Compara hoteles de San Petersburgo y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de San Petersburgo en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de San Petersburgo o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de San Petersburgo. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en San Petersburgo

Es con diferencia la ciudad más turística de Rusia. Ubicada a orillas del río Neva que la recorre de sureste a noroeste, deshaciéndola en un enorme delta a la altura de su casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad. Arquitectura, pintura, paisajismo, son algunas de las propuestas que la antigua Petrogrado hace a sus visitantes, ¡arte en estado puro!

San Petersburgo, como destino turístico de primer orden y como segunda ciudad en importancia de Rusia, recibe cada año cientos de miles de visitantes con propósitos dispares. Por ello puede presumir de poseer una red de alojamientos, numerosa y de calidad. Nuestra recomendación a la hora de buscar, es hacerlo en el centro de la ciudad, no demasiado extenso, permite elegir entre varias zonas y alternativas de precio y servicio.

Calle Nevskiy Prospekt.- Corazón de San Petersburgo, cuatro km de largo que concentran gran parte de la historia de Rusia. En sus alrededores hay hoteles de todo tipo, varios de 5 estrellas, algunos de 4 y 3, e incluso albergues económicos cuanto más nos alejamos de su tramo central.

Plaza del Palacio – Hermitage.- En esta zona se encuentran los hoteles más lujosos y mejor ubicados. Cerca de la mayoría de atracciones turísticas y en un entorno clásico imperial. ¡Si te lo puedes permitir, no lo dudes!

Catedral San Isaac.- También céntrica, es un área tranquila cerca del río, surcada por canales y con hoteles para todos los bolsillos, albergues juveniles y apartamentos de alquiler a particulares.

Isla de Vasilevsky.- Al otro lado del Neva a la altura de Hermitage, se encuentra la más grande de todas las islas del delta. Hoy en día es uno de los mejores lugares para pasear y alojarse. Hoteles boutique, todavía no muy numerosos en Rusia, despliegan sus encantos con la mejores vistas.

Imprescindibles de San Petersburgo:

Museo Hermitage.- Uno de los tres grandes museos del mundo, ocupa la ex residencia de los zares rusos e incluye el Palacio de Invierno. ¡Imperdible!

Fortaleza de Pedro y Pablo.- Núcleo central de San Petersburgo, aquí empezó todo. Dentro se encuentra la Catedral de San Pedro y San Pablo, que alberga las tumbas de los zares incluida la del último; Nicolás II y su familia.

Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada.- La más turística, construida sobre el lugar donde fue asesinado el zar Alejandro II. Destacan sus fantásticos mosaicos tanto exteriores como interiores.

La majestuosidad de esta ciudad, obliga dependiendo del tiempo disponible a recorrerla con el fin de hacerse una idea de lo que significa. Por ello nos parece esencial, no perderse espacios públicos tales como: La Plaza del Palacio, la calle Nevsky, el malecón del Neva, el Barrio de Dovstoevsky, su red de metro (también conocido como palacio del pueblo), o un paseo en barco por el río, para disfrutar quizás de la mejor perspectiva de San Petersburgo.

Comer en San Petersburgo.- Dependiendo de la época del año, el menú puede variar ligeramente. No obstante una sopa borshch (de remolacha, patatas col y carne), puede ser una buena forma de comenzar sobre todo en invierno. Arenques, salmón o truchas, son algunos de los pescados ahumados que se pueden disfrutar en la gastronomía local. Filete Strogonoff o pollo a la Kiev, lechón o ganso asado, o si el presupuesto llega más lejos; unos blinis (especie de crepes), que con caviar (ikra), tanto negro como blanco, procedente del Mar Caspio, resultan todo un manjar. Si no tienes tanta hambre, confórmate con un zakuski (entremeses rusos), maridados con algún vodka local, los hay de decenas de sabores, dependiendo de la hierba que contengan.

De compras.- No es el mejor lugar del mundo en términos puramente de gasto. San Petersburgo, como en general Rusia, es cara. De cualquier forma y además del consabido eje comercial: Nevsky (desde el Hermitage hasta la Plaza Vosstaniya), hay alguna que otra zona interesante como la céntrica Plaza Sennaya, repleta de puestos de comida, ropa, utensilios, etc. ¡Ojo con los carteristas que se mezclan entre el gentío!

Cuando venir.- Mayo, Junio, Julio y Agosto, son los meses más propicios, aunque también los de mayor afluencia. Sobre todo Mayo y Junio con sus famosas noches blancas (el famoso sol de media noche). Aunque tampoco está mal si te vienes en Abril o Septiembre, cualquier otro mes te mostrará bien a la claras que significa el invierno ruso.