Noticias Cuba, 5 escapadas imprescindibles por el occidente de la isla

Todos los artículos

Cuba, 5 escapadas imprescindibles por el occidente de la isla

¿Preparas tu viaje a Cuba? Pues toma nota de estas 5 escapadas por el occidente de la isla caribeña.

A Cuba nunca se viaja solo. Llegamos a la isla más grande del Caribe acompañados por infinitas imágenes y relatos de la historia que se han quedado guardados en nuestra memoria colectiva.

El viajero sentirá que es imposible desprenderse del poso de la historia para comprender la Cuba actual y que además, es necesario no hacerlo. Ahora se abre un nuevo escenario en la isla con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos rotas hace 53 años.

Este es un recorrido por el occidente cubano descubriendo algunos de los lugares con más atractivo de una isla apasionante en plena metamorfosis.

Créditos fotografía: Bisual Studio

1. La Habana, intensidad y goce

La puerta de entrada por el oeste es su capital, La Habana. Compuesta por distintos barrios, el viajero que no disponga de muchos días deberá recorrer principalmente La Habana Vieja y Centro Habana. El contraste que se percibe entre ambos barrios es el paradigma de la constante lucha de La Habana por resistir a un derrumbe anunciado. En La Habana Vieja, patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se vienen sucediendo interesantes renovaciones de la mano del historiador y arquitecto Eusebio Leal, responsable de hacer que la arquitectura colonial luzca como se merece. Dos de las plazas con más encanto de Ciudad Vieja son la Plaza de la Catedral y la Plaza de Armas, con un interesante mercado de libros de segunda mano. Hablando de plazas no podemos olvidar la inmensa Plaza de la Revolución, en el Vedado, mítica explanada escenario de todos los grandes acontecimientos políticos desde 1959, presidida en el centro por el monumento a José Martí y en los laterales los rostros congelados del Che y Camilo Cienfuegos.

Créditos fotografía: Bisual Studio
Créditos fotografía: Bisual Studio

En cambio, en Centro Habana el viajero podrá vislumbrar la decadencia de gran parte de su arquitectura y las heridas de sus calles, pero cuenta con emblemas de la ciudad como El Capitolio y el legendario paseo marítimo del Malecón. Un microcosmo donde la vida fluye a orillas del Estrecho de Florida con la mirada constante de El Faro del Castillo de los Tres Santos Reyes del Morro. Disfrutar de un atardecer paseando por el Malecón acunados por una melodía de trova cubana, combinado con unos tragos de ron es una delicia para el espíritu.

Créditos fotografía: Bisual Studio

2. Parque Natural de Topes de Collantes, un oasis de naturaleza

De La Habana se suele salir con las mismas ganas con las que se ha entrado. La asfixiante intensidad de esta urbe hace desear al viajero un lugar de descanso donde respirar aire puro. Una muy buena opción hacia el interior, es adentrarse en el Parque Natural de Topes de Collantes, dentro del macizo del Escambray en la provincia central de Sancti Espiritus. Desde la ciudad de Cienfuegos se puede visitar el espectacular conjunto de cascadas y pozas conocido como El Nicho”, mientras que a escasos 10 km de la ciudad de Trinidad por una serpenteante carretera se encuentra el “Salto del Caburní”. Una agradable bajada entre palmeras, eucaliptos y cafetales nos lleva hasta un salto de agua de 62 metros de altura con una preciosa poza de agua cristalina.

Créditos fotografía: Bisual Studio
Créditos fotografía: Bisual Studio

3. Santa Clara y Trinidad, ciudades que laten

En el interior de la isla hay dos ciudades que resultan especialmente enriquecedoras para el viajero: Santa Clara y Trinidad.

La ciudad de Santa Clara, capital de la provincia de Villa Clara, es un lugar de obligada visita para los que quieran seguir los rastros del Che. La Plaza de la Revolución es en realidad un mausoleo de estilo soviético presidido por una imponente estatua del Che de cuerpo entero inaugurado en el veinte aniversario de la muerte de Ernesto Guevara en 1988. En la planta baja hay un museo dedicado a su figura y los restos del guerrillero descansan desde 1997 cerca de esta plaza en el Mausoleo de los Mártires de la Revolución. Aunque Santa Clara apenas conserva restos de arquitectura colonial, es una ciudad joven y dinámica que acoge la sede de la Universidad Central Marta Abreu de las Villas.

Créditos fotografía: Bisual Studio
Créditos fotografía: Bisual Studio

Trinidad conserva por el contrario una maravillosa arquitectura colonial de casitas bajas con fachadas multicolor e intrincadas callejuelas empedradas por las que perderse, pero el excesivo turismo le resta autenticidad a primera vista. Para conocer la esencia de Trinidad hay que quedarse más de un día y alojarse en alguna de las casas cubanas particulares de alquiler.

Créditos fotografía: Bisual Studio
Créditos fotografía: Bisual Studio

4. Los cayos del Atlántico, playas con encanto

Cuba ofrece al visitante diversos tipos de “turismo de playa”, algunos destinos como Varadero han llegado a un extremo excesivo de explotación turística, pero quedan centenares de kilómetros de arenas blancas solitarias y quietas aguas cristalinas sin complejos turísticos. Los cayos de la costa norte de Pinar del Río como Cayo Jutías o Cayo Levissa son lugares tranquilos y de gran belleza a los que se puede llegar fácilmente desde Viñales por carretera o por mar.

Otra opción algo más lujosa en la región central son los cayos del norte de la provincia de Villa Clara como el Cayo Santa María. A este último se llega desde Caibarién por una espectacular carretera erigida sobre el mar a lo largo de 48 km que se conoce como pedraplén.

Créditos fotografía: Bisual Studio
Créditos fotografía: Bisual Studio

5. El Valle de Viñales, un paraíso terrenal

Todavía nos espera uno de los lugares más espectaculares del occidente cubano: El Valle de Viñales en la provincia de Pinar del Río. Esta hermosa tierra de guajiros (campesinos) nos atrapará con la fuerza de su naturaleza exuberante (destacan los mogotes, montículos cónicos de piedra caliza cubiertos de vegetación) y la hospitalidad de sus pausados habitantes. El pueblo de Viñales encandila al ritmo de las mecedoras que ronronean en los coloridos porches de madera.

Palmeras, cafetales, plantaciones de maíz y del mejor tabaco del mundo(materia prima del puro habano), pueblan este valle aderezado por los bohíos, chozas con el techo de hoja de palma trenzada. Aquí solo queda que el viajero se dé tiempo para recorrerlo y sentir cómo el tiempo se ensancha mientras se aspiran bocanadas de vida.

Créditos fotografía: Bisual Studio
Créditos fotografía: Bisual Studio
Créditos fotografía: Bisual Studio

Si este artículo te ha gustado, estos te van a dar más ideas para tu viaje a Cuba:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Este artículo es obra de los viajeros y fotoperiodistas de Bisual Studio. Les puedes seguir la pista en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn y Google+.

Mapa