Compara hoteles de Roatán y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de Roatán en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de Roatán o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de Roatán. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en Roatán

Roatán

A 65 kilómetros de la costa Atlántica de Honduras, sobre la segunda barrera de coral más grande del mundo, descubrimos Roatán, la isla principal del Departamento de Las Islas de la Bahía. Junto a ella, Guanaja, Útila y tres islas menores, Barbareta, Morat y Elena, además de 65 cayos, forman un paraíso caribeño de vegetación tropical exuberante y playas de arena blanca, arrecifes coralinos y aguas turquesas, a la sombra de cocoteros y manglares. Poblada por los indios Paya y descubierta por Cristóbal Colón en 1.502, fue refugio de sanguinarios piratas durante siglos y colonia inglesa desde 1.643 hasta 1.859.

Roatán es uno de los principales destinos turísticos mundiales. Su capital, Coxen Hole, tiene aeropuerto internacional y es parada de los cruceros de lujo del Caribe. En las playas de la isla han surgido complejos hoteleros con cabañas de madera o resorts en islas privadas, en aguas donde bucear entre tiburones, practicar snorkel, kayak, esquí acuático o, simplemente, disfrutar del sol y la paz del Caribe.

Albergues para mochileros en Sandy Bay además de hoteles y complejos de cinco estrellas en French Harbour completan una oferta que se centra en:

West End.- La zona comercial y de ocio de la isla, con sus escuelas de buceo. Bed and Breakfast, resorts y hostales económicos en tradicionales casitas de madera a 12 kilómetros de la capital.

West Bay.- El barrio más exclusivo de Roatán, con las mejores playas y por consiguiente los mejores alojamientos. Resorts, villas & apartamentos y hoteles “todo incluido”.

Imprescindibles de Roatán:

Parque Nacional Marino de Port Royal.- En Sandy Bay, los arrecifes de Cayos Cochinos forman con sus trece cayos un fascinante cosmos de naturaleza marina y terrestre.

Punta Gorda.- Pueblo Garífuna de pescadores, los Caribes negros descendientes de los deportados de la rebelión de isla San Vicente en 1.770. Los Garinagus, como prefieren ellos llamarse, mantienen intactos la religión Dugú, el idioma y el baile Punta.

Oak Ridge.- “La Venecia del Caribe”, un pueblecito pesquero de coloridas casas de madera construidas sobre postes en el municipio José Santos Guardiola, donde las canoas son el medio de transporte.

Jonesville.- Visita los manglares, la jungla tropical costera que ha sabido adaptarse al mar, y los canales abiertos por el hombre para poder comunicarse con las poblaciones vecinas.

Museo de  Roatán.- En Sandy Bay. Arqueología y cultura local, frente al Instituto de Ciencias Marinas y su espectáculo de delfines y el jardín Botánico Carambola.

Comer en Roatán.- Los pescadores locales surten de materia prima la suculenta gastronomía garífuna. Caracoles fritos al estilo de Roatán, camarones, langosta, sopa de caracol, marinera, de cangrejos o mariscadas donde el King Crab, el cangrejo gigante, es el rey. Moja las salsas con el casabe, el pan de yuca.

En los puestos de comida picotea chips de plátano y las baleadas, tortitas con frijoles, cebolla, carne y jitomate típicas hondureñas. Jalea de guayaba, mangos horneados, flan y pan de coco con unos tragos de Guifit, aguardiente de ron y hierbas y a disfrutar la siesta debajo de un cocotero.

De compras.- En West End se encuentra la zona más turística y comercial de Roatán. No pierdas la oportunidad de comprar a buen precio artesanía garífuna, tambores y tallas de madera de inconfundible sabor africano. 

Los Duty Free del puerto de Coxen Hole atraen a los turistas de los cruceros con sus artísticas caracolas talladas y camafeos, ron, café y aromáticos puros hondureños pero, si te sumerges en la ciudad, encontrarás multitud de puestos callejeros donde regatear cerámica Lenca y artículos de madera tallada.

De marcha por Roatán.- Disfruta de las fabulosas puestas de sol con una refrescante cerveza fría en los chiringuitos de madera a pie de playa del West End. Un ambiente cosmopolita y con ganas de divertirse que se prolonga en las terrazas y locales que se adentran en las aguas del Caribe. Regaee, salsa y ritmos garífunos que también bailarás en las discotecas de moda de Puerto Francés.

Cuándo venir.- Las Islas de la Bahía gozan de un privilegiado clima tropical con una media anual de 27 grados que se ven refrescados por su condición isleña y los vientos alisios y, de octubre a enero, por las corrientes de aire frío del Atlántico Norte.