Noticias 🍂 10 ciudades de España que no te puedes perder en otoño 🍂

Todos los artículos

🍂 10 ciudades de España que no te puedes perder en otoño 🍂

Ni primavera ni verano, el otoño a ellas les queda de maravilla. ¿En cuántas has estado ya?

Hay ciudades a las que les queda bien el verano, otras que son resultonas en primavera y algunas a las que la nieve del invierno les sienta de fábula; sin embargo, en nuestro país también podemos encontrar rincones en los que siempre debería ser otoño. Hoy te contamos en Skyscanner las ciudades que nos inspiran más amor en esta estación, ya sea por su colorido, su clima o por su entretenida agenda cultural en esta época. Sigue leyendo y apunta qué ciudades no te puedes perder este otoño en tu recorrido por España.

1. Madrid

Ni en primavera ni verano, otoño es el momento para recorrer las calles de la capital. Los días largos en los que el sol aún sigue calentando son perfectos para pasear por parques que en esta época del año se tornan aún más especiales, así El Retiro o El Capricho te esperan con un estallido de color en sus rincones. Después del parón veraniego, las calles empiezan a llenarse de vida, el olorcito a castañas asadas se cuela por tu nariz y comienza a apetecer un chocolate con churros de San Ginés o un contundente plato de cocido madrileño con el fresquete que asoma.

madrid en otoño

Encuentra tu hotel en Madrid

2. Gerona, Cataluña

Gerona tiene encanto. Recorrer el Barri Vell (su casco antiguo), descubrir la historia de cada parte de esta ciudad, explorar el espectacular barrio judío o pasear por las coloridas casas junto al río Onyar son algunos de los placeres que nos puede brindar la ciudad en cualquier época del año. Sin embargo, con el otoño llega su fiesta mayor, las Fires de Sant Narcís. A finales de octubre puedes deleitarte a base de fiestas tradicionales, exposiciones, espectáculos infantiles, bailes, conciertos y competiciones deportivas que tienen lugar por las calles de Gerona, haciéndola aún más atractiva. Por si no era bastante, otoño es el momento en el que se celebra el Temporada Alta, un festival de teatro, música y danza que no te puedes perder.

Reserva tu hotel en Girona

3. Córdoba, Andalucía

Hay que decirlo bien alto: en Córdoba hace tanto calor en verano que parece que paseas con un calentador al lado. Sin embargo, en octubre comienza a correr una brisilla que emociona a los cordobeses y que los anima a salir, aún más, a la calle. Otoño es momento de terraceo, de salir al campo junto a toda la familia y marcarse un perol (un arroz bien contundente acompañado de todo tipo de tapas) en condiciones. Si el veranillo del membrillo hace su aparición durante tu visita, no te preocupes, las sombrías calles de la Judería, la sombría e imponente Mezquita y los refrescantes patios de vecinos repletos de flores te servirán para resguardarte.

cordoba en otoño

Encuentra tu hotel en Córdoba

4. Tenerife, Canarias

Cuando en la península están sacando los jerséis y abrigos de los altillos del armario, en Canarias los bikinis y las gafas de sol están aún en pleno uso. Es el momento de ir, sigue haciendo buen tiempo, los vuelos son más baratos, hay menos gente en sus increíbles playas y tendrás los guachinches, locales en los que degustar la comida típica tinerfeña, repletos de gente de la tierra y sin apenas turistas. ¡Alarga aún más tu verano en Canarias! ¿Por qué quedarte con sólo una ciudad de Canarias cuando puedes disfrutarlas todas?

anaga en tenerife

Busca y compara hoteles en Tenerife

5. Toledo, Castilla-La Mancha

Una de las ciudades medievales más bonitas de España se engalana cuando llega el otoño. No solo el clima es mucho más apetecible para pasearla, sino que el cambio de estación provoca que los árboles de los alrededores del río Tajo se vistan de tonos amarillos y cobre haciendo que la espectacular Toledo se vea aún más guapa. Además, ¿qué sentido tendría visitar La Mancha y no tener la necesidad de zamparse una buena sopa de ajo castellana o unas gachas? Ven con el fresquito y date la oportunidad de conocer Toledo con los cinco sentidos.

foto aérea de toledo en otoño

Encuentra tu hotel en Toledo

6. Valencia, Comunidad Valenciana

La capital del Turia tiene la maravillosa ventaja de tener un clima templado casi todo el año y, como decía Albert Camus, un otoño que es una segunda primavera. No hay mejor época que el final del verano para estar en la playa de la Malvarrosa bañándose o saboreando una auténtica paella frente al mar casi en solitario, después de que las multitudes se hayan marchado. La horchata sigue entrando igual de bien y, con la vuelta al cole, la ciudad se llena de actividades culturales a techo cubierto con las que disfrutar en el caso de que la gota fría aparezca. Además, la luz cegadora del verano ha dejado paso a esos rayos cálidos otoñales que harán que tu cámara eche humo fotografiando la delicada combinación de edificios barrocos y ultramodernos por la que Valencia se caracteriza.

valencia en otoño

Busca hoteles en Valencia

7. Cuenca, Castilla-La Mancha

Imagina unas casas con unas preciosas balconadas de madera colgando de un precipicio, un manto de árboles teñidos de amarillo y un río discurriendo bajo ellas. Parece un cuento, ¿no? Hablamos de las mundialmente conocidas casas colgadas de Cuenca, una de las razones por las que deberías pasarte por la ciudad manchega y, con mucha más razón, en otoño, cuando sus campos se llenan de color y de riquísimas setas y hongos como los níscalos o los boletus, que aderezan los platos conquenses cuando el frío comienza a apretar.

Compara hoteles en Cuenca

8. Labastida, Álava, País Vasco

Al casco medieval de Labastida aún se puede acceder por el arco de Larrazuria o el del Olmo. A partir de ahí, te esperan una gran cantidad de casas señoriales aún repletas de blasones, palacetes y edificios religiosos de una belleza extraordinaria como la iglesia de la Asunción. La Rioja Alavesa es un espectáculo de color en otoño y, tras deleitar tus ojos con los tonos de los viñedos en esta época del año, no hay nada mejor que visitar alguna de sus bodegas y deleitar también tu paladar con una copa del mejor vino del mundo y un rico pintxo en alguno de los rincones de la Plaza de la Paz. Ah, y no dejes de contemplar las increíbles vistas de Labastida y la comarca desde la ermita del Santo Cristo para que tu viaje sea completamente inolvidable.

Escoge tu hotel en Labastida

9. Segovia, Castilla y León

El Alcázar de Segovia no luce igual en primavera, verano o invierno. Contemplar este castillo-palacio del siglo XII, superviviente de la historia española, rodeado de chopos y castaños que nos regalan sus colores ocres en otoño bien vale la visita a esta ciudad castellanoleonesa. Pero, además, cuando el frío asoma, toca recuperar fuerzas con un buen cochinillo asado en un horno de leña y eso en Segovia saben hacerlo muy bien. Seguro que has visto alguna vez la imagen del conocido restaurador Cándido trinchando unos de sus cochinillos con un plato a modo de cuchillo frente al increíble acueducto romano, ¿a qué esperas para comprobarlo por ti mismo?

segovia en otoño

Busca hotel en Segovia

10. Málaga, Andalucía

La Costa del Sol presume de tener más de 300 días de sol al año y Málaga, su capital, luce preciosa durante los meses de octubre y noviembre, cuando las temperaturas han descendido suavemente tras un verano lleno de visitantes. Todavía estás a tiempo de tomarte un rico espeto de sardinas en Pedregalejo y darte un baño en la playa pero también es el momento de descubrir la Málaga monumental y cultural. Restos fenicios, romanos y musulmanes aún resisten junto a modernos museos como el Museo Picasso o el recientemente inaugurado Centre Pompidou, que han hecho que se conozca a esta ciudad andaluza como la ciudad de los museos.

teatro romano de málaga en otoño

Échale un vistazo a estos hoteles de Málaga

No dejes de leer los siguientes artículos si eres un fan del otoño:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa