Compara hoteles de Oaxaca de Juárez y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de Oaxaca de Juárez en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de Oaxaca de Juárez o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de Oaxaca de Juárez. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en Oaxaca de Juárez

Capital del estado del mismo nombre. Situada en un espectacular valle del sur de Méjico es para muchos la parte más profunda del país, y eso en nuestra opinión, la hace mucho más interesante. Una cultura milenaria, más de 90 dialectos indígenas, combinados con una herencia colonial maravillosamente conservada, convierten a esta ciudad (declarada Patrimonio de la Humanidad) y su estado en uno de los más bellos y apasionantes destinos del país.

Oaxaca pasa por ser uno de los destinos preferidos del interior mejicano, esto evidentemente no supone grandes masas de turistas pero si un flujo constante que ha hecho que en los últimos años los establecimientos hoteleros hayan proliferado. Hoteles para todos los gustos y precios, hostales, albergues y apartamentos y casas de alquiler muy asequibles forman parte de su oferta.

Centro.- Es seguro la mejor zona para alojarse en Oaxaca, cuenta con el mayor número de opciones y aunque la ciudad no es excesivamente grande, otras zonas no son tan fiables en términos de comunicación y seguridad. Dos arterias principales que delimitan el área; Niños Héroes y la avenida de la Independencia, que junto a todas sus paralelas y perpendiculares engloban la el 80% del alojamiento de la ciudad.

San Felipe.- Barrio situado al norte, presenta un tipo de alojamiento totalmente distinto. Villas y casas de campo típico mejicano con todas las comodidades, recomendadas para grupos grandes en un entorno tranquilo pero que algunos no consideran suficientemente seguro. A unos 15 minutos en coche del centro, la zona está llena de pequeñas haciendas con finca propia que nada tiene que ver con bullicio del centro.

Imprescindibles de Oaxaca:

El Zócalo.- O plaza de la Constitución, perteneciente a la época colonial. Está rodeada de soportales construidos en 1.529 que esconden coquetos bares y cafeterías. El espacio está sembrado de fresnos plantados en el S.XVIII y un curioso quiosco central.

Catedral.- En el extremo noreste de la plaza del Zócalo, se encuentra el edificio religioso más importante. Construido en cantera verde y coronado por magníficas esculturas y relieves en tonos rojizos.

La Alameda.- Pequeño parque, núcleo de reunión de los locales en las calurosas tardes del verano, donde se habla y se disfruta de un helado o se escucha música en vivo.

Andador Macedonio Alcalá.- Es la zona peatonal más importante y comprende todo el meollo comercial y turístico de Oaxaca. 

Centro Cultural Santo Domingo.- Es uno de los grandes atractivos de la ciudad. Está compuesto por el Templo que le da nombre, en cuyo interior se puede encontrar una de las muestras de barroco más importantes del país. Además, el Ex Convento de Santo Domingo alberga: un pequeño Jardín Histórico Etnobotánico, el Museo de las Culturas de Oaxaca y la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa.  

Dónde comer.- Un auténtico deleite, además de los platos más señeros de la cocina mejicana, Oaxaca muestra con orgullo su aportación: Mole (el plato típico por excelencia), rojo, negro, coloradito y sobre todo picante, después unas exquisitas Tlayudas (tortillas de maíz) finas pero de gran tamaño y cocinadas con manteca de cerdo, frijol, lechuga y cecina. Para terminar, qué tal unos Tamales (tortas de maíz más pequeñas), que se cubren con hojas de plátano y se rellenan de pollo, carne de vaca, pescado, etc, o sino atrévete a probar los archiconocidos chapulines de Oaxaca (pequeños saltamontes fritos), que una vez en la boca resultan de textura y sabor agradable…

De compras.- Los mercados 20 de Noviembre y Benito Juárez, ofrecen un ambiente y una variedad increíbles. Hazte con el típico Alebrije (unos seres imaginarios con forma de diferentes animales), que se fabrican con cartón y se pintan de colores alegres. Chocolate artesano, mole, huipiles (prendas de origen prehispánico), mezcal, café pluma (un café gourmet muy codiciado), alfarería de barro negro y bordados de tela, entre otras cosas.

Vida nocturna.- Aunque no es su especialidad, Oaxaca propone algunas opciones de diversión tras la caída del sol que pueden resultarte interesantes. En los Portales de la plaza Constitución o Zócalo, se concentran un buen número de bares y restaurantes con show de música en directo, que dan paso a clubes y discotecas abiertos hasta altas horas de la madrugada.

Cuando venir.- El clima subtropical de montaña de Oaxaca implica un promedio de 22ºC anual. Así que ven cuando quieras y simplemente ten en cuenta que la variación térmica entre el día y la noche es brutal.