Noticias 14 consejos para viajar por muy poco a los destinos más caros

Todos los artículos

14 consejos para viajar por muy poco a los destinos más caros

¿Tu destino soñado queda fuera del alcance de tu presupuesto? Te ayudamos a descubrirlo por mucho menos de lo que piensas. ¡Vamos!

Cuando te pones delante de un mapamundi y comienzas a soñar con los lugares que te gustaría visitar, tu subconsciente se convierte en un limitador al fijar la mirada sobre países donde el coste de la vida supera con creces al que te puedes permitir.

Desde ciudades como Tokio, Sídney u Oslo a islas paradisíacas como Bora Bora o Maldivas. Se trata de viajes a países caros que nunca acabas de hacer porque siempre encuentras la excusa de la falta de presupuesto. Sin embargo, incluso en estos lugares existen trucos para gastar menos.

En Skyscanner nos seguimos empeñando en ver tus sueños viajeros convertidos en realidad y por ello te dejamos esta lista de consejos para viajar por muy poco a los destinos más caros:

Alojamiento

1. Utiliza el intercambio de casas o alquila una habitación

Durante estos últimos años se han puesto de moda un par de conceptos que te permiten ahorrar dinero cuando te alojas en el extranjero: el intercambio de casas y el alquiler de habitaciones en casas compartidas.

Aunque la primera opción es más económica que la segunda, si alquilas una habitación en una casa habitada por gente local tendrás el valor añadido de contar, por el mismo precio, con un guía contrastado. Cuando conoces un destino de la mano de un lugareño, el viaje se convierte en una experiencia totalmente distinta.

Casa en la playa

2. Busca alojamientos menos perfectos

A todos nos gusta alojarnos en el centro de una ciudad con mucha vida o en la mejor cabaña sobre el agua de colores más increíbles de una isla paradisíaca. Sin embargo, si buscas alojamientos algo más alejados de esa perfecta localización, tu bolsillo te lo puede agradecer eternamente.

3. Campings, acampada libre y autocaravanas

Si te gusta la naturaleza y no te incomodan las estrecheces, tienes varias opciones donde elegir para conseguir ahorrar bastante dinero.

Si estás viajando por un lugar con bellos y abundantes parajes naturales (como puede ser Australia) casi seguro podrás optar por acampar en zonas designadas para ello, siendo los precios mucho más asequibles que los que encontrarás en cualquier hotel o motel de la zona. Si además tienes la suerte de que es un país donde está permitida la acampada libre, habrás ganado el bote.

Otra posibilidad es andar con la casa a cuestas. En muchos lugares te saldrá más rentable la opción de unificar transporte y alojamiento que pagar ambas cosas por separado. Alquila una autocaravana y disfruta de tu libertad a un menor precio.

Tienda de campaña

4. Reserva con antelación y por muchas noches

Otro consejo que suele ser muy útil cuando vas a viajar a países caros es planearlo con mucha antelación e intentar beneficiarte de las mejores ofertas en alojamientos. Además, si estás planeando quedarte por la misma zona durante una temporada medianamente larga, es mejor que intentes pactar un buen precio reducido con un solo alojamiento que ir pasando unas pocas noches en varios diferentes.

Transporte

5. Vuela en temporada baja y realiza escalas

Aprovecharse de la temporada baja es un consejo vital si estás pensando en viajar a países caros. Afecta prácticamente a todos los gastos que puedas tener, pero es especialmente importante en el precio del vuelo, siempre que estemos hablando de un destino realmente lejano. Otras formas de ahorrar en el vuelo es aceptar hacer escalas y reservarlo con toda la antelación posible. Para ello puedes usar la herramienta de buscador de vuelos que en Skyscanner ponemos a tu disposición.

6. Comparte transporte

No se trata realmente de hacer autostop. En varios países donde viajar resulta bastante caro, es normal el hecho de moverte compartiendo gastos. Investiga en páginas especializadas y podrás compartir viajes en coches, furgonetas o incluso autocaravanas.

Autocaravana

7. Compra y venta de coches

En lugares como Australia, Estados Unidos y Nueva Zelanda puedes ahorrarte prácticamente todo el dinero de tu alquiler de coche. El truco es fácil: no alquilas sino compras. Existe un mercado muy activo de viajeros que compran coches usados para venderlos unas semanas más tarde. La oferta y demanda son siempre altas y, si tienes dotes comerciales, incluso puedes costearte parte del combustible con lo que ganes de la transacción de compra-venta.

Visitas

8. Intenta conocer lugares a través de gente local

Has conseguido ahorrar dinero para el vuelo y ya estás instalado en un hotel que te ha costado un riñón… Pero ahora no te quedan fondos para ver las mejores cosas del lugar. Es un clásico cuando viajas a países caros. Un buen consejo es que busques la ayuda de gente local. Incluso en auténticos resorts vacacionales, siempre hay quien no vive exclusivamente del turismo y está dispuesto a enseñarte lo mejor de su tierra. Lo pueden hacer por un precio muy inferior a las excursiones organizadas por empresas del lugar o, si tienes mucha suerte, de forma gratuita. Además, seguro que lo hacen con mucho más gusto y pasión que aquellos que lo tienen como un trabajo diario.

Turistas

9. Utiliza aplicaciones tecnológicas

En la era de las tecnologías, a veces puedes planear todas las visitas que merecen la pena utilizando tu smartphone, tablet u ordenador. Multitud de programas y aplicaciones te permitirán elegir entre los consejos de otros viajeros, dialogar con ellos y descargarte mapas offline. Exige una preparación mayor y deberás dedicarle tiempo, pero ese esfuerzo se traducirá en un buen ahorro de dinero si estás pensando en viajar a países caros.

Smartphone

10. Averigua cuáles son las atracciones gratuitas

Da igual lo cara que sea la ciudad o el resort en el que te encuentres, siempre habrá algo gratis que merezca la pena hacer. En las grandes ciudades como Londres, París, Tokio o Nueva York encontrarás diversas websites donde encontrar información sobre museos, espectáculos, parques y otras atracciones que no exigirán que saques tu billetera. Lo mismo ocurrirá si has viajado a un bello paraje natural: nadar en el mar, pasear por el bosque o la selva y algunas otras cosas más serán siempre gratuitas.

Comidas

11. Cocina tu propia comida

Otros consejos fundamentales para poder ahorrar al viajar a países caros son los relativos a la alimentación. Comer cada día en un restaurante elevará tu cuenta de gastos de forma más que considerable. Para evitarlo, una de las opciones más recomendables es que te alojes en algún lugar donde puedas cocinar tu propia comida. No es necesario que te traigas las provisiones de casa (aunque tampoco es mala opción para cubrir algunos días) pero ya el simple hecho de comprar los víveres en el supermercado local hará que notes una gran diferencia en tu bolsillo.

Puesto de comida

12. Come donde lo hagan los locales

Por muy caro que sea el país al que has viajado, es muy poco probable que todos sus habitantes tengan un elevado poder adquisitivo que les permita comer y cenar cada día en lugares costosos. En estos destinos se suele poder diferenciar entre restaurantes turísticos y locales. Busca donde comen las familias normales y trabajadores y descubrirás platos variados y sabrosos a precios muy asequibles.

Dinero

13. Haz buen uso de las tarjetas de crédito

Cuando vas a viajar a un país caro que tiene una moneda distinta a la tuya, los cargos por comisiones pueden encarecer considerablemente tu viaje. Un buen consejo al respecto es que intentes retirar elevadas sumas cada vez que acudas al cajero, ya que se suele aplicar una comisión fija por operación además de la porcentual sobre el capital dispuesto. En la mayoría de los casos conviene pagar los gastos directamente con la tarjeta. Suelen aplicar el cambio vigente y quedas libre de la comisión.

Ahorra dinero

14. Trabaja durante tu viaje

La mejor forma de financiar tu viaje a un país caro es trabajar durante tu estancia en él. Eso sí, siempre que tu horario de trabajo te permita también disfrutar del lugar. Los sueldos en estos lugares suelen estar acordes con el nivel de vida y trabajos en granjas o alojamientos te permitirán ahorrar un buen dinero que después podrás gastar mientras recorres el país.

Si te ha gustado este artículo, seguro que también lo harán los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa