Compara hoteles de Limoges y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de Limoges en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de Limoges o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de Limoges. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en Limoges

Capital de la región de Lemosín, en el interior de Francia, a 260 kilómetros al suroeste de París, Limoges se asienta sobre la ciudad romana de Augustoritum, a los pies del río Vienne. Final de etapa del Camino de Santiago, en la vía Lemovicensis, el Limoges medieval de Iglesias, abadías, conventos, barrios y puentes, convive con los edificios neoclásicos del siglo XVII y XVIII y las construcciones civiles de estilo modernista y Art Decó del siglo XIX y principios del XX. Esta ciudad de 150.000 habitantes sigue teniendo en la cerámica, con 250 años de antigüedad, su principal fuente de riqueza.

En los alrededores de Limoges tienes la oportunidad de vivir como un aristócrata francés durmiendo en un Château. Ya en la ciudad, aunque podemos encontrar cerca de Plaza Denis Dussoubs, algún coqueteo B&B y hotel moderno, en rehabilitados edificios del siglo XIX, o en el barrio Saint-Martial, apartahoteles y hoteles de 4 estrellas, las zonas donde nos resultará más fácil encontrar alojamiento son:

Estación Gare Bénédictins.-A 5 minutos de paseo de la Catedral. Un barrio residencial con acogedores hoteles tradicionales de dos y tres estrellas, y hoteles de franquicias francesas de tres y cuatro estrellas en edificios históricos o modernos, en el triángulo de Av. du General de Gaulle, Av. Garibaldi y Rue Théodore Bac.

Campo de GolfSaint Lazare.- En el barrio moderno sur, apartado del Centro Histórico de Limoges, hoteles de 2 y 3 estrellas de las principales cadenas hoteleras francesas. Anodinos y funcionales, pero bien de precio.

Imprescindibles de Limoges:         

Gare des Bénédictins.-La estación de trenes de Limoges, estilo neo-bizantino de los años 20, torre-reloj de 66 metros de altura, vidrieras y cúpula de verde cobre.

Catedral de San Esteban.-Construida entre 1.237 y 1.888, de estilo Románico, Gótico y Renacentista. Al lado el Baptisterio Paleocristiano de Saint-Etienne, del siglo V.

Rue de Boucherie.-El barrio medieval de los carniceros, del siglo XIII, convertido en el barrio bohemio, con la capilla de Saint-Aurélien.

Ayuntamiento.-Estilo decimonónico francés de 1.883 en la plaza León Betoulle.

Les Helles.-El Mercado Central, obra del estudio de Eiffel, estructura de acero, y friso de cerámica. Cerca la iglesia de Saint Michel des Lions, del siglo XIII, donde se veneran las reliquias de San Marcial.

Puente medieval de San Esteban.- Del siglo XIII, las mejores vistas de Limoges.

Museo de la Porcelana Adrien Dubouché.- Museo gratuito en un edificio neorrenacentista del siglo XIX.

Comer en Limoges.- Una excelente materia prima es la base sus platos, ternera de Limoges, cordero Baronet y foie gras. Tierra de castañas, (presente en morcillas, ensaladas y pasteles) y manzanas, (las únicas con denominación de origen de Francia, con las que se  elabora la Flognarde). Famosa también por sus fresas, frambuesas y arándanos, es muy popular el Clafouitis de cereza. No te pierdas la sabrosa sidra de la región.

Saborea estas suculentas viandas en los restaurantes, bistrós y brasseries del bohemio barrio de Boucherie, en la Place de la Motte, cercana al Mercado Central, o en la Place Denis Dussoubs.

De compras.-La porcelana de Limoges está elaborada con el caolín descubierto en 1.768 en Saint-Yrieix-la-Perche. Magnificas vajillas, tazas y jarrones, que puedes comprar en las tiendas del Boulevard Louis-Blanc, conocido como el Boulevard de la Porcelana.

En las delicatessen de Place de la Motte, junto al Mercado Central, se venden quesos y variadas exquisiteces gastronómicas de la región.

Limoges también es famosa por su industria del esmalte, de origen medieval. Las podrás adquirir en los talleres artesanos del barrio de Boucherie.

Salir por Limoges.-Todo el centro histórico de Limoges  tiene animados bares y restaurantes donde disfrutar de sus terrazas, desde los bohemios y alternativos barrio Boucherie y Plaza de la Motte, cerca de Les Helles, hasta el ambiente mas chic de la Plaza Fontaine des Barres, un barrio señorial del siglo XVII y XVIII.

En la Plaza Denis Dussoubs es donde se concentra la marcha nocturna, con bares, cines, teatros y restaurantes.

Cuándo venir.-Inviernos no muy fríos, y veranos con unas magníficas temperaturas que rondan los 24 grados, hacen que puedas visitar Limoges todo el año. Incluye un paraguas en tu maleta, los días lluviosos son frecuentes, sea cual sea la fecha elegida.