Compara hoteles de Salamanca y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de Salamanca en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de Salamanca o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de Salamanca. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en Salamanca

Una de las ciudades más alegres y divertidas de España, gracias a la combinación de arte, cultura y juventud universitaria. Declarada Patrimonio de la Humanidad, Salamanca guarda tesoros únicos muy bien conservados. Déjate caer por esta capital castellano leonesa y exprímela hasta el final.

Conseguir alojamiento a tu gusto será relativamente sencillo dada la condición de Salamanca como centro universitario internacional. El prestigio de su Universidad ha atraído un gran número de estudiantes nacionales y extranjeros. La ciudad está plagada de Residencias Universitarias, también hay innumerables hostales, pensiones y hoteles para todos los niveles.

Centro histórico.- El centro de Salamanca se concentra en un circulo conformado por los Paseos Canalejas, Rector Esperabé, Desengaño, San Vicente, Carmelitas, la calle San Gregorio (paralela al Río Tormes) y la Av. Mirat. Dentro están los barrios de Sancti Spiritus, San Vicente y San Juan. Estos tres barrios son los que cuentan con mayor número de alojamientos.

Si te hospedas en las calles San Pablo, de la Compañía o la propia Pza Mayor, ponte calzado cómodo y prepara tu ojo para entrar en el universo barroco. Te aconsejamos empezar por la misma Plaza Mayor, joya de éste arte y orgullo de los salmantinos. No muy lejos, el conjunto catedralicio, porque Salamanca tiene dos catedrales a falta de una… La vieja, de Santa María, se comenzó a construir en el siglo XII y se terminó en el XIV. Su estilo es bastante singular ya que mientras se construía tuvo lugar el relevo del románico al gótico. La nueva o de la Asunción de la Virgen, está situada junto a la vieja, se construyó entre el siglo XVI y el XVIII y entrelaza gótico tardío y barroco.

Otro lugares imprescindibles si visitas la capital charra (como también se la conoce), son La Universidad (verdadero alma de la ciudad), que muestra orgullosa su fachada con rana incluida, ejemplo de arte plateresco y emblema de la cultura española. La casa de las Conchas, es otro de los edificios señeros de Salamanca (actualmente galería de arte y biblioteca). Sin salir del barrio, muy cerca, La Clerecía, otro ejemplo de iglesia barroca que fue en tiempos colegio Jesuita.

Si eres de museos, también estás de enhorabuena, Salamanca es sede del museo más visitado de Castilla y León; El Museo Casa Lis: de Art Nouveau y Art Deco, probablemente el más completo de España en su genero. Otros museos son el de Bellas Artes, el de Historia de la Ciudad y la Casa Museo de Unamuno (que fue rector de la universidad varios años).

Para comer.- Si piensas que comer es algo más que alimentarse, estás en el lugar adecuado. Sorprendentemente, Salamanca cuenta con un nivel gastronómico propio de ciudades más grandes. Las calles Melendez, Espoz y Mina, Clavel, San Pablo y las plazas del Poeta Iglesias y el Corrillo, juntan casi toda la artillería culinaria de la ciudad. Aunque también extramuros del centro, en el barrio de Labradores se puede tapear con excelente resultado: Hornazo (especie de empanada de masa seca, rellena de chorizo, lomo, huevo duro, tocino, jamón y lo que venga…), Calderillo (delicioso guiso de carne), y por supuesto el archiconocido embutido ibérico de Guijuelo.

La noche salmantina.- Salamanca abre 24 horas, la movida estudiantil hace que el latido de la ciudad no pare nunca. Teatros, cafés, salas de exposiciones y en verano sus calles y plazas se convierten en escenarios improvisados. Pero el momento estelar llega a partir de la medianoche, ¡lo que estabas esperando!, por zonas:

Varillas.- En los alrededores de la plaza de San Justo, actuaciones en directo de bandas locales y forasteras. Todos los estilos, rock, folk, y alternativo.

Gran Vía.- En el barrio de Sancti Epiritus, la Gran Vía y sus alrededores concentran un buen número de locales para disfrutar de música y público variados.

Bordadores.- Zona peatonal de callejuelas junto a la Plaza Mayor, no muy aconsejable si la noche se alarga y tienes que volver al hotel sin ayuda…

Para los menos amigos del ruido y la fiesta, Salamanca también dispone de alojamiento en zonas más tranquilas: El barrio de San Bernardo o Salas Bajas, cruzando el maravilloso Puente Romano sobre el Tormes, te aseguran el descanso a poca distancia del centro.