Compara hoteles de Basilea y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de Basilea en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de Basilea o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de Basilea. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en Basilea

Basilea, arte y comercio suizos

Basilea, a orillas del Rin, es el punto donde confluyen: Alemania, Francia y Suiza. Alsacia y Baden, uno a cada orilla del río, tienen su origen es esta pequeña pero interesante ciudad. Con poco más de 200.000 habitantes, Basilea es una de los enclaves más prósperos de Suiza, lo que supone un alto nivel cuantitativo y cualitativo de vida. El visitante de Basilea se va a encontrar con una herencia arquitectónica y artística muy notable que a priori ni se imagina.

Dado el tamaño reducido de la ciudad el centro de Basilea ya sea a un lado o a otro del Rin, supone la mejor zona para descansar. Hoteles, apartamentos, hostels y algún que otro albergue, completan la oferta.

Casco antiguo – Grossbasel (margen izquierda).- Es la antigua ciudad situada en la orilla izquierda u oeste de Basilea. Aquí se concentran la mayoría de hoteles de cadena, así como los de mayor nivel. La calles Steinengraben, Leonhardsgraben, Blumenrain y sus alrededores, son las principales arterias para encontrar donde quedarse. Muchos de ellos cuentan con magníficas vistas al Rin.

Kleinbasel - Casco antiguo Klein (margen derecha).- Es justo la orilla opuesta, y aunque en términos hoteleros no varía mucho la oferta, sí que cuenta con algún que otro boutique hotel de esmerado diseño, en un entorno igualmente céntrico y comercial. Las calles: Riehenring, Clara y Hammer, son sus principales arterias para encontrar alojamiento.

Imprescindibles de Basilea:

Fundación Beyeler.- Pasa por ser el mejor museo de Suiza, arte moderno en estado puro tanto dentro como fuera de los edificios, situado a en el extrarradio de la ciudad, resulta una experiencia altamente interesante.

Museo Tinguely.- Magnífico edificio con fachada vista a sus jardines donde se exhibe entre árboles y plantas, la obra del genial autor surrealista.

Recinto defensivo amurallado.- Desde la puerta del San Albán en la parte oriental del muro y hasta la puerta Spalen en la parte occidental, se puede admirar el conjunto que da una idea de la importancia que debió tener el enclave.

Catedral.- De planta gótica, es de origen carolingio, reconstruida románica en 1019 y posteriormente levantada entre los siglos XII y XV, tras sufrir restauraciones sucesivas. En su cripta está enterrado Erasmo de Rotterdam, tras su muerte aquí en 1536.

Markplatz y Casa de la Ciudad.- Es la principal plaza de Basilea. Fue siempre conocida como plaza del mercado y autentico corazón de la urbe desde tiempos medievales. En la casa de la ciudad, de estilo gótico tardío, se puede admirar una hermosa sala de sesiones y sus vitrales del S. XVI.

Oberer Rheinweg.- Es el paseo a la orilla del Rin opuesto a todo el conjunto monumental. Una vista inolvidable de palacetes, iglesias y puentes, de postal.

Comer en Basilea.- Una de las mejores ofertas culinarias de Suiza, está sin duda aquí. El carácter comercial y de ferias concede a Basilea un punto relevante en gastronomía internacional y local. Estrellas Michelin que premian el maridaje entre la tradición alsaciana e influencias de todo el mundo. Algunos ejemplos que no debes dejar de probar: Zwiebelwähe (tarta de cebolla), Mehlsuppe (sopa de trigo), jugosa y con fundamento. Dulces como el Läckerli (a base de miel y almendras) ¡delicioso!, acompañado con Hypokras (vino de hierbas).

Vida nocturna.- Sin ser uno de los centros de ocio más importantes de Europa, ni tan siquiera de Suiza. Basilea, cuenta con un buen número de opciones tanto de teatro, certámenes musicales, opera y clubes de jazz y música en directo que desde que se pone el sol comienzan sus programas. Klybeckstrasse, Kohlenberg y Lindberg, son las principales calles para disfrutar de la noche basiliense.

De compras.- Todo el centro histórico de Basilea, es un importante mercado de abastos. Negocios tradicionales en Freie Strasse, frente a Markplatz, donde se pueden adquirir todo tipo de alimentos, muchos de ellos venidos de las vecinas Francia y Alemania. Además; ropa, chocolate y quesos a precios suizos, son lo más representativo de la ciudad.

Cuando venir.- El clima continental de Basilea, supone un invierno relativamente suave (comparado con otras zonas de Suiza) y veranos calurosos. No es tan habitual bajar de los 0ºC, mientras que en verano es posible llegar a los 30ºC. Dicho esto, nuestra recomendación es que vengas entre Marzo y Octubre.