Noticias 15 consejos para sobrevivir a la Feria de Abril en Sevilla

Todos los artículos

15 consejos para sobrevivir a la Feria de Abril en Sevilla

¿Vas a ir a la Feria de Abril? Pues toma nota y prepárate para vivirla como si fueras un sevillano más.

La Feria de Abril atrae cada año a centenares de miles de personas. Este evento está marcado a fuego cada año en la agenda cultural de Sevilla (y de Andalucía entera) y es una fuente inagotable de diversión. Si vas a ir, te damos unos cuantos consejos para que, aunque no lo seas, te sientas como en casa y disfrutes de la fiesta, las casetas, los cacharritos, el rebujito, el jamón y los churros. Toma nota y prepárate.

La Feria de Abril de Sevilla nació en 1847 como una feria comercial y de ganado pero, con el paso del tiempo, sólo ha sobrevivido su aspecto festivo. Situada junto al río Guadalquivir en el barrio de los Remedios, el recinto ferial tiene una superficie de más de 250.000 metros cuadrados y está dividido en 15 calles, 25 manzanas y más de mil casetas en las que se puede comer, beber, bailar, cantar y disfrutar del tiempo con los amigos y la familia.

Vuela a Sevilla ya

La zona de las casetas de la Feria de Abril se conoce como el Real de la Feria, mientras que la zona de las atracciones (los “cacharritos”, tal y como les llaman los sevillanos) es la Calle del Infierno, seguramente por el ruido ensordecedor que domina el ambiente. Si estás en la ciudad o tienes previsto pasarte por allí aquí van unos cuantos consejos para que disfrutes de la Feria de Abril de Sevilla como si fueras un local.

1. Conoce a un local

Quizás no sea lo más sencillo, pero si conoces a alguien de Sevilla tendrás (además de un guía estupendo) un anfitrión que te permitirá entrar en casetas privadas que, al fin y al cabo, son las mejores. Si no es el caso, siempre puedes pasarte por las 16 casetas públicas que hay en el recinto. La entrada es libre y aunque quizás el ambiente no sea tan auténtico, seguro que te lo pasas bien.

2. El Alumbrao

Hagas lo que hagas, el primer día de la Feria de Abril (el lunes) no te pierdas el “Alumbrao”, el momento en el que se encienden las más de 250.000 bombillas que iluminan el Real. Es a las 12 de la noche y ese día se conoce como “Lunes de Pescaíto” precisamente porque lo tradicional es cenar pescado frito cocinado como sólo se hace en Andalucía. Un consejo: arréglate, porque los sevillanos son de ponerse sus mejores galas.

3. Los fuegos artificiales

Otro de los momentos cumbre de la Feria de Abril es el espectáculo pirotécnico del domingo de clausura. Si queréis ver el castillo de fuegos artificiales en toda su gloria ir al Muelle de las Delicias.

Busca hotel en Sevilla

4. Disfruta del día

La Feria de Abril tiene caras diferentes de día y de noche. Así que para una primera aproximación te recomendamos que te acerques entre semana y de día. Así podrás disfrutar del espectáculo de los locales llegando a caballo o en coche de caballos, los trajes tradicionales y el arte de Sevilla.

5. Vive la noche

A partir de las 8 de la tarde la Feria de Abril de Sevilla se transforma y el aspecto festivo toma el poder. Es la hora de tomar muchos rebujitos, de tocar las palmas, de sacar el arte flamenco que llevas dentro… y también un momento perfecto para disfrutar del recinto del Real completamente iluminado. También es el momento en el que el ambiente es más joven.

6. Elige un buen lugar de encuentro…

Que no sea la portada, por favor. Porque precisamente ahí es donde todo el mundo (absolutamente todo el mundo) queda, con lo cual no es fácil ni que te encuentren ni que encuentres a tus amigos. Busca algún lugar alternativo como la puerta de alguna caseta o algún puesto en concreto. Lo agradecerás.

Vuela a Sevilla ya

7. Consigue un mapa

Sí, como lees. Consigue un mapa, porque con una superficie tan grande, tantas calles que parecen iguales y casetas lo necesitarás para orientarte. No digas que no te lo advertimos.

8. Lleva calzado cómodo… y que no te importe que se ensucie

El suelo del Real de la Feria está recubierto de albero, una especie de tierra de color dorado muy efectiva (por lo visto) cuando llueve pero que tiene el efecto secundario de ensuciar los zapatos que da gusto. Así que mejor que tu calzado sea cómodo… y que no le tengas demasiado cariño porque quizás no vuelva a ser el que era. Una curiosidad: el albero es el mismo tipo de tierra que se usa en las plazas de toros.

Busca hotel en Sevilla

9. Detalles flamencos

Si es tu primera vez en la Feria de Abril lo más probable es que no tengas un traje regional típico que ponerte. No te estreses. Aunque verás a muchas mujeres con el vestido de sevillana con que uses algún detalle flamenco basta. Puedes optar por una flor en el pelo, un mantón o unos pendientes grandes para darle a tu look un toque. Eso sí, viste con elegancia. Los sevillanos se toman muy en serio la Feria.

10. Rebujito, jamón y tortilla

La gastronomía andaluza es increíblemente rica, pero si vas a la Feria de Abril no te puedes ir sin probar el “rebujito”, la refrescante mezcla de manzanilla o fino con refresco de lima-limón con gas. Dulce, fresca y con una capacidad increíble de subírsete a la cabeza. ¡Cuidado con cuantas copas te tomas! Si quieres ir picando entre rebujito y rebujito, lo más típico es la tortilla de patatas o el jamón.

11. Usa el transporte público

Sí, el Real de la Feria tiene un parking bastante grande pero créenos, ni es suficiente ni te va a compensar. Los lugareños suelen apostar por el transporte público y el ayuntamiento refuerza los servicios esos días.

12. Los cacharritos del infierno

De día o de noche (aunque mejor al caer el sol) date una vuelta por la “Calle del Infierno”, que es como los sevillanos llaman a la calle en la que están las atracciones de la Feria de Abril. Por lo visto el ruido (o el volumen de la música) alcanza dimensiones infernales. ¡Ah! Los sevillanos llaman a las atracciones “cacharritos”. La diversión está garantizada, pero quizás os interese llevar tapones para los oídos.

Vuela a Sevilla ya

13. Buñuelos y chocolate con churros

De madrugada, antes de volver a casa, pásate por las casetas de los gitanos para probar sus buñuelos. Están increíblemente buenos, te ayudarán a reponer fuerzas y son algo tan típico de la Feria como los faralaes. Otra opción interesante es tomar un buen chocolate con churros. Después de las horas de fiesta, nada te sentará mejor.

14. Bailar hasta que salga el sol

La música y el baile son una de las experiencias más auténticas que se puede vivir en una caseta de la Feria de Abril. Aunque no tengas mucho arte, seguro que algún lugareño te echa una mano y te da una clase exprés sobre cómo tocar las palmas al compás o bailar una sevillana con más o menos gracia. Si no lo intentas no sabrás qué tal se te da.

15. Cuidado con los carteristas

Como en cualquier lugar en el que se junte mucha gente, en la Feria de Abril hay algún que otro carterista. Así que no pierdas de vista tus pertenencias, ve con cuidado y no lleves nada de valor, por si las moscas.

Busca hotel en Sevilla

Estos artículos también te van a gustar:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa