Noticias 10 cosas que hacer en Yunnan, China, la tierra “al sur de las nubes”

Todos los artículos

10 cosas que hacer en Yunnan, China, la tierra “al sur de las nubes”

Descubre los 10 rincones más bonitos de esta provincia china que te hará soñar.

En la más profunda e ignota China, aislada del mundanal ruido por la barrera natural de la cordillera de los Himalayas, se erige una región donde longevos y sabios lamas conviven con lugareños en perfecta armonía. Un paraíso terrenal, una tierra de felicidad permanente. Un pueblo inmortal. Yunnan.

Monjes tibetanos en los alrededores del monasterio Ganden Sumsetling

Crédito fotografías © Bisual Studio

Fronteriza con Laos, Birmania y Vietnam, la provincia de Yunnan ha sabido mantener la esencia milenaria de este inmenso país. La belleza y originalidad de sus paisajes unido a la arquitectura tradicional intacta de ciudades como Dali o Lijiang hacen de este viaje una experiencia inolvidable.

Monasterio de Shangri-La

Crédito fotografías © Bisual Studio

1. Kunming, la capital industrial

Kunming es la capital de la región. Una ciudad industrial, conocida como la Ciudad de la Primavera por su constante y buen clima durante todo el año. Con más de dos mil años de historia, fue una de las paradas de la Ruta de la Seda. Rodeada de templos y jardines, la ciudad se articula en dos grandes plazas unidas a través de calles peatonales rebosantes de mercados y restaurantes.

2. Lijiang, la Venecia del Este

Conocida como “la Venecia del Este”, Lijiang es una localidad con más de 800 años de historia y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1997. Visita obligatoria en el recorrido por el sur del país, esta ciudad contiene la mayor arquitectura tradicional que se conserve en China. Una maraña de puentes, canales y casas tradicionales naxi, con paredes de piedra y jardines interiores trazan aquí, la frontera entre el mundo chino y tibetano.

Vistas de Lijiang en China

Puesto de comida en Lijiang

Crédito fotografías © Bisual Studio

3. Dali, la ciudad bohemia

Dali, un pequeño pueblo con pretensiones de ciudad es una de las ciudades más bellas de Yunnan. A mitad de camino entre Kunming, la capital de provincia y Lijiang, Dali es la única ciudad de China que queda completamente amurallada. Grandes casas de piedra y madera con tejas labradas; paisajes montañosos y numerosas etnias conviven en esta localidad. Así como una comunidad de hippies, artistas y músicos que llenan de vida las veladas de los transeúntes en las calles de la Old Town (o ciudad vieja).

Pagoda de Qianxun, Dali

Crédito fotografía © Miriam Blasco / Bisual Studio

Lago de Dali

Crédito fotografías © Bisual Studio

4. Weishan, la pequeña Dali

A una hora de Dali, encontramos Weishan. Mucho menos turístico que su vecina ciudad, este pintoresco pueblo mantiene su esencia milenaria de manera más auténtica que Dali o Lijiang. Las calles de Weishan están repletas de comercios y talleres de oficio tradicionales que mantienen su carácter más auténtico.

Detalle de una puerta china en Weishan

Crédito fotografías © Bisual Studio

5. Shangri La, el paraíso perdido

En 1933, el escritor británico James Hilton, publicaba “Horizontes Perdidos”. Una novela que describía un valle escondido entre los Himalayas donde las personas nunca envejecían. Oculto, logra preservar su cultura y tradiciones de las influencia del mundo moderno. Este lugar lo llamó Shangri La. Una tierra ficticia de eterna juventud, paz y justicia situado en las montañas del Tíbet. Desde entonces, aventureros y exploradores intentaron hallar este paraíso perdido. Y lo hallaron en Zhondiang, hoy día, renombrado Shangri La en honor a la novela de Hilton y situado en las montañas colindantes entre China y Tíbet a una altura de 3.380 metros.

Vistas del pueblo de Shangri La

Templo dorado en Shangri La

Templo budista en los alrededores de Shangri La

Crédito fotografías © Bisual Studio

6. El monasterio tibetano, Ganden Sumtseling

A unos cinco kilómetros al norte de Shangri La se encuentra el monasterio tibetano de Ganden Sumtseling Gompa. Aquí ya se respira a Tíbet. La gente, las construcciones o los monjes sonrientes que saludan al pasar; todos ellos, impregnan este lugar de una paz y tranquilidad abrumadora. En este valle rodeado de montañas y lagos alpinos residen más de 600 monjes budistas en un complejo de más de veinte templos, siendo el monasterio principal (Monasterio de Ganden Sumtseling Gompa) uno de los más importantes de China, construido hace más de trescientos años.

Detalle ornamental de una puerta de acceso a la ciudad

Monasterio de Ganden Sumtseling

Monjes tibetanos cocinando en el monasterio

Crédito fotografías © Bisual Studio

7. Las terrazas de arroz de Yuangyang

Declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2013, las terrazas de cultivo de Yuangyang se extiende a lo largo de 11.000 hectáreas. Un espectáculo visual, que hoy día sigue funcionando y trabajándose de manera tradicional por la etnia hani. Un pueblo con más de 1300 años de historia residentes en las montañas de Ailao. Sus laderas son cada día laboriosamente domesticadas para plantar arroz.

8. Garganta del Salto del Tigre, el cañón de río más profundo del mundo

Zigzagueantes carreteras de montaña y paisajes de color verde intenso dan paso a la Garganta del Salto del Tigre. Un espectacular desfiladero que abre su paso al río Yangtsé a lo largo de 16 kilómetros. Encajonado por paredes de 2000 metros de altura, en este desfiladero viven algunos pequeños pueblos naxi que aparte de vivir del cultivo de arroz y cereales, hacen de guías en las rutas por la Garganta del Tigre, cuyo nombre hace referencia a una leyenda que cuenta cómo un tigre, para escapar de un cazador, saltó el cañón en su punto más estrecho.

9. Los Naxi, la gran minoría

Una cuarta parte de las minorías étnicas que habitan en China se encuentran en Yunnan. Alrededor de 20 minorías étnicas conviven en esta región. Los bai, yi, hani, o naxi son algunas de ellas. Al noroeste, encontramos poblados naxi, una de las etnias más antiguas que habitan la provincia de Yunnan. Sus casas están construidas alrededor de un patio central y conservan una arquitectura simple pero conservando una complejidad barroca en puertas y ventanas. Muy marcada por el estilo tibetano, en un paraje envuelto de praderas y rebaños de yaks que pastan tranquilamente por sus alrededores.

Fachada de una casa tibetana

Anciana naxi delante de un cartel de una película de ciencia ficción

Crédito fotografías © Bisual Studio

10. Shaxi, y la ruta del té

Esta diminuta ciudad de difícil acceso, fue una de las paradas principales en la Ruta del Té a lomos de caballos y una vía comercial desde Yunnan hasta Tíbet, India y Nepal. Un lugar tranquilo y muy bien conservado con una agradable plaza, un teatro popular y decenas de calles por las que perderse durante todo un día.

Un soldador en su taller

Dos hombres descansan delante de su taller

Crédito fotografías © Bisual Studio

Este artículo es obra de los fotoperiodistas de Bisual Studio. Sígueles la pista y disfruta con sus imágenes.

¿Has estado en alguno de estos lugares maravillosos? Pues ve buscando vuelos con múltiples destinos y no te pierdas ni uno.

Si este artículo te ha gustado, clica en estos. ¡Déjanos inspirarte!

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa