Noticias Blog del mes: La pasión por Asia de Un Español en Japón, David Esteban

Todos los artículos

Blog del mes: La pasión por Asia de Un Español en Japón, David Esteban

Todo lo que siempre habías querido saber sobre el país del sol naciente y mucho más en el blog Un español en Japón.

Nacido en Madrid, David Esteban lleva en Japón casi una década. Lo que empezó como un viaje para estudiar se ha convertido en una residencia casi permanente en el país del sol naciente. David tiene uno de los blogs de referencia para cualquier que sueñe con viajar a Japón y sus relatos y experiencias mezclan con maestría la información, el entretenimiento, fotos estupendas y, por supuesto, un punto de vista muy personal.

Si todavía no lo conoces, síguele la pista a Un Español en Japón… y lee lo que nos ha contado en esta entrevista.

¿Desde cuándo escribes sobre Japón y sobre tus viajes?

Recibí una beca de postgrado del gobierno japonés y contaba con que iba a estar varios años fuera y que muchas cosas iban a cambiar, así que comencé el blog (hace ya más de nueve años), la víspera de mi partida hacia mi nueva vida en Japón.

¿Por qué creaste el blog?

Quería que mis amigos y familiares no se perdieran nada de mis vivencias allí, que disfrutaran y experimentaran todas esas nuevas sensaciones conmigo. Pensé que abrir un blog era la opción más fácil para todos y así además podía estar abierto a gente que no me conociera, lo que nunca imaginé es que se convertiría en lo que después se convirtió.

¿Qué te ha aportado tenerlo?

Muchas cosas. Además de permitirme conocer mucha gente estupenda (personas con inquietudes comunes, otros españoles viviendo en Asia, viajeros que a su paso por el país del sol naciente me contactaban para quedar, etc.) me ha permitido abrir mi mente, explorar otros horizontes profesionales y darme la oportunidad de seguir viajando. Actualmente he viajado por más de 50 países (en varios de ellos he vivido varios meses) y sigo sin parar.

¿Cómo te definirías como viajero en 3 palabras?

Apasionado, curioso e inquieto

¿Qué te impulsa a viajar?

Las ganas de conocer la cultura y la historia de ese país desde la gente. Creo que ver los monumentos imprescindibles es importante pero mezclarte con la gente es esencial. Por eso suelo viajar solo y tomarme los viajes de forma tranquila. Hay países en los que he estado en varias ocasiones (cada una de varias semanas) pues bien, hay gente que yendo una sola vez 15 días ha visto más ciudades y monumentos de ese país que yo en todas las veces que he ido. Lo cual, me parece genial, pero mi prioridad es otra.

¿Cuál es tu primer recuerdo de un viaje?

Fue un viaje a Tenerife con mis padres. Recuerdo vagamente la sensación de montar en avión por primera vez pero muy claramente jugar en el hotel con niños extranjeros (Dos ingleses y una niña francesa), yo debería tener 3 años, y los niños de esa edad no necesitan idiomas para entenderse. No recuerdo nada más de ese viaje, se ve que ya, desde muy joven ya me iba definiendo como un viajero social. 😉

¿Qué importancia tienen las redes sociales en tus viajes?

Mucha. Empecé a usarlas hace mucho, allá por el 2007. Por aquellos entonces, en el blog ya me seguía gente que antes no conocía. Ya no solo eran partícipes de mis aventuras mis familiares y amigos. Mi bitácora se había convertido en una ventana al mundo donde muchos seguían, no solo mis viajes si no, también, mis vivencias. Empecé a compartir mi día a día en redes sociales de forma abierta (aunque me reservé canales más tradicionales para mis más allegados) y me di cuenta de que esa iba a ser la tendencia en un futuro. De hecho, ese fue el punto de inflexión en el que pasé de dedicarme a la informática a pasar a tender hacia el marketing.

Llevas unos cuantos años viviendo en Japón, ¿qué es lo que más te gusta del país del Sol Naciente?

La seguridad y la honestidad. Supongo que una cosa lleva a la otra, por eso me gusta hacer negocios allí, puedes despreocuparte de otras cosas para enfocar tus esfuerzos en asuntos realmente prioritarios.

¿Es fácil para un occidental vivir en Japón?

Esta es una pregunta realmente compleja, depende de las condiciones en las que llegas y de la forma que decidas vivir allí. Mi experiencia personal fue que la beca me ayudó mucho para adaptarme: el entorno en el que me situó me sirvió de “colchón cultural”, me dio la oportunidad de aprender el idioma y me enseñó a desenvolverme en el país, pero cuando la beca acaba, te das de bruces con la realidad y te encuentras solo ante una sociedad que siempre te considerará un visitante y cuyas leyes de inmigración son realmente restrictivas. No obstante, creo que con optimismo, perseverancia y buena voluntad las cosas se acaban consiguiendo.

A nivel turístico, ¿cuál es tu lugar imprescindible de Japón? Aquel que le recomiendas a la gente que no se pierda por nada del mundo.

Hay muchos rincones increíbles en el país, pero quizá Kioto sea la visita más imprescindible, por sus rincones, templos y paisajes. Pero sobre todo por ser el máximo exponente vivo del mundo de la flor y el sauce

Un país al que volver y por qué…

Filipinas y Vietnam, dos países que me tienen enamorado y a los que he ido en varias ocasiones y no me canso de seguir descubriéndolos.

Un destino para olvidar y por qué

Afortunadamente, aún no he tenido una experiencia lo suficientemente negativa como para tener que olvidar un destino, así que, a día de hoy, no puedo responder a esta pregunta.

Una experiencia inolvidable

El haber conocido y convivido con las personas que he conocido durante mi vida como “expat” es la experiencia más inolvidable. No hablo de coincidir con otro viajero en un hostel o conocer una persona local por haberme quedado en su casa a dormir un par de noches (que eso también lo he vivido), sino de convivir con esas personas, conocer su realidad y sus sueños, sus problemas y frustraciones, no solo conocer su historia si no ser parte involuntaria de la misma, conseguir que una persona te abra su corazón, además de su casa. En definitiva, no hablo de reír junto a ellos, sino de llorar con ellos. Esas son las experiencias más inolvidables de mi vida como viajero.

Si no pudieras viajar…

Soñaría que viajo… y si no puedo soñar, yo creo que donaría mis órganos porque para poco me servirían…

Los viajes solo o en compañía…

Suelo viajar solo, me gusta, aunque suene extraño, opino que viajando solo es cómo realmente encuentras compañía. Pero, ¡ojo!, viajar solo no significar viajar en soledad. En los diferentes destinos conozco gente local, o quedo con gente propia de ese país que ya he conocido en viajes anteriores o directamente contacto con expats de otros países pero que residen allí y te pueden mostrar otro punto de vista de la ciudad. He viajado también con pareja y amigos y lo he pasado genial, pero es una forma de viajar diferente, viajar solo te tiene más “alerta” (sensorialmente hablando) y creo que eres capaz de percibir más cosas, incluso te “fuerza” un poco más a aprender o, al menos intentar desenvolverte en el idioma local.

No viajas nunca sin…

Mi cámara de fotos, para mí es parte del viaje. Aunque muchas de las fotografías que hago nunca saldrán a la luz, disfruto capturando momentos e historias. De ahí que me guste tanto el “slow travel” (cuando viajo por placer, claro, ya que también viajo mucho por trabajo y en ese caso es mucho más difícil practicarlo).

Recomiéndanos:

Un lugar secreto: Si lo dijera, dejaría de ser secreto, pero puedo revelar que está perdido en un rincón de los montes Wu-Dang, en la provincia de Hubei, en China.

Un restaurante: El Mizutani, en Ginza (Tokio), está considerado como uno de los mejores restaurantes de sushi del país y me atrevería a decir que es uno de los mejores del mundo. Debido a que es difícil conseguir reserva (a pesar de su elevado precio) no he podido ir tanto como me gustaría, pero es altamente recomendado para los verdaderos expertos amantes del sushi.

Un hotel/alojamiento: Uno de mis lugares favoritos es el Hotel Mandarin Oriental de Hong Kong. De vez en cuando hay que premiarse con un pequeño lujo.

Una cafetería: Hay una pequeña cafetería en Nara llamada Rakan donde cada café es realizado con gran esmero y cariño desde el principio. Muelen el grano en el acto y lo preparan en una cafetera de vacío, además la mujer que regenta el lugar es muy simpática.

Un lugar para merendar: Cualquier puesto de Singapur en el que sirvan “Kaya Toast”. Aunque los locales lo suelen tomar durante el desayuno, a mi me gusta a todas horas y como en Singapur es difícil encontrarlo en otro sitio.

Una app para viajar: La nueva app de Minube me parece imprescindible para viajar y para compartir los viajes que uno hace de la forma más fácil.

Un blog que te inspire: Crónicas de una cámara de Ignacio Izquierdo, no solo por las fotografías, que son impresionantes (algo que muchos bloggers tienen descuidado), sino por la forma de contar las cosas, que es realmente inspiradora.

Síguele la pista a Un Español en Japón en Twitter, Facebook, Instagram, Flickr y Youtube.

Sigue leyendo:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa