El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias Cómo viajar con tu pareja y no romper en el intento

Todos los artículos

Cómo viajar con tu pareja y no romper en el intento

¿Te vas de viaje con tu pareja? Aquí tienes la receta para que la convivencia fuera de casa sea un éxito, volváis solo con buenos recuerdos y más enamorados que nunca. Love is in the road!

A veces a las parejas se las quiere mucho, y a veces a las parejas se las quiere matar (no literalmente, ¡eso jamás!). Esto último ocurre con frecuencia al viajar, cuando la convivencia, el cansancio y los despropósitos del destino ponen a prueba nuestros amores. Pero, ¿se puede ir de vacaciones y no romper en el intento? Sí, se puede, y en Skyscanner te contamos cómo.

Porque no es lo mismo quedar todos los días para cenar que desayunar, comer, merendar y cenar juntos todos los días. En el día a día del viaje se disfrutan las virtudes y se sufren los defectos de la otra persona mas intensamente, pero, sobre todo, se comprueba si una pareja es de verdad compatible y tiene futuro. Para que la tuya sea de estas últimas, apunta estos consejos para viajar con tu pareja. Porque viajar enamorado, ¡puede ser maravilloso!

1. Tened claro el propósito del viaje

Dicen que hablando se entiende la gente y es verdad. Por eso, antes de elegir destino y planear un viaje, es muy importante que tanto tu pareja como tú tengáis claro qué es lo que queréis hacer durante ese viaje y qué esperáis de él. Si en un mismo viaje tu pareja quiere ir de compras y a ti te apetece hacer kayak en un río bravo, tendréis que encontrar un equilibro para que ambos podáis hacer lo que queráis.

Al equilibro cada pareja le da forma como considera oportuno: unas se acompañan a hacer lo que quiere el otro; otras se separan en algún momento del día; otras organizan varios viajes (uno de compras, otro de kayak); etc. Ahí cada uno debe encontrar la fórmula que mejor se adecúe a su estilo de pareja. Ante todo, sé sincero, no digas que quieres hacer algo que no te apetece para luego en el destino negarte o poner problemas para hacerlo (o excusas para librarte). La no sinceridad de viaje está abocada al fracaso, evítala. Y, por supuesto, nunca hagas nada que no quieras hacer, ni con tu pareja ni sin ella.

amor en la playa

2. Diseñad el itinerario juntos (antes de salir de casa)

Insistimos, cuanto más claras tengáis las cosas antes de salir de casa, mejor. Porque nada puede hacer más daño a una pareja que está consolidándose que la incertidumbre y el caos en un destino que no controla bien. Si habéis hecho los deberes y partís con un buen itinerario, sobre la marcha vuestra única preocupación será disfrutar. ¡Y disfrutar es lo mejor que se puede hacer con una pareja de vacaciones! Lo mismo, si surge algún imprevisto y venís con un buen plan, será más fácil reestructurar el viaje y que nada os amargue.

pareja en paraíso

3. Llevad los hoteles reservados 


Cuando antes de salir de casa diseñéis vuestro itinerario, aprovechad y decidid también en qué hoteles queréis quedaros. Si lleváis las reservas echas de casa os ahorraréis disgustos tan innecesarios como que lleguéis al lugar en el que queréis pasar la noche y no podáis porque está hasta la bandera; que muráis por un sitio con piscina porque en la calle hace mil grados, pero no haya ninguno disponible; que os apetezca una habitación privada, pero no quede ninguna, etc.

Esto no significa que no podáis improvisar, podéis hacerlo, podéis ir a la aventura… Pero si sabéis hacerlo. Si es vuestro primer viaje juntos o no estáis pasando por vuestro mejor momento, id a lo seguro. Además, muchas veces reservando con antelación consigues las mejores ofertas en hostales y hoteles. Así que, por vuestra paz, vuestra tranquilidad y la de vuestro bolsillo, no dejéis para mañana lo que podáis reservar hoy.

pareja en la nieve

Reserva ya tus hoteles para ese viaje con tu pareja

4. Poned sobre la mesa vuestro presupuesto

El dinero no es condición sine qua non ni para viajar ni para disfrutar. Ahora, es importante tener claro que las dos partes de la pareja tienen la misma idea sobre el presupuesto a gastar. Si uno quiere hacerse un viaje de hoteles de cinco estrellas y el otro de dormitorios de hostel, Houston, tendréis un problema. Lo mismo con los restaurantes, las atracciones y las actividades a realizar en ruta. Decidid el presupuesto antes de salir de casa, ¡os ahorraréis discusiones económicas y no volveréis en bancarrota!

pareja montaña

5. No tengáis miedo de separaros

Cuando viajes con tu pareja recuerda que sois pareja, no hermanos siameses. No tenéis que pasar 24 horas juntos. De hecho, es muy sano que os separéis un poquito o, incluso, que en un momento dado hagáis cosas diferentes. Eso no significa que os queráis menos, más bien al contrario, significa que os querréis tanto y confiáis lo suficiente el uno en el otro para poder hacer cosas cada uno por vuestro lado sin sentiros inseguros.

Separaros un rato durante el viaje permite que ningún miembro de la pareja tenga por qué quedarse sin hacer algo que quiere porque al otro no le apetece y, no menos importante, permite que cuando volváis a encontraros tengáis cosas nuevas que contaros. En el caso de que las cosas no vayan del todo bien, una mañana o una tarde por separado puede obrar milagros porque, después de esas horitas el uno sin el otro, seguro que se os olvida la discusión y podéis continuar el viaje sin enfado.

Venecia

6. Ten una opinión propia…

Durante un viaje, como durante la vida, es importante que tengas opinión propia. Esa personalidad por la que tu pareja te eligió a ti y no al vecino del cuarto. No te limites al «lo que tú quieras, cari» porque eso muchas veces es percibido más como falta de iniciativa y delegación de responsabilidad, que como un «cari, quiero hacerte feliz y te dejo elegir lo que hacer». Las vacaciones son de los dos y las dos partes deben tener opinión al respecto.

7. …pero no intentes imponer tu opinión sobre todas las cosas

Tener opinión está muy bien, pero recuerda que a) tu opinión vale tanto como la de otra persona, ni más ni menos, simplemente igual; y b) tener opinión no significa tener razón. Así que no intentes imponer tus opiniones y gustos por la fuerza. En el equilibro está generalmente el acierto: hoy por ti, mañana por mí. Ten opinión, sí, pero también mano izquierda para ceder cuando proceda (que más o menos será el 50% de las veces).

Encuentra vuelos baratos para viajar con tu pareja

8. No hagas reproches

Los reproches tipo «te lo dije», «es que teníamos que haber hecho lo otro en vez de esto» o «si hubieras…» no aportan nada. Solo recriminan y dan un extra de mal rollo a una situación pasada que no se puede cambiar. Para la próxima ya sabes lo que no tienes que hacer pero, en esta ocasión, en vez de recriminar cosa a tu pareja (recuerda que la responsabilidad del viaje es de los dos, que tú tienes la mitad de la culpa de todas las decisiones, también de esa que vas a recriminar) buscad una solución juntos. A los problemas, soluciones, no violencia, ni verbal ni mucho menos de otro tipo. Estáis de suerte, dos cabezas piensan más que una. ¡Mira qué bien!

itinerarios en pareja

9. Sorprende a tu pareja

A nadie le amarga un dulce ni tampoco una sorpresa. Aprovecha las vacaciones para darle una sorpresa a tu pareja. Puede ser una cena en ese sitio especial y un poco más caro de lo normal que nunca os permitís; puede ser ese vuelo en globo que solo vais a hacer una vez en la vida; puede ser un madrugón para ver juntos amanecer. Puede ser cualquier cosa que os apetezca y que, a poder ser, podáis disfrutar juntos. Una sorpresa implica esfuerzo, atención por parte de la otra persona, demostrar que te importa y tú eres capaz de volver su vida maravillosa.

cena en pareja

10. Recuerda que el momento de ser feliz es ahora

Porque la vida solo pasa una vez y no hay tiempo que perder, recuerda que el momento para ser feliz es ahora y que si tienes una pareja es porque esa pareja te hace feliz y tú quieres hacer feliz a esa pareja. Piensa en lo afortunados que sois de poder disfrutar de unos días de vacaciones juntos, sin horarios, sin estrés, en un sitio nuevo (no todo el mundo tiene la fortuna ni el dinero suficiente para poderse permitir tal cosa hoy en día).

Y si eso no es así, si no sientes ninguna de estas cosas, si durante el viaje la pasáis más discutiendo que disfrutando, contando las horas para volver a vuestras rutinas y perderos de vista, entonces Houston, tenemos otro problema. Quizá sea el momento de empezar a planear otro viaje, pero solo esta vez. Para bien o para mal no te engañes, sé feliz, ¡solo se vive una vez!

atardecer romántico

Si te ha gustado este artículo, también te gustarán…

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.