Noticias Las 10 mejores rutas en coche por Irlanda

Todos los artículos

Las 10 mejores rutas en coche por Irlanda

Descubre la Isla Esmeralda sobre 4 ruedas con estas rutas estupendas

Irlanda fue bautizada con el sobrenombre de la Isla Esmeralda por el verde tapiz que la cubre de este a oeste y de norte a sur. Aunque no posee grandes montañas, su paisaje resulta igualmente estremecedor, con sus colinas, antiguos bosques y una costa plagada de violentos acantilados.

En el aspecto histórico y cultural, este país de emigrantes ha conseguido mantener su legado celta y mezclarlo con los jirones que cada irlandés trajo de vuelta a su tierra tras una vida en el exilio. También son muchos los vestigios de una época medieval marcada por su constante lucha con Inglaterra y un profundo sentimiento cristiano. Castillos y abadías forman parte del paisaje irlandés casi tanto como la hierba y las ovejas. Pero lo mejor de Irlanda es, sin duda, su gente. Los irlandeses son seres afables, abiertos y deseosos de hablar con cualquiera que quiera compartir con ellos una buena pinta en un pub.

Dado el mal servicio de transporte público que posee Irlanda, la mejor manera de descubrir todas estas perlas del país es moviéndote con un coche por sus estrechas carreteras. En Skyscanner os sugerimos las 10 mejores rutas para exprimir todo el sabor a Irlanda:

1. La península de Dingle

Una de las rutas en coche cortas más bonitas de toda Irlanda. En la parte más occidental del condado de Kerry se encuentra la península de Dingle. Este accidente geográfico se formó gracias al estrangulamiento que producen las montañas de Slieve Mish, con el Monte Brandon casi rozando los 1000 metros de altitud.

Esto ha formado una serie de acantilados de roca caliza y una costa plagada de pequeñas calas de dramática belleza. Son pocas las playas aptas para el baño, lo cual les da un toque aún más melancólico. Algunos surfistas aprovechan la ausencia de bañistas para enfundarse en sus neoprenos y cabalgar las furiosas olas del Atlántico.

Recorre toda la costa sin prisa, parando en cada cala que te llame la atención y acaba probando el fantástico seafood chowder (una especie de crema de marisco) en cualquiera de los restaurantes del pequeño y colorido pueblo de Dingle.

Haz clic en la fotografía y descubre las playas escondidas más bellas de Europa

2. De Wexford a Waterford por Hook Head

Algo menos de 100 km separan la ciudad vikinga de Wexford de la portuaria Waterford cuando cubres la distancia usando la carretera que discurre por el anillo de Hook. La península de Hook, al suroeste de Wexford, es un lugar dramático y barrido constantemente por el viento y las olas. Aquí encontraremos un faro del siglo XIII, el más viejo del mundo que aún funciona.

En el oeste de la península puedes coger un ferry en Ballyhack, ciudad dominada por su castillo del siglo XV, y cruzar con el coche al pintoresco pueblo de pescadores de Passage East. De aquí viajaremos a Crooke antes de llegar a Waterford.

Haz clic en la fotografía y descubre los faros más bonitos del mundo

3. De Killarney a Cork por la Península de Beara

En las puertas del precioso Parque Nacional de Killarney se encuentra la alegre ciudad de Killarney, punto de partida de varias rutas costeras en coche por Irlanda. Desde aquí puedes explorar la península de Dingle, el anillo de Kerry y la desconocida península de Beara.

En Beara encontrarás lagos incrustados en las montañas, antiguas tumbas y monolitos del Neolítico, coloridos pubs y excelentes mariscos y pescados que viajan directamente de la red al plato. Conduce estos 300 km con tranquilidad y desvíate por las estrechas carreteras secundarias que se internan en las fisuras de la costa salvaje antes de llegar a Cork, la segunda ciudad más poblada de Irlanda.

Haz clic en la foto y descubre los rincones más preciosos de Irlanda

círculo de piedras en la península de beara en Irlanda

4. De Galway a Westport por el Doolough Valley

Galway es una ciudad vibrante, llena de estudiantes y pubs y con un casco histórico que rebosa vida cada fin de semana. De aquí saldremos con el coche hacia el norte para atravesar los bellos paisajes de la región de Connemara.  Coge la ruta que te lleva por las montañas tras visitar la antigua abadía de Kylemore. Desde las alturas podrás ver los acantilados de la costa atlántica.

Siguiendo hacia el norte con el coche encontrarás un fiordo de los tiempos de las glaciaciones en Killary Harbour para después adentrarte en el valle de Doolough, con sus colinas y lagos sin rastros de civilización. A mitad del siglo XIX este valle fue el testigo de la tragedia de la Marcha de la Hambruna, cuando 400 personas murieron en los caminos mientras buscaban comida y ayuda.

Saliendo del valle nos toparemos con las casas georgianas de Westport.

Haz clic en la fotografía y sumérgete en lugares de Europa donde disfrutar de la naturaleza en otoño

5. De Belfast a Londonderry por la Calzada del Gigante (Giants Causeway)

Esta ruta en coche por Irlanda tiene unos 250 km. Comenzaremos por Belfast, la capital de Irlanda del Norte. En la ciudad puedes encontrar pubs legendarios y no debes dejar de visitar el edificio de Titanic Belfast.

Saldremos hacia el extremo norte de la isla, donde las pisadas del gigante Finn McCool te guiarán a las 40.000 columnas hexagonales de basalto que construyó este ser mitológico para luchar contra su rival, el gigante escocés Benandonner. Hay una versión menos fantástica que defiende que son formaciones de lava enfriada, pero recuerda que Irlanda es mágica y todo puede ser.

Deja el coche para pasar por el puente colgante de Carrick-a-rede hacia la isla de Carrick. También el castillo de Dunluce, las cascadas de Parque Forestal de Glenariff y la bella playa de White Rock harán que pises el freno en tu camino a Londonderry, la segunda ciudad más importante del Ulster.

Haz clic en la foto y descubre 10 cosas que hacer en Belfast

6. De Dublín a Portlaoise por las montañas de Wicklow

Saliendo de la cosmopolita Dublín, te diriges con el coche hacia el sur, pudiendo hacer una breve parada en la catarata de Powerscourt (la más alta de Irlanda) situada junto al palacio y los jardines botánicos del mismo nombre.

La carretera atraviesa el Parque Nacional de las Montañas de Wicklow y desciende al arbolado pueblo de Laragh. Aquí gira hacia el este para pasar por Glendalough que esconde lagos, grandes bosques, numerosos senderos y un monasterio del siglo VI, bastante bien conservado. El camino sigue hacia el este hasta Portlaoise.

Haz clic en la foto y descubre las mejores atracciones de Dublín

7. De Donegal a Dunfanaghy por los acantilados de Slieve League

El condado de Donegal es uno de los pocos donde aún se habla gaélico en las casas. Parece un lugar anclado en el tiempo donde siguen existiendo grandes granjas y el ganado es una constante en el paisaje que verás desde la carretera en una de las rutas en coche por Irlanda con más encanto.

Desde la adormecida capital, Donegal, conduce hacia el oeste hasta los acantilados de Slieve League. Aunque son los de Moher los más visitados de la isla, estos son los más altos de Europa y hay un sendero que te permite recorrerlos por horas. Las vistas son espectaculares.

Bordeando hacia el norte la escénica costa, jalonada por colinas y acantilados, llegaremos a la pequeña villa de Dunfanaghy. En sus alrededores podrás encontrar el bosque irlandés de Ards y los acantilados de Horn Head. En un día de sol los verdes, azules y ocres te atraparán.

Haz clic en la foto para encontrar los albergues más bonitos de Europa

8. De Downings a Skibbereen, la aventura de la costa atlántica

Una de las grandes aventuras en coche en la Isla Esmeralda. Algo más de 650 km separan estas dos poblaciones de Donegal y Cork. Podrás recorrer toda la costa atlántica irlandesa utilizando estrechas carreteras barridas por el viento y el agua. Las tradiciones de Donegal y los acantilados de Slieve League, la belleza natural del interior de Connemara, la vibrante Galway y los acantilados de Moher, la península de Dingle y el anillo de Kerry, hasta llegar a Cork.

Un viaje para hacer en al menos 10 días, sin prisas y disfrutando de los paisajes y la hospitalidad irlandesa.

Haz clic en la foto y descubre las islas europeas más increíbles

9. De Dublín a los acantilados de Moher, por Galway

Los dos lugares más visitados en Irlanda son Dublín y los acantilados de Moher. Dublín es una ciudad joven, cosmopolita, donde puedes encontrar ambiente cualquier día de la semana y decenas de idiomas se mezclan en las calles del centro. Disfruta de la capital dos óo tres días antes de salir hacia el oeste y cubrir los 210 km que la separan de Galway.

Atravesarás el centro de la isla, pasando por la ciudad de Athlone y el antiguo monasterio de Clonmacnoise. Un desvío podría llevarte a la bonita Kilkenny.
Una vez en Galway, aún deberás conducir otros 45 minutos hacia el sur para llegar a los acantilados de Moher. Aunque ahora ya no permiten acercarse a sus límites sigue siendo uno de los emplazamientos más espectaculares de Irlanda.

Haz clic en la foto para conocer los hoteles más bonitos de Dublín

10. All Ireland, la gran aventura

Si dispones de tres o cuatro semanas para hacer una ruta en coche por toda Irlanda, hazlo. La Isla Esmeralda no te defraudará. Bautizada como el Tigre Celta por su despegue económico en la década del 2000, Irlanda no deja de ser una tierra llena de magia y zonas donde parece que el tiempo no ha pasado. Empápate de sus tradiciones, paisajes, gentes, pubs y cervezas y te sentirás como en casa.

Haz clic en la foto y descubre los países que al visitarlos te atraparán

Todo el mundo que visita Irlanda, acaba regresando.

¿Has estado ya en Irlanda? Déjanos un comentario y comparte tus lugares favoritos.

Artículos relacionados:

Skyscanner es el comparador global para tus viajes que te ayuda a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.