Noticias Blog del mes: Los viajes con un punto friki de Viajar Code: Verónica

Todos los artículos

Blog del mes: Los viajes con un punto friki de Viajar Code: Verónica

Verónica y Jordi son capaces de encontrar rincones únicos y originales (y sí, frikis) allá donde van. ¿Nos vamos con ellos?

Hay quien viaja en busca de destinos exóticos, de atardeceres de película o cócteles en la playa. Y hay quien prefiere darle un toque verdaderamente único, diferente y original a cada experiencia viajera. En esta última categoría caben Verónica y Jordi, dos viajeros de Barcelona que le dan a sus viajes el toque friki que les caracteriza. Desde ir en busca de las localizaciones de la serie Juego de Tronos o sumergirse en un parque temático dedicado a Evangelion en Japón hasta disfrazarse de súper héroes en una tienda de juguetes en Nueva York. Lo suyo es viajar como viven.

Y a nosotros nos encanta ese punto tan especial que tienen todas y cada de las experiencias que comparten en su blog Viajar Code: Verónica. ¿Nos acompañas en esta entrevista a unos apasionados de Japón y de todo lo que sea friki?

¿Desde cuándo escribís sobre viajes?

Desde el 2012, tras nuestro viaje a Japón que fue nuestro primer gran viaje por libre.

¿Por qué creasteis el blog?

Por dos motivos. El primero, poder mostrar nuestros viajes a la familia y amigos que están lejos. El segundo, intentar ayudar a otros viajeros igual que otros blogs nos ayudan a nosotros.

¿Y qué os ha aportado tenerlo?

Por un lado, revivir nuestros viajes al escribirlos y saber que lo tenemos a modo de diario para no olvidar detalles y anécdotas. Y por otro, el conocer gente muy maja que disfruta viajando y compartiendo con los demás sus experiencias.

¿Cómo os definiríais como viajeros en 3 palabras?

Planificadores, divertidos y frikis.

¿Qué os impulsa a viajar?

La desconexión que haces de la rutina. Mientras estamos visitando lugares nuevos el nivel de ilusión es tan alto que solemos olvidar los problemas cotidianos. Y ese nivel de ilusión por descubrir lugares nuevos, sus gentes… ha de ser adictivo porque hace que no dejes de pensar en los próximos destinos.

¿Cuál es vuestro primer recuerdo de un viaje?

Vero: Aparte de las paradas en diferentes puntos de la península de camino al pueblo, recuerdo la primera vez que monté en avión. Tendría unos 9 años y fuimos a Mallorca. La vuelta la hicimos en barco y ahí descubrí que me mareaba y prefería volar.

Jordi: Un camping en la Guingueta d’Áneu en el pirineo catalán donde veraneábamos con mis padres, y un lago que había cerca pero un poco apartado y solitario donde nos bañábamos y donde el agua estaba rematadamente fría.

Y de vuestros viajes juntos, ¿alguna anécdota curiosa que os haya sucedido?

Vero: Más que curiosa diría divertida. Cuando en el Monkey Park de Kioto Jordi casi pisa un macaco, porque no lo vio. El mono cabreado amenazando a Jordi, no llegó a tocarle, y Jordi pegando el salto más grande que le he visto hacer nunca, todo blanco y mirando hacia el suelo para no cabrear más al macaco…A mí me dio la risa y no podía ni andar. Pero como siempre digo: ambos animalicos salieron ilesos.

En mitad del Fringe Festival, en Edimburgo, nos cruzamos con alguien que nos sonaba. Atónitos le seguimos unos metros hasta atrevernos a preguntarle si era Joffrey Baratheon de la serie Juego de Tronos. ¡No, no sabíamos el nombre del actor! Pero se echó a reír y nos pudimos hacer fotos con él.

¿Qué importancia tienen las redes sociales en vuestros viajes?

En los viajes solo nos conectamos cuando llegamos al alojamiento por la noche (o en los Starbucks si el alojamiento no tiene WIFI). Pero durante ese rato de relax nos gusta subir fotos para contar que tal nos fue el día y leer los comentarios de la gente, es una interacción agradable porque te permite compartir tu ilusión con los demás.

Vuestros viaje siempre tienen un punto friki, ¿creéis que todos llevamos un friki dentro?

Depende de la definición de friki que utilices. Últimamente se utiliza mucho como sinónimo de “fan”, es decir, “ser friki de algo”. En ese sentido sí, es fácil que la mayoría sea friki de algo (de los coches, del cine, del arte…). Pero es diferente “Ser un friki” como nosotros, de los raritos en la escuela, que leíamos cómics del revés y jugábamos a rol. Después de todo, ¿Cuántos se disfrazan de Zelda para ir al salón del Manga, a los 30 y pico años? Jeje.

¿Cuál es la frikada más grande que habéis llegado a hacer en un viaje?

Más que acciones sueltas, creo que nuestras frikadas se basan en priorizar ciertos lugares “frikis” en detrimento de lugares TOP para el turista normal. Por ejemplo, ir a ver el Fuji y, en lugar de priorizar la excursión por los lagos, irnos al parque de atracciones que hay al lado y pagar la entrada completa solo por ver el Evangelion World (exposición de la serie manga favorita de Vero). No vimos los lagos, pero sí el Fuji y las instalaciones del Geofront ¡Un día genial para un Friki!

Un país al que volver y por qué

¡Japón! Por todo, la gastronomía, la diferencia cultural que no deja de sorprenderte… Como turistas nos sentimos estupendamente tratados. Es un país que tiene una amplia oferta para todos los gustos (grandes ciudades, pueblos con encanto, naturaleza etc.) y como no ¡Es la meca de los frikis!

Un destino para olvidar y por qué

Ninguno, todavía no hemos estado en ningún sitio que nos haya causado esa sensación.

La mejor aventura/experiencia que os haya sucedido viajando

Vero: Por cuestiones de recuperación física, lograr subir el Fushimi Inari fue un reto personal. Además, al llegar nos encontramos con un ritual Budista privado al que nos invitaron compartiendo con nosotros unas ofrendas. Una experiencia que nunca olvidaré.

Jordi: Puede parecer algo trivial o una chorrada, pero después de tantos años de ver Times Square en las películas y de tener el sueño de verlo algún día en persona, cuando giramos la esquina y vi aparecer todas las luces y las pantallas elevándose sobre de mí, no pude evitar que los ojos se me pusiesen llorosos y se me hiciera un nudo en la garganta.

Si no pudierais viajar…

Buscaríamos la forma de hacerlo. Si no se puede ir lejos, siempre hay rincones cercanos por descubrir, pero en casa no nos quedaríamos.

Los viajes solos o en compañía…

Vero: Con Jordi. ¿Quién leería los mapas si no? En serio, para mí es el compañero ideal, nos divertimos mucho y me encanta descubrir lugares nuevos a su lado. Aunque no descarto una escapada en solitario para probarme.

Jordi: Si fuera solo no vería ni un 25% de lo que acabo viendo yendo con Vero. Además de planificar perfectamente los viajes es capaz de descubrir montones de cosas que se pueden hacer en los destinos que se salen de los típicos viajes. ¿Alguien dijo ver (y tocar) el oro de la reserva federal? ¿O pasearse por el Pentágono? ¿O tener marcados en el mapa ciertos bancos en forma de libro de Londres solo porque están pintados con alguna temática especial?

No viajáis nunca sin…

Vero: El mapa y anotaciones de los lugares frikis a visitar y los tapones de los oídos para poder dormir.

Jordi: ¡Paracetamol y Fortasec! Jeje. Bueno, y la cámara de fotos, claro.

Recomendadnos

Un lugar secreto: Bueno, no es secreto pero suele estar fuera de las rutas típicas en Japón. Kurama, al norte de Kioto. Fue una de las mejores excursiones que hicimos, cerca de la ciudad pero sin apenas gente. Vistamos el templo donde se originó el Reiki, comimos en un restaurante muy típico y rematamos el día en un rotenburo (baño termal al aire libre) con unas vistas impresionantes.

Un restaurante: Ramen Ya Hiro, en Barcelona. Recomendado por mi profesora de japonés, las colas que se forman son fruto de uno de los mejores ramen de la ciudad.

Un hotel/alojamiento: Coille challtainn, un acogedor _Bed & Breakfast _en la Isla de Skye que está al lado de un faro que al anochecer ofrece una estampa preciosa.

Una cafetería: Sentimos decepcionar pero… ¡Starbucks! No conocemos cafeterías con encanto, puesto que no solemos salir mucho, y esta cadena es un gran recurso en el extranjero cuando buscas WIFI y descanso.

Un lugar para tomar una copa: Si no solemos salir… hacerlo para beber mucho menos. Aquí pasamos palabra.

Una app para viajar: A pesar que Jordi es geek, no solemos usar muchas apps, aparte de las redes sociales y whatsapp. Este mayo pondremos a prueba la del TomTom en la Costa Oeste de Estados Unidos. Pero para quien viaje a Japón recomiendo un app que acaba de salir y está muy bien Tabimori.

Un blog que os inspire: Ésta es difícil, porque son bastantes los que nos inspiran según el momento y el viaje. Pero nos pides uno, así que elegimos el que nos está influyendo y ayudando más en nuestro próximo viaje “Mi Mundo en una Maleta”. David tiene la misma pasión por EEUU que nosotros por Japón y da gusto leer sus aventuras.

Sígueles la pista en Facebook, Google+, Twitter y Flickr.

¿Te gustan los blogs? Pues estos artículos te encantarán:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa