Noticias 7 trucos para un vuelo saludable

Todos los artículos

7 trucos para un vuelo saludable

Descubre cómo mantener la frescura durante un vuelo de larga distancia.

Los vuelos largos no son sinónimo de diversión para casi nadie, pero siguiendo unas normas básicas puedes mantener la frescura y llegar a tu destino a punto para disfrutar de tus vacaciones.

Paul Joseph, director de Health and Fitness Travel, nos presenta siete trucos infalibles para preparar un vuelo de larga distancia y mantener la frescura durante el viaje.

Hidratación máxima

Es muy fácil deshidratarse durante un vuelo, ya que el aire dentro de la cabina del avión es muy seco, así que asegúrate de beber mucha agua. El botellín de agua que te da el auxiliar de vuelo no será suficiente para todo el viaje, así que si quieres ahorrarte el engorro de tener que pedir agua constantemente, tráete una botella de agua con filtro y llénala con agua del grifo del avión tantas veces como quieras. Y aunque es tentador tomarse un vinito o un combinado para calmar los nervios, intenta no beber bebidas alcohólicas o con gas, puesto que contribuyen más a la deshidratación.

Come bien

No hay nada que añada más incomodidad al hecho de volar que una mala alimentación. Cuando estés a bordo, come ligero y evita los alimentos que producen gases. Cuando vuelas a gran altitud, los gases corporales se expanden un tercio y provocan dolores e incomodidad. Hazte el vuelo más fácil comiendo alimentos que refuerzan tu sistema inmunológico, como fruta fresca y verdura, por ejemplo: zanahoria cruda, manzanas y plátanos. Las compañías aéreas no siempre los llevan a bordo, así que tráetelos de casa.

Viste ropa cómoda

No dejes que la vanidad se apodere de ti en un vuelo de larga distancia: olvídate de trajes chaqueta y talones y opta por ropa cómoda y ancha. Si no quieres que te vean en el aeropuerto en pijama, tráete una muda para cambiarte a bordo. Y no olvides quitarte los zapatos también, ya que los tobillos tienden a hincharse con la altitud.

Cuídate la piel

Los vuelos de larga distancia pueden dejar huella en tu aspecto general. Para asegurarte de que llegas a tu destino fresca como una rosa y bien descansada, hidrata tu piel de forma regular durante todo el vuelo. Cómprate una buena crema hidratante natural o un pulverizador enriquecido con aceites esenciales para que no se note en absoluto el cansancio.

Muévete

Es importante mantener la circulación sanguínea en los vuelos largos ya que estar sentado muchas horas puede aumentar el riesgo de coágulos. Echa un vistazo a la revista de a bordo, ya que la mayoría vienen con los típicos ejercicios sencillos que activan la circulación. Lo más importante es acordarse de levantarse, estirar las piernas y caminar por la cabina al menos una vez cada hora.

Estimula el sistema inmunitario

Un sistema inmunitario fuerte es la clave para unas vacaciones sanas, así que antes del viaje asegúrate de que estás en plena forma. Un sistema inmunitario sano te ayudará a hacer frente al aire reciclado y la atmósfera seca de la que no puedes escapar en los vuelos de larga distancia.

Relájate

Si te pone nervioso volar, intenta relajarte antes de embarcar porque el estrés solo te hará sentirte más incómodo en el aire. Esto puede sonar más fácil de decir que de hacer, pero hay un gran número de técnicas que puedes usar. Por ejemplo: la meditación, respirar profundamente de forma pausada o contar hacia atrás del 5 al 1. Si realmente te preocupa volar, ves a ver al médico y quizá pueda recetarte alguna medicación que te ayude. Si es un vuelo especialmente largo lo mejor es dormir para pasar el rato. Si no puedes conciliar el sueño mientras vuelas, vale la pena invertir en una ayuda natural para el sueño.

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa