del distrito de Jongno-gu, cuya calle principal Insadong-gil es una típica calle tradicional coreana que aún se mantiene entre rascacielos. Casas de té y restaurantes coreanos.

Cerro Namsan.-Literalmente montaña sur, ofrece una vista panorámica de la ciudad. En su cima hay restaurantes, cafés y la torre de comunicaciones de la ciudad. Súbete en teleférico mejor que andando o en metro.

Itaewon.-Barrio turístico en el distrito de Yongsan-gu. Es el más occidental de los de Seúl. Restaurantes, tiendas y vida nocturna junto a Isadong  y la Torre Seúl.

Comer en Seúl.-La cocina coreana se puede definir como sorprendente. Además de sabrosa, es nutritiva y baja en calorías. Entra en cualquiera de los restaurantes tradicionales que hay repartidos por la ciudad y pide Kimchi (col fermentada con pimienta), que es ingrediente fundamental de cualquier plato coreano ya sea pasta, arroz o verdura. Prueba todos los tipos de té que ofrece el país y el curioso alcohol de soja.

De compras.-Nuestro consejo es que lleves una tarjeta de crédito con todo el saldo que consigas juntar. Desde jengibre a electrónica barata en el mercado de Yongsan, se puede comprar cualquier cosa. Ropa de buena calidad “made in Korea”, cerámica de celadón, té, marroquinería y un sinfín de curiosidades que a ojos de un europeo suponen un gancho irresistible.

Seúl de noche.-Pocas ciudades en el mundo con la dinámica 24/365 que tiene Seúl. Siempre abierta a cualquier hora del día o de la noche se puede comprar, bailar, asistir a un espectáculo o cantar en un karaoke. Una apuesta segura y dependiendo de cuantos días te quedes en Seúl, es el barrio de Yongsan-gu, un escenario mágico y lumínico como pocos en el planeta. Clubes de cualquier tribu urbana que se te ocurra, incluso de algunas que no se te ocurrirán, bares, pubs, salas de juego, lo mejor es que lo veas por ti mismo.

Cuando venir.-Junio y julio son meses muy húmedos. Agosto es caluroso y llueve menos y los inviernos son fríos y en ocasiones nieva, de manera que tú eliges.