Noticias 10 consejos para hacer la Ruta 66

Todos los artículos

10 consejos para hacer la Ruta 66

Soñadores y aventureros han recorrido la Ruta 66 en un viaje al epicentro de América. Prepara la aventura de tu vida.

En 1939, la Ruta 66 fue bautizada como “The Mother Road” (La Carretera Madre) por el escritor americano John Steinbeck en su libro “Las uvas de la ira”, con el que se alzaría con un premio Pulitzer. En él describía la emigración a California de los granjeros de Oklahoma. Tan sólo dos años antes, las autoridades americanas habían señalizado los casi 4.000 km de trazado que unían Chicago y Los Ángeles.

La Carretera Madre fue creciendo en popularidad y apareció en más libros, canciones y series de televisión. Aunque oficialmente dejó de formar parte de la Red de Carreteras de Estados Unidos en 1985, en la década de los 90 se puso en marcha un movimiento nostálgico que trajo el auge a la Ruta Histórica de la 66.

A pesar de que hoy en día es imposible seguir el antiguo trazado de la Ruta 66 sin combinarlo con muchos kilómetros de carreteras estatales e interestatales, el mito sigue atrayendo a miles de aventureros y románticos cada año, que se lanzan a descubrir la América profunda por carretera. Si eres uno de ellos, en Skyscanner te dejamos algunos consejos para hacer la Ruta 66:

Hazte con una copia de la Biblia de la Ruta 66

Todo el mundo coincide, la guía más completa sobre la Ruta 66 es “EZ66 Guide for travelers”, escrita por el historiador Jerry McClanahan. El autor la publicó en el año 2005 y desde entonces ha ayudado a miles de viajeros, no sólo a ir encontrando y empalmando los distintos tramos de la Ruta 66, sino también a conocer la historia de moteles, cafeterías, bares y pueblos perdidos que la jalonan, además de otras atracciones en el camino.

Este debe ser tu libro de cabecera tanto antes del viaje, para ir entrando en ambiente, como durante el mismo.

ruta 66

Elige bien tu coche de alquiler (si no viajas en tu moto)

Si eres un motero, seguro que no hay nada que te haga más ilusión que recorrer la Ruta 66 acompañado de tu máquina. Sin embargo, si vas a recorrer la Ruta 66 en coche, lo más habitual es que lo hagas en uno de alquiler.

A la hora de elegir el vehículo tienes que tener en cuenta varias cosas. Al ser un trayecto de una longitud considerable, debe ser un coche fiable y cuyo consumo de gasolina sea aceptable.

Los precios de las distintas compañías de alquiler fluctúan durante todo el año, siguiendo un patrón difícil de averiguar. Lo que sí es una constante, es que el alquiler suele resultar más barato si viajas desde Los Ángeles a Chicago (sentido oeste a este) en lugar de al revés. La mayoría de la gente prefiere partir de Chicago y acabar en Los Ángeles, siendo la demanda mucho más alta en este sentido.

enter link description here

Ten en cuenta el clima

La primavera y el otoño son las mejores estaciones para recorrer la Ruta 66 americana.

En verano, el calor puede llegar a ser sofocante en varios de los estados por los que discurre la carretera, siendo un suplicio no sólo para ti, sino también para tu vehículo.

En invierno, el frío es realmente intenso, encontrando nieve en varios tramos y con el inconveniente añadido de tener pocas horas de luz al día. En general, no es la mejor manera de viajar, sea cual sea tu destino.

montañas nevadas

Informarte sobre las normas de tráfico estadounidenses

A pesar de ser anglosajones, los americanos tienen el volante en el lado izquierdo del coche y conducen como en España. Sin embargo, antes de lanzarnos a recorrer la Ruta 66 debemos saber leer los signos de sus carreteras y tener muy en cuenta el tema de los límites de velocidad, tanto máximos como mínimos. Aquí están marcados en millas por hora, siendo una milla equivalente a 1,6093 kilómetros. A modo orientativo, los límites de velocidad en las carreteras interestatales suelen variar entre50 y 60 mph, mientras que el intervalo en los tramos interurbanos es de 65 a 80 mph.

Otra cosa importantísima: ni se te ocurra beber si vas a conducir.

enter link description here

Hazte con un buen GPS

El objetivo de aquellos enamorados de la Ruta 66 que se lanzan a la aventura de recorrerla es hacerlo, siempre que puedan, por la Ruta Histórica. Sin embargo, esto no es tarea fácil desde que, en 1985, la carretera dejó de ser oficial.

Aunque cuentes con la ayuda del libro de Jerry McClanahan, nunca está de más utilizar las tecnologías modernas y hacerte con un buen GPS que esté actualizado. Ya sabes: la navegación es la solución.

niño en coche

Compra un mapa de los Estados Unidos

Contradiciendo (sólo en parte) el consejo anterior, un mapa a la antigua usanza también te servirá de gran ayuda para completar el GPS.

Un buen atlas americano te permite comprobar tu progreso, la distancia entre grandes ciudades y coger rutas alternativas, y mejores, a las recomendadas por el GPS (que, debes reconocer, se equivoca con cierta frecuencia).

enter link description here

Prepárate para posibles emergencias

Lo habitual es que no pase nada mientras recorres la Ruta 66, pero no está de más prepararse para lo peor. Asegúrate de que tienes la batería del móvil cargada y lleva un cargador de coche contigo, así como algunas monedas por si te ves obligado a llamar desde una cabina. Lleva un neumático de repuesto, un botiquín, una tarjeta con los teléfonos de emergencia, una linterna, algo de dinero en efectivo, una sábana y una pequeña radio de pilas.

También es una buena idea ir manteniendo el contacto con familiares y amigos, para que las autoridades puedan localizarte más fácilmente en caso de que te ocurra algo.
Para total tranquilidad, consigue un buen seguro de asistencia en carretera.

enter link description here

No la hagas en una autocaravana

Viajar en caravana o autocaravana es toda una cultura y casi una forma de vida. Sin embargo, no es una buena idea hacer la Ruta 66 con la casa a cuestas. Es cierto que podrás ahorrar en comidas y alojamiento, pero si lo haces, te perderás la esencia de la aventura de conducir y conocer la Ruta 66.

La aventura de la Ruta 66 no versa sobre la carretera en sí, sino sobre todo lo que la rodea. Esos moteles típicos con miles de historias de viajeros. Los oscuros bares donde alguien toca algo de Rock & Roll. Restaurantes históricos de la América profunda. Eso es la Ruta 66. Debes vivirla a corazón abierto.

enter link description here

Dedícale el tiempo que merece

Normalmente, el viajero que se decide a conducir por la Ruta 66 lleva tiempo soñando con ello. En muchos casos, hablamos de años. Por ello, debes hacerlo bien.
Son 4.000 km de recorrido. Teniendo en cuenta, además, que la navegación no es del todo fácil, necesitarás un mínimo de 2 semanas para realizar tu aventura. Sin embargo, lo aconsejable es dedicarle 4 semanas para empaparte bien de todo. Quizá sea algo que realices una sola vez en la vida. En este viaje, tiempo y dinero no deben tener una importancia capital en tu planificación.

enter link description here

Conduce con cuidado

Algo básico para realizar cualquier tipo de ruta y no sólo la 66. Normalmente, vas a tener que conducir bastantes kilómetros diarios. Descansa, no corras, mantén la atención en la carretera, realiza paradas (que, además, para eso viniste, para conocerlo todo a fondo) y, si vas acompañado de otras personas que también tienen carnet de conducir, turnaros al volante.

route 66

Si te ha gustado este artículo seguro que también lo harán los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa