Noticias 15 maravillosos lugares de Europa que no conocías

Todos los artículos

15 maravillosos lugares de Europa que no conocías

La diversidad del continente europeo hace que haya muchos lugares maravillosos que ni te imaginabas que existían. Aquí te proponemos algunos de ellos.

El Coliseo de Roma, la Torre Eiffel parisina, la Viena imperial, la Selva Negra de Alemania… Son muchos los lugares de Europa que ocupan los primeros puestos de las listas de sitios que no te puedes perder en el mundo. Sin embargo, el Viejo Continente es un mosaico de naciones y culturas tan diversas entre sí que dan lugar a un sinfín de bellos lugares, tanto creados por la mano del hombre como naturales, que merecen la pena ser visitados.

La mayoría de ellos pasan desapercibidos, agazapados bajo la sombra de los grandes iconos europeos. Para arrojar luz sobre algunos de ellos, en Skyscanner te dejamos esta lista de 15 maravillosos lugares de Europa que, quizá, no conocías:

Mikulov, República Checa

En la pequeña región checa de Moravia del Sur se esconde la joya arquitectónica de Mikulov. Pegado a la frontera con Austria, siempre tuvo una gran importancia estratégica y su castillo vigilaba el pasar de las carretas cargadas de ámbar de los Balcanes, en un sentido, y sal del Mediterráneo, en otro.

Enclavada en plena Ruta del Ámbar, la ciudad llamó la atención de la poderosa familia Liechtenstein, quienes la compraron en el siglo XIII y comenzaron a esculpirla a su antojo. Después llegaría otra familia noble, los Dietrichstein, dueños y señores de Mikulov desde el siglo XVI hasta la Segunda Guerra Mundial. Iglesias medievales, el castillo, calles que parecen de otro tiempo, una Colina Santa desde la que puedes disfrutar de las mejores vistas de Mikulov y, por si fuera poco, el mejor vino tinto de Europa Central. ¿Necesitas más?

Mikulov

Créditos Fotografía © David Escribano

Vuela a República Checa

Pula, Istria, Croacia

El anfiteatro romano de esta pequeña ciudad de la región croata de Istria, es el sexto más grande de Europa y está perfectamente conservado. No es el único vestigio de la ocupación romana. El Templo de Augusto y las puertas de Gemini y Hércules son otros de los emblemas de una ciudad en la que también dejaron su huella otros imperios, como la República de Venecia y el austro-húngaro. Si la arquitectura de Pula es ya una razón de peso para visitar la ciudad, sus alrededores también suman. Las playas y parque naturales situados a las afueras de Pula son perfectos para explorarlos en bicicleta y darse un baño en unas aguas turquesas que nada tienen que envidiar a las de las mejores playas del Mediterráneo.

Pula
Vuela a Croacia

Värmland, Suecia

La región sueca de Värmland es una oda a la naturaleza. Bosques y lagos milenarios jalonan unas montañas que aparecen cubiertas de nieve en invierno, pero se llenan de vida cuando el sol comienza a derretirla. En verano puedes realizar un sinfín de actividades al aire libre. Recorre los senderos para mountain bikers del Parque Nacional de Brattforsheden, desciende el río Klarälven remando sobre una auténtica balsa de troncos (de 2.000 kilos de peso) hecha por ti mismo, duerme en casas de madera en pleno bosque o realiza un safari para el avistamiento de alces. Una auténtica maravilla natural donde perderte.

Varmland
Vuela a Suecia

Laguardia, España

Este pequeño pueblecito medieval de la Rioja Alavesa se encuentra a tan sólo 70 km de Vitoria-Gasteiz. Pasea por sus estrechas calles empedradas y descubre monumentos como la Iglesia de Santa María de los Reyes, la Torre Abacial o el Reloj animado de la minúscula Plaza Mayor. En los alrededores se extienden vastos viñedos de los que numerosas bodegas extraen vinos de gran calidad. Pruébalos en el sistema de cuevas subterráneas creados por las familias nobles, en el siglo XVI, para conservar el preciado líquido.

Isla de Paros, Grecia

Cuando oyes hablar de las islas griegas, Santorini y Mykonos suelen ser las más nombradas. Sin embargo, hay otras que, por ser menos visitadas, tienen mayor encanto. La isla de Paros es una de las Cícladas. El ferry (también se puede llegar en avión) te deja en Parikia, la principal población de Paros. Todo es tranquilidad en la isla, sobre todo si la visitas en mayo, junio o septiembre. Esos son los mejores meses para disfrutar de la naturaleza de Paros. Alquila un buggy y recorre la isla en busca de escondites y playas desiertas.

Paros
Vuela a Grecia

Condado de Donegal, Irlanda

El condado de Donegal se encuentra en el extremo noroeste de la isla de Irlanda. La belleza natural que posee se combina con la profunda cultura gaélica que impregna el lugar, para lograr que sea el mejor lugar que visitar en el país. Disfruta de buenos platos de cordero o marisco en la pequeña capital, Donegal; recorre los acantilados de Slieve League (los más altos de Europa) o Horn Head; camina por playas solitarias de arena dorada, dunas y prados en Dunfanaghy; o haz senderismo por los bosques milenarios del Ards Forest Park. Por la noche, busca un pub donde tomarte una buena pinta de Guinness mientras unos parroquianos irlandeses tocan el arpa y el violín para recordar la música de sus ancestros.

Donegal
Vuela a Irlanda

Anglesey, Gales, Reino Unido

La isla de Anglesey tiene el honor de ser la más grande del Reino Unido. Unida a tierra por un largo puente que cruza el estrecho de Menai, es un lugar mágico donde el hombre ha sabido convivir con la naturaleza desde hace siglos. Fue en sus costas salvajes donde se inventó el deporte de aventura del coasteering, consistente en recorrer la costa combinando el trekking, la natación y los saltos al mar desde las rocas. También se practica el surf y el kayaking en el mar, sobre todo en su costa oeste. En su interior, la naturaleza se adueña de todo, mientras que en la costa hay pueblos como Beaumaris, con su imponente castillo, uno de los que forman el famoso Iron Ring que construyó el rey inglés Eduardo I para someter a Gales.

Gales
Vuela a Reino Unido

Albi, Francia

La ciudad de Albi, en la Occitania francesa, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por la gran cantidad de monumentos históricos que presenta. Aquí nació el famoso Toulouse Lautrec y, hoy, un gran número de sus obras pueden ser admiradas en el museo de la ciudad, alojado en el palacio de la Berbie. La catedral de Santa Cecilia, los jardines de la Berbie y el Puente Viejo (construido hace casi 1.000 años sobre el río Tarn) son sólo algunos de los atractivos de esta bella ciudad medieval.

Vuela a Francia

Verona, Italia

La ciudad de Romeo y Julieta parece obviada ante sus grandes rivales: Venecia y Milán. Se puede llegar a ambas tras un corto viaje en coche, pero también merece la pena quedarse en Verona. El Arena de Verona, del siglo I, es el segundo anfiteatro romano más grande del mundo, sólo superado por El Coliseo. En su interior, hoy en día, grandes óperas son disfrutadas por hasta 30.000 personas cada verano. La Piazza delle Erbe hierve de vida, con sus cafés, bares y restaurantes, siendo el centro social y económico de Verona desde la Edad Media. El (supuesto) balcón de Julieta y el castillo de Castelvecchio son otros de los atractivos de una ciudad monumental. Si tienes un día extra, aprovecha para visitar el cercano Lago di Garda. No te arrepentirás.

Verona
Vuela a Italia

Lago Bled, Eslovenia

Las aguas azul oscuro del lago Bled se encuentran atrapadas en un bonito valle de los Alpes Julianos, al noroeste de Eslovenia. En el centro del mismo se encuentra la única isla natural del país, donde se erige la Iglesia de María. Este monumento del barroco fue construido en el siglo XII, pero hay pruebas de que la isla estaba habitada ya en la Edad de Piedra. Alrededor se encuentra el pequeño pueblo homónimo, y montañas y bosques perfectos para realizar senderismo.

Bled
Vuela a Eslovenia

Castillo de Peles, Rumanía

Este bonito castillo neo-renacentista se erige en una ladera boscosa de los montes Cárpatos. Fue construido, por orden del rey Carol I, entre 1873 y 1914, y para ello se utilizó madera, piedra, ladrillo y mármol. Tiene más de 160 habitaciones y está rodeado por siete terrazas decoradas con estatuas, pozos de piedra y figuras de mármol. Muchos lo consideran uno de los castillos más bonitos de Europa.

Vuela a Rumanía

Kotor, Montenegro

Al final de la bahía de Kotor se encuentra esta ciudad homónima. Kotor es una joya comparable a la famosa Dubrovnik y fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979. Lo tiene todo. A su gran legado histórico y arquitectónico hay que sumarle una salvaje naturaleza plasmada en los fiordos, montañas y bosques que envuelven a Kotor. Su casco histórico es una maraña de callejuelas empedradas, placitas y edificios que reflejan el paso de influyentes civilizaciones, como la turca y la veneciana. Palacetes barrocos, iglesias, torres… Y cuando acabes la visita cultural, acércate a las playas de la bahía, como la de Ulcinj o la de Sutomore.

Vuela a Montenegro

Lago Balaton, Hungría

A pesar de ser el lago más grande de Europa Central, el Balaton es un desconocido fuera de Hungría. Los húngaros sí que lo consideran su “mar” y suelen pasar sus vacaciones a orillas del Balaton mientras contemplan el bello paisaje que le rodea. Un círculo de montañas de origen volcánico presta sus fértiles laderas para que sirvan de cama a bosques, viñedos y plantaciones de orquídeas. La orilla sur del lago es de escasa profundidad e ideal para familias, mientras que en la norte se divierten aquellos que buscan la adrenalina en los deportes acuáticos. Si eres amante de la fiesta, también tendrás la tuya en los veranos de Balaton. Pregunta por la Gold Shore Siófok y después nos cuentas.

Balaton
Vuela a Hungría

El bosque de Bialowieza, Polonia

El de Bialowieza, al este de Polonia, es uno de los bosques más antiguos de toda Europa. Aquí aún viven unos 800 bisontes europeos. De sus más de 60.000 hectáreas, unas 10.500 son Parque Nacional, aunque el bisonte goza de protección en toda su extensión. Puedes pasear entre sus robles a pie o en bicicleta. Parecerá que estás en otro planeta, tipo Pandora, de la película de Avatar, donde todo es naturaleza. También es un lugar perfecto para los ornitólogos.

Vuela a Polonia

Monasterio de Rila, Bulgaria

El Monasterio de San Iván de Rila es el más grande y famoso de Bulgaria. Dedicado al culto ortodoxo atrae a visitantes de todas las religiones por igual. Está situado a unos 120 km al sur de Sofía, en el valle del río Rilska, a unos 1.150 metros sobre el nivel del mar. Fue fundado a principios del siglo X. El complejo se divide en una zona residencial, una torre, una biblioteca donde se guardan volúmenes de incalculable valor, cuatro capillas, una iglesia principal y un museo. El entorno natural que rodea al monasterio es un plus.

Vuela a Bulgaria

Si te ha gustado este artículo seguro que también lo harán los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa