El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias Consejos Qué hacer en Málaga gratis: 10 planes imprescindibles

Todos los artículos

Qué hacer en Málaga gratis: 10 planes imprescindibles

Málaga, la capital de la Costa del Sol, puede presumir de ser una de las ciudades españolas más completas. Bañada por el Mediterráneo, sus costas invitan a relajarse mientras los rayos de sol broncean tu piel. Su oferta cultural es enorme y lo mismo puedes disfrutar de ella en sus museos que en sus calles: se trata de un auténtico referente cultural a nivel mundial. La esencia de su historia se siente y vive en sus calles, las de su centro histórico y las de la Alcazaba o el Gibralfaro, ambos enclaves imperdibles de la ciudad.

Si estás pensando en visitar la capital malagueña pero tu bolsillo te pide que controles los gastos, no tienes de qué preocuparte. En Skyscanner hemos elaborado un listado de planes imprescindibles para que conozcas Málaga gratis. Porque Málaga te espera para mostrarte sus mayores tesoros, prepárate, ponte cómodo, coge cámara de fotos, bañador y zapatillas, y lánzate a recorrerla. ¡Acabarás enamorándote de ella!

1. Darse un baño en la playa

Comenzamos refrescándonos, que las temperaturas ya van subiendo por el sur y va apeteciendo un bañito, ¿no crees? Así que ponemos rumbo a alguna de las múltiples playas de las que disfruta la ciudad para realizar una de las actividades gratuitas más gratificantes de todas las que te proponemos: sentir el frescor del mar y la calidez de la arena malagueña en nuestra piel.

Si no queremos alejarnos demasiado, podemos pasear hasta La Malagueta, la playa de la ciudad, caminando por su animado paseo marítimo. Una vez encontremos las enormes letras que componen el nombre de la playa en plena arena, será el momento de elegir un hueco junto a la orilla, estirar nuestra toalla y lanzarnos cual sirenas al mar.

Si apetece, ya que estamos, comer algo por la zona, La Malagueta cuenta con numerosos chiringuitos en plena playa, y cafeterías y bares en su paseo marítimo en los que saciar nuestros deseos. Después, ya estaremos preparados para continuar disfrutando de todas las actividades gratuitas que ofrece la ciudad andaluza.

Otra opción será acercarnos hasta las playas de Pedregalejo y El Palo, donde observar cómo los trabajadores de los restaurantes elaboran los típicos espetos de sardinas malagueños en las barcas sobre la arena: ¡todo un espectáculo!

2. Disfrutar del arte urbano del Soho

Porque caminar no cuesta dinero, ¿no es cierto? Así que ponemos rumbo a uno de los barrios de moda de la ciudad sureña con ganas de adentrarnos en su lado más underground, como dirían algunos. Y es que, desde que hace unos años los propios malagueños iniciaron un movimiento para convertir uno de los barrios más céntricos pero olvidados de la ciudad en todo un referente mundial para el arte, lo que hoy se conoce como Soho Málaga- Barrio de las Artes cobró vida.

Además de todo tipo de establecimientos relacionados con el mundo artístico en todas sus facetas –teatro, danza, pintura, música, fotografía…-, el arte también tomó las calles del barrio, transformando los grises muros de sus edificios en lienzos en los que los artistas urbanos más importantes de todo el mundo plasmaron su inspiración.

Hoy en día existe toda una ruta de grafitis y murales a lo largo y ancho de las calles del Soho malagueño que lograrán dejarte sin habla. Nombres como Boa Mistura, DFace, Obey o Dal East, auténticos referentes del street art, han dejado sus creaciones listas para que puedas disfrutarlas. Así que prepara tu cámara porque… ¡te volverás loco!

3. Saludar al mismísimo Picasso

Y ya que hablamos de arte, vayámonos a saludar al artista más famoso de Málaga. Y es que el nombre de Picasso siempre estará unido al de esta ciudad andaluza. Aquí nació el gran genio, aquí pasó sus primeros años de vida y en sus calles recibió la inspiración para lo que más tarde se tradujo en su obra.

Hoy en día, además del Museo Picasso o la Fundación que también lleva su nombre –ambas visitas tienen coste- hay algo que podemos hacer gratuitamente: saludarle.

En la Plaza de la Merced, corazón de la ciudad y el lugar que vio nacer al artista allá por 1881, existe una escultura, obra de Francisco López Hernández, que reposa sentada en un banco, relajada, como viendo la vida pasar. No son pocos los turistas y no turistas que se acercan hasta Picasso para hacerse una foto o selfie con él e inmortalizar el momento. Un recuerdo que, seguro, querrás llevarte de vuelta a casa contigo.

4. Vivir la verdadera Málaga en su Mercado de Atarazanas

Porque, como suele decirse, la esencia de un pueblo se encuentra en sus mercados: es en ellos donde se palpa la realidad del lugar, donde los autóctonos desarrollan su día a día y se puede observar cómo transcurre la vida de manera 100% natural.

Así que no podía faltar entre nuestras propuestas de actividades gratuitas que realizar en Málaga una visita a su mítico Mercado de Atarazanas. Levantado en el mismo lugar donde se situaban unos antiguos astilleros nazaríes del siglo XIV, tras la conquista cristiana de la ciudad pasó por ser almacén, hospital militar e incluso cuartel.

Fue en 1870 que no se dio la licencia para transformar el antiguo edificio en un mercado que, aunque desde entonces ha pasado por varias remodelaciones, desde sus inicios conservó lo que fue la entrada del antiguo astillero nazarí. Hoy en día puedes pasear por sus numerosos puestos repletos de llamativas frutas y verduras, pescados, carnes… y todo aquello que puedas imaginar, mientras te recreas en el espacio imaginando lo que un día llegó a ser este lugar.

5. Visitar sus museos

Si por algo ha comenzado a destacar Málaga en los últimos años, es por la cantidad de museos que han abierto sus puertas en la ciudad. Si ya hablábamos de ella como referente del arte urbano en Andalucía –y casi en España-, el que grandes nombres como Pompidou, Thyssen o el Museo Ruso de San Petersburgo hayan escogido la capital de la Costa del Sol para establecer algunas de sus sedes no es ninguna tontería.

¿Y qué deberás hacer para poder disfrutar de sus colecciones gratuitamente? Pues muy fácil: espera a visitar los museos durante el domingo. La mayor parte de estos abren sus puertas al público sin cobrarles entrada este día de la semana a partir de determinada hora. Por ejemplo, desde las cuatro de la tarde podrás acceder sin pagar tanto al Pompidou como al Museo Ruso, desde las cinco al Thyssen y desde dos horas antes de su cierre al Museo Picasso.

Pero, si eres de los que disfruta del arte a todas horas y no quieres esperar hasta el último día de la semana para visitar uno de los museos, no tendrás problema. El CAC Málaga –Centro de Arte Contemporáneo de la ciudad- cuenta con exposiciones temporales de grandísimo valor y la entrada es absolutamente gratuita vayas en el horario que vayas y el día de la semana que quieras.

6. Pasear por el Muelle Uno malagueño

Posiblemente, uno de los barrios que más vida ha recuperado en los últimos años es el nuevo Muelle Uno de Málaga: una zona dedicada al ocio en todas sus vertientes. Mercadillos, museos, cafeterías y restaurantes completan una oferta más que variada.

El puerto de Málaga es uno de los más antiguos del mundo, con alrededor de tres mil años, y además se ha convertido en la segunda terminal de cruceros más importante del país. Hasta él llegan cada día cientos de turistas dispuestos a conocer la capital malagueña, empezando, claro está, por su Muelle Uno.

Recorrer el muelle nos llevará hasta algunos iconos de la ciudad, como la famosa Farola de Málaga, el único faro de España, junto al de Tenerife, con nombre femenino, levantado en el año 1817. También podrás disfrutar del exterior de la antigua Capilla del Carmen, de 1732, y cerrada hoy en día. Otro de los edificios que más llaman la atención de todos en cuanto ponen un pie en el Muelle Uno es El Cubo, que alberga el Museo Pompidou malagueño.

Desde este punto de la ciudad se obtienen unas vistas inmejorables de Málaga, con la noria de fondo y la torre de la catedral a un lado. Para llegar hasta el centro, nada más placentero que recorrer el famoso Palmeral de las Sorpresas, un paseo repleto de parques, jardines y rincones perfectos para relajarse y sentarse a, simplemente, ver la vida pasar.

7. Recorrer el centro de Málaga

Y seguimos paseando por la capital de la Costa del Sol, que es como se disfruta y mejor se ven los lugares. Y lo hacemos por su arteria principal: la calle del Marqués de Larios, una enorme vía peatonal repleta de negocios de moda y complementos tanto locales como internacionales que nos ayudará a hacernos una idea de cómo viven los malagueños su ciudad.

Podremos continuar hasta la Plaza de la Constitución, centro neurálgico de la vida malagueña. En ella se encontró el Ayuntamiento de Málaga hasta 1869, y también el Convento de las Agustinas, la cárcel o la Audiencia. Aunque hoy en día todo esto ha desaparecido, continúa manteniendo un encanto especial. El mítico Pasaje Chinitas, la clásica calle Granada, la Plaza Uncibay… Piérdete por cada uno de sus recovecos y descubre la verdadera Málaga: aquella que se siente y disfruta en sus calles.

8. Deleitarse con las mejores vistas

Puede que esta propuesta de nuestra lista de cosas gratis que hacer en Málaga nos lleve a conflicto, pero… ¿cómo se decide en consenso cuáles son las mejores vistas de una ciudad como esta? Nosotros tenemos clara nuestra apuesta, y es la que nos lleva a subir hasta el famoso Parador de Málaga, junto al Castillo de Gibralfaro.

Se puede acceder hasta este punto tanto en coche, dejándolo en el aparcamiento privado del Parador, como subiendo por un sendero que une la Alcazaba con el castillo. Una vez en la terraza del Parador, podrás admirar la ciudad ante tus pies: desde sus 14 kilómetros de playas a la Plaza de Toros de La Malagueta, la Catedral de la ciudad, apodada “La Manquita” por solo contar con una de sus dos torres, o los tejados de todo el centro.

Eso sí, las vistas son gratuitas, pero sentarse en una de las mesas de la cafetería y pedir un refresco mientras te deleitas con el paisaje, es algo que te recomendamos que hagas. Seguro que la experiencia te ayudará a llevarte a casa uno de los mejores recuerdos de Málaga.

9. Conocer la historia en la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro

Y, cómo no, no podíamos dejar de aconsejarte visitar dos de los reclamos turísticos más importantes de la ciudad: la Alcazaba y el Gibralfaro. Pero, para hacerlo de manera gratuita, una vez más tendrás que reservar la tarde del domingo: a partir de las dos y hasta el cierre, podrás acceder a ambos enclaves sin pagar la entrada.

¿Y por qué creemos que deberías visitarlos? Pues muy simple: conocer y entender la auténtica historia de Málaga será mucho más fácil mientras recorres las empinadas cuestas de la Alcazaba, una fortificación palaciega de la época musulmana repleta de rincones bellísimos. Patios, fuentes, jardines y estancias repletas de encanto desde las que admirar, también, Málaga bajo tus pies.

El Castillo de Gibralfaro, que recibe su nombre de un faro que hubo situado en la parte más alta del monte –Jabal-Faruk, “monte del faro”-, estuvo unido a la Alcazaba durante una época gracias a un pasillo protegido por murallas. Aunque el castillo fue utilizado tanto por fenicios como por romanos, fue realmente el rey nazarita Yusuf I el que convirtió la fortaleza en asentamiento en 1340.

10. Adentrarse en sus iglesias

Y acabamos nuestra lista de planes imprescindibles que hacer en Málaga gratis con algo que forma parte del carácter y la idiosincrasia de los malagueños: sus iglesias.

Un buen paseo por la ciudad entrando en algunas de ellas nos hará maravillarnos con las verdaderas obras de arte que descansan en su interior. Se trata, sin duda alguna, de algo que no deberemos dejar de hacer si viajamos a la capital de la Costa del Sol.

Málaga es una ciudad que vive con intensidad su semana grande del año: la Semana Santa. Si te animas a conocerla durante estas fechas, podrás disfrutar de un auténtico espectáculo en el que las imágenes y la música se hacen dueñas de las calles, y los tesoros que guardan sus iglesias pasan a ser admirados por todos públicamente.

Si no coincide que tu viaje caiga en estas fechas, no te preocupes: visita la Iglesia del Sagrado Corazón, la de Santiago –en ella fue bautizado Pablo Picasso, por cierto- o la Iglesia de los Santos Mártires. En todas y cada una de ellas tendrás la oportunidad de acercarte al verdadero arte: aquel que se escribe en mayúsculas.

Si tienes planeado viajar a Málaga, quizás te interesen estos otros artículos:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.