Noticias Consejos del experto: 3 días en Ámsterdam

Todos los artículos

Consejos del experto: 3 días en Ámsterdam

Descubrimos Ámsterdam a través de las recomendaciones de cuatro blogueras expertas en Holanda.

Os presentamos una nueva sección en Skyscanner: “Consejos del experto”. En esta nueva sección hablaremos sobre un destino específico y temas relacionados con los viajes. Encontraréis información práctica y consejos de viaje de la mano de profesionales del sector.

Este mes descubrimos los rincones secretos de Ámsterdam, gracias a la colaboración de 4 blogueras expertas en la materia: Margarita de Nuestra Holanda, Inés de Mis Viajes por ahí, Andrea de Amsterdamdo y Sonia del blog La Zapatilla, además de los consejos y sugerencias de nuestros seguidores en Facebook y Twitter.

Desde Skyscanner nos trasladamos a Ámsterdam para descubrir la “creme de la creme” holandesa. Esta es la ruta que seguimos, teniendo en cuenta todos los consejos y recomendaciones. Y si te sabe a poco (o quieres reservar entradas con antelación) no te pierdas todas estas cosas que ver y hacer en Ámsterdam:

Vuela a Ámsterdam

Día 1 en Ámsterdam

Comenzamos nuestro tour por Ámsterdam visitando la famosa plaza de Rembrandt Plain, recomendada por Andrea (Amsterdamdo): en el centro se encuentra la estatua más antigua de Holanda, la del pintor Rembrandt van Rijn, acompañado por las estatuas de los miembros de “La ronda de noche” (instaladas recientemente), su obra maestra más famosa.

Nuestra siguiente parada fue la tienda de quesos Henri Willig en Reguliersbreestraat, que nos atrajo como a un ratón un queso de bola. De camino a Muntplein nos detuvimos en el famoso Mercado de las Flores. El mercado existe desde la década de 1860. Antaño, los jardineros vendían flores desde sus propios barcos amarrados en el canal. Aquí se pueden encontrar todo tipo de flores, ramos… y por supuesto, los famosos tulipanes holandeses.

Después de caminar por el barrio a orillas de Rokin, nos detuvimos en el “Café de Jaren”, un bar con terraza y un ambiente muy relajado en el que sirven sándwiches, pasteles y ensaladas, ¡un lugar estupendo para un pequeño aperitivo!

Como no nos queríamos perder ninguna de las recomendaciones de las blogueras, decidimos alquilar unas bicicletas durante dos días. Como dice la famosa frase, “donde fueres haz lo que vieres”, así que eso es lo que hicimos, al más puro estilo holandés nos desplazamos por la ciudad en bicicleta.

Una vez sobre nuestras bicicletas nos dirigimos al parque Vondelpark, el pulmón verde la ciudad, donde en verano se reúnen los habitantes de la ciudad ávidos del sol y de paso hacen un picnic – Inés (Mis viajes por ahí).
Si prefieres un tour en bicicleta con un guía, te recomendamos que reserves un Tour en Bici con un guía español en Ámsterdam. Te mostrará el Vondelpark, Rokin, el mercado de las fotos y muchos sitios más de la mejor manera posible.

Continuamos nuestra ruta hasta que llagamos al famoso “I Amsterdam” en la entrada del museo Rijksmuseum, recientemente abierto tras una extensa remodelación de 10 años (reserva tus entradas para el Rijksmuseum y un crucero por el Canal con un descuento de 5 euros). Además de visitar el Museo Nacional de Ámsterdam también se puede visitar su vecino, el Museo de Van Gogh, aunque nosotros decidimos posponer el Museo Van Gogh para la noche, aprovechando que los viernes abre hasta las 22.00, y así evitamos las aglomeraciones en hora punta.

Seguimos pedaleando hasta llegar al Heineken Experience (entradas con un descuento de 2€ en el enlace), una parada indispensable para los amantes de la cerveza holandesa. Muy cerca se encuentra el mercado más grande de Ámsterdam, Albert Cuypstaart, y no muy lejos de este Sarphatipark. Este parque de 4.5 hectáreas en medio del barrio De Pijp lleva el nombre del doctor y urbanista Samuel Sarphati quien promovió la expansión de Ámsterdam hacia el sur en el siglo XIX. En el centro hay una estatua, monumento nacional, en su honor. Además, las casas de la calle al norte del parque, del número 1 al 97 son monumento municipal. Es un lugar ideal para un picnic cuando el tiempo lo permite -Andrea (Amsterdamdo).

Tras estas visitas recomendamos el “Café Binnen Buiten” en la zona de Puijt para una pausa gastronómica. En este bar se pueden disfrutar de especialidades holandesas (quesos, biterballen…) y de cerveza fresca.

Con el estómago lleno pedaleamos de nuevo hasta el Museo Van Gogh para disfrutar del museo en un ambiente más íntimo. Un grupo de música en directo transformaba la sala central del museo en un lugar tranquilo y juvenil y descubrir el arte del famoso pintor holandés con música de fondo fue una verdadera experiencia.

Día 2 en Ámsterdam:

Durante el segundo día nos dirigimos al barrio de Jordan. El barrio Jordan es mágico, es como un pueblito en medio de la ciudad, un oasis de paz con casitas de cuento de hadas. Caminar por las calles de este barrio es muy relajante e inspirador – Margarita (Nuestra Holanda). Aquí se puede disfrutar de un surtido de tiendas de segunda mano, vintage, decoración y de las acogedores cafeterías y bares de la zona. ¡Un ambiente chic bohemio que no os podéis perder!

En la zona se encuentra el Museo de la Casa de Barco y un curioso Museo de Botones, que también pueden visitarlo los amantes de la costura o de lo insólito. Para comer recomendamos “Café t smalle”, nosotros tuvimos la suerte de disfrutar de su terraza, pero también merece la pena visitar su interior.

Tras el almuerzo nos dirigimos a la casa de Ana Frank. Una visita conmovedora del lugar histórico donde se escondieron Ana Frank, su familia y otros tres acompañantes durante dos años, desde de julio 1942 a agosto de 1944. Se pueden visitar partes del Anexo y ver el famoso diario. Si quieres profundizar en la historia del Ámsterdam Judío (incluyendo a Ana Frank) te recomendamos el tour “Ámsterdam Judío”.

Finalmente, para la cena recomendamos ir al sur de la ciudad para disfrutar del “Restaurante Moeders”, que significa Madre. ¿Qué podemos esperar de un restaurante con ese nombre? Un festín de comida tradicional holandesa cocinada con amor de madre. Recordad, ¡hay que dejar el plato limpio, sino las madres se enfadan!

Día 3 en Ámsterdam

El último día decidimos dejar las bicicletas de lado y tras visitar varias tiendas de suvenires y comer unas patatas fritas típicas holandesas, decidimos explorar la ciudad desde un nuevo ángulo: desde los canales. Y nada mejor que hacerlo con un Crucero por el Canal que puedes conseguir con un descuento de 5€.

Vuela a Ámsterdam

Después de nuestro pequeño recorrido por los canales de Ámsterdam hicimos una parada en la “Pancake Bakery” para comer los tradicionales Poffertjes o mini crepes y así retomar fuerzas.

Después, nos dirigimos a Begijnhof, aldea del siglo XIV en la que se encuentran dos capillas y hermosas casas tradicionales que datan de la Edad Media. También se puede ver la casa de madera más antigua de Ámsterdam de 1470 en el número 34: Het Houten Huis.

Por último, nos dirigimos al Barrio Rojo, donde descubrimos la Iglesia Oude Kerk del siglo XIV y la iglesia Clandestina de Amstelkring o museo de la iglesia en el ático. Éste no es uno de los museos más conocidos de la ciudad, pero es una visita realmente interesante. El museo está situado en lo que serían dos casas antiguas en Ámsterdam. Se pueden recorrer sus estancias y ver como se vivía en la ciudad hace varios siglos. Lo mejor de todo llega al final, al subir al último piso y ves la iglesia escondida en el ático. Desde fuera la iglesia pasa totalmente desapercibida, esa era la intención de sus feligreses en una época en que el catolicismo estaba prohibido por ley en la ciudad – Sonia (La Zapatilla)

Tras esta visita nos dirigimos al norte para visitar la Bibiloteca Pública de Ámsterdam, principal biblioteca de la red de bibliotecas de Ámsterdam y la más grande de Europa. Aprovechamos para subir al séptimo piso y disfrutar de las fantásticas vistas de Ámsterdam desde la terraza. Andrea (Amsterdamdo)

Terminamos nuestro día y fin de semana en Holanda visitando el Hotel Amrat, aprovechando su ubicación cerca de la Estación Central. Este hotel está situado en el edificio que perteneció a la antigua compañía de las indias en Holanda. Desde aquí, muy cerca del puerto fluvial de Ámsterdam partían los barcos de vapor hacia las colonias holandesas. Subiendo por sus escaleras principales todavía se pueden ver las antiguas taquillas de madera donde se vendían los billetes, un antiguo ascensor y subiendo hacia el último piso, una impresionante cúpula de cristal – Sonia (La Zapatilla).

¡En los próximos capítulos os mostraremos los rincones secretos para comer e ir de compras en Ámsterdam!

Encuentra entradas para museos, atracciones y excursiones en Ámsterdam

Si estás planeando una escapada a Ámsterdam (o a Holanda) no te pierdas estos artículos:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa