El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias 10 restaurantes de Dublín para comer bien y barato

Todos los artículos

10 restaurantes de Dublín para comer bien y barato

¿Estás planeando una escapada a la capital de Irlanda y buscas restaurantes en Dublín? ¡Toma buena nota de estos 10!

Has reservado vuelos y hotel con Skyscanner, estás ajustando el presupuesto de tu viaje y se plantea la eterna duda: ¿dónde comer barato en Dublín? Las opciones son tan sabrosas como variadas, desde pubs con muchos años de historia a locales modernos, pasando por fábricas de cerveza, Guinness, por supuesto. Saca el babero porque lo vas a necesitar después de conocer algunos de los mejores restaurantes de Dublín.

Vuela a Dublín

1. Beanhive

Pocas cosas hay más típicas que empezar un día de turismo por esta ciudad que un buen desayuno irlandés. Compuesto por huevos, judías con tomate, panceta, salchichas, champiñones asados o tomate a la parrilla, asegura el combustible necesario para que la energía no decaiga. Beanhive ofrece uno de los más populares para comer barato en Dublín a cualquier hora del día por menos de 10 euros. Y también sándwiches, bocadillos, wraps o paninis: con chorizo, jalapeños, salsa barbacoa y cebolla roja; de atún con queso suizo y aceitunas negras; de pollo, beicon, uvas, nueces y mayonesa, o una opción vegana con pimientos, espinacas, hummus, champiñones y aceite de chile.

26, Dawson Street

2. Neon

El más popular entre los restaurantes asiáticos para comer en Dublín, Neon, abrió sus puertas en Camden Street en 2012. Su lema es ‘ofrecer a nuestros clientes alimentos de buena calidad a precios bajos’, para lo que sus cocineros utilizan los ingredientes más frescos. Si eres fan de la gastronomía de Tailandia, reserva una de las mesas compartidas para hincarle el diente a sus platos más demandados: pad thai, nasi goreng, sopa de langostinos, rollitos de pato, calamares con pimienta negra, ensalada de ternera o alguno de sus curris: rojo, verde o amarillo. Y, para regarlo, una gran selección de vinos y cervezas artesanales irlandesas. Ah, el postre corre por cuenta de la casa.

17, Camden Street

3. John Kavanagh – “The Gravediggers”

Aunque no entre en la categoría de restaurantes en Dublín, un pub es uno de los lugares más habituales donde saciar el apetito. Inaugurado en 1833, con la sexta generación familiar al frente del negocio, presume de servir las mejores pintas de Guinness de la capital de Irlanda. Y para comer, mac and cheese con jalapeño y pollo, estofado de ternera, sopa de cerdo y salchichas, codillo con patatas, sopa de marisco, ensalada de queso de cabra, albóndigas, mejillones con chorizo (sí, has leído bien) o merluza con espárragos, cebada y jamón de Parma. Para rematar, alguna de sus irresistibles tartas caseras.

1, Prospect Square

4. Baker’s Pub

Otro de los pubs donde comer en Dublín es reconocido por su excelente Irish Guinness Beef Stew, uno de los platos más famosos y reconfortantes de la gastronomía nacional: estofado de ternera, cocinado a fuego lento y con mucho cariño, al que se añade el popular ‘oro negro líquido’ junto a patatas, cebollas, zanahorias, apio o ajo. También dispone de sopa y plato del día: cerdo con puré y col, rollitos de primavera, ensalada César, lasaña, salchichas con patatas fritas, pollo relleno, pastel de carne gratinado, fish and chips… Y, si no quieres complicarte la vida, en su carta encontrarás un puñado de sándwiches y hamburguesas recién preparados.

47-48, Thomas Street

5. White Moose Cafe

Si dispones de poco tiempo y buscas restaurantes en Dublín buenos, bonitos y baratos, The White Moose Café es tu sitio. En su menú, sopas, ensaladas, hamburguesas gourmet y ‘sambos’, una especie de sándwiches elaborados con diferentes tipos de pan y rellenos a elegir: pollo a la parrilla, beicon crujiente, tomate y mayonesa de ajo; lonchas de ternera con cebolla; pierna de jamón, espuma de aguacate y queso brie o atún con mayonesa de chile y cheddar. Los más golosos de la familia no se resistirán a sus sugerentes tortitas: con sirope, mascarpone y bayas, salsa de caramelo y crema francesa, plátano caramelizado y Nutella… Se te hace la boca agua, ¿verdad?

268 – 272, North Circular Road

6. Camden Rotisserie

¿Te gusta el pollo y buscas restaurantes en Dublín? Anota en tu agenda viajera Candem Rotisserie, donde podrás degustar esta ave en todas sus posibles variedades: asado, alitas fritas, brochetas con salsa barbacoa; relleno de rúcula y mozzarella; al estilo del escalope vienés schnitzel; a la brasa con limón y alioli de albahaca; en una ensalada César; marinado al estilo cajún, con lechuga, pimientos, cebolla y cubierto de salsa; con rodajas de aguacate, cebolla roja, pimiento rojo y mayonesa; en forma de sándwich con beicon y huevo frito, o en cualquiera de sus hamburguesas: americana, mexicana, italiana… ¡Cuesta tanto decidirse!

37, Lower Camden St.

7. Elephant & Castle

Y hablando de pollo, si hay un imprescindible que comer en Dublín son las icónicas alitas de Elephant & Castle. Bautizado así por el famoso cruce londinense, su primera sede fue inaugurada en Nueva York en 1973. Con el lema de «Copiado por muchos, superado por ninguno», abrió una sucursal en Irlanda en 1989 cuando a uno de sus cocineros se le denegó la entrada a EE. UU. Ubicado en el corazón de Temple Bar, sirve desayunos, almuerzos y cenas siete días a la semana. Ensalada de calamares con vinagreta de miso; tagliatelle caseros con langostinos, vieiras y mejillones; bacalao y almejas con caldo de tomate picante y patatas… ¡Apetece todo!

18, Temple Bar

8. The Bad Ass Cafe

Entre los restaurantes de Dublín, The Bad Ass Cafe es el más el antiguo de la animada zona de Temple Bar, con 35 años a sus espaldas. Incluido en el ‘Rock’ N ‘Stroll Tour’, alberga uno de los sistemas de pago en efectivo más antiguos del país y entre sus antiguos empleados figura Sinead O’Connor. Sus hamburguesas, todas ellas elaboradas con carne cien por cien irlandesa, son famosas en toda la ciudad, al igual que sus ensaladas, pizzas y platos de pasta. Y, si viajas en familia o con un grupo de amigos, nada como pedir un The Huge Ass para probar un poco de todo por 30 euros: patatas fritas, alitas y tiras de pollo, aros de cebolla, salchichas, salsas… Ligero no parece…

9-11, Crown Alley

9. Temple Bar Food Market

De entrada gratuita y un eslogan que reza “Cada sábado, llueva, granice o brille el sol”, el Temple Bar Food Market es uno de los imperdibles para comer en Dublín si tu visita coincide con este día de la semana. Ostras del Condado de Clare, quesos de ovejas de Galway, pasteles croatas; tacos, fajitas y burritos orgánicos, sushi recién preparado, perritos calientes con salchichas artesanales, bocadillos de carne, noodles, koftas, samosas… Los fans del dulce gozarán con un gran surtido de tartas y pasteles, además de los puestos de crepes y chocolate caliente, con menta o caramelo, a los que se puede añadir gratuitamente un chupito de ron.

Meeting House Square

10. Guinness Storehouse

¿Todavía quieres conocer más restaurantes de Dublín? Si el tiempo es tu enemigo, aprovecha una de las visitas que no puedes perderte para saciar tu apetito. Hablamos de la Guinness Storehouse, uno de los puntos más turísticos. Aunque para acceder a la fábrica de cerveza deberás pagar el precio de la entrada, que incluye una pinta en su espectacular bar de la última planta, en su interior encontrarás cuatro restaurantes y bares con especialidades elaboradas con Guinness, desde el famoso estofado a pan artesanal, pasando por mayonesa, cebollas caramelizadas, chutney o alitas de pollo. Y recuerda: Guinness is good for you!

Cerveza Guinness

St. James Gate

Vuela a Dublín

Si te ha gustado este artículo, te interesa:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.