Noticias Descubre Bohol: la Bali de Filipinas 🐒

Todos los artículos

Descubre Bohol: la Bali de Filipinas 🐒

Las comparaciones son odiosas, pero esta joya de Filipinas poco tiene que envidiar a la “Isla de los Dioses”. ¿Quieres saber por qué? Sigue leyendo y descubre con nosotros los encantos de Bohol.

Bohol es una de las islas con más atractivos de Filipinas. Aunque es una de las estrellas del turismo filipino, lo cierto es que, aun siendo la décima isla más grande del archipiélago, la mayoría de los viajeros solo visitan un par de rincones que se popularizaron hace unas décadas, olvidando otros encantos que la hacen tan interesante o más que a otras tan populares como Bali. Aunque Bohol carece del exotismo de la cultura balinesa, vas a poder disfrutar de exuberantes cascadas, ríos, arrozales, arrecifes y playas, que se complementan con la alegría y amabilidad del pueblo boholano. Ven de la mano de Skyscanner a descubrir Bohol, la isla que ya muchos conocen como la Bali de Filipinas.

Las Colinas de Chocolate: los bombones de Bohol

Las Chocolate Hills conforman el paisaje que ha hecho a Bohol conocida en todo el mundo. Estas montañas con forma de bombón y teñidas de un color marrón durante la época seca recuerdan a una gran caja de chocolates, pues se extienden, nada más y nada menos, por unos 50 kilómetros cuadrados. Las más de 1260 colinas de forma cónica situadas a lo largo de la municipalidad de Carmen son el resultado de la acumulación de fósiles de coral, moluscos y piedra caliza en los fondos marinos que salieron a la superficie tras una colisión de placas tectónicas. Su delicada forma de bombón actual deriva de la acción de lluvias y vientos tropicales durante varios millones de años.

Existen un par de miradores en Bohol para disfrutar de la bonita panorámica de las Colinas de Chocolate, aunque también puedes perderte un rato entre ellas en quad o en moto.

Buceo y esnórquel en Bohol

¿Sabías que Filipinas se ubica dentro del llamado Triángulo de Coral? Este es el sitio con más biodiversidad marina del mundo, por lo que bucear en sus fondos es uno de los imprescindibles en tu viaje al archipiélago. Bohol es, además, una de las islas más queridas por los submarinistas. Los fondos marinos de Panglao, Anda, Pamilacan y Balicasag están repletos de corales blandos y duros, tortugas, enormes cardúmenes de atunes, verdeles, pargos o meros y otras especies de tipo “macro” como nudibranquios, peces rana o caballitos de mar pigmeo, entre muchos otros. Si eres buceador o quieres iniciarte en esta práctica, lo mejor es hacer base en Alona Beach (Panglao), ya que aquí se encuentra la mayoría de escuelas de buceo.

Si todavía no te animas con el tanque, no te preocupes, existen muchas posibilidades de disfrutar de la vida marina de Bohol usando solo la máscara y el tubo. Puedes acercarte a hacer esnórquel a los arrecifes de Balicasag o Pamilacan, donde será raro que no veas tortugas, o, al norte de Panglao, en Napaling, te espera un imponente banco de millones de sardinas.

Sigue leyendo: Bucea en los 10 mejores destinos para hacer submarinismo en el mundo

El río Loboc y la exuberante naturaleza de Bohol

Quizás los paisajes más bonitos de Bohol nos los regala el río Loboc. Desde su nacimiento en Carmen hasta su desembocadura en el mar de Bohol, este sinuoso y caudaloso río flanqueado por manglares y palmeras se suele visitar desde el pueblo que también lleva su nombre.

Loboc es una pequeña localidad en la que podrás encontrar algunos hoteles justo en la orilla del río (¡imagínate en una cabaña con estas vistas!) y también un embarcadero desde el que salen barcos para admirar el paisaje durante un par de horas. Si tienes suficiente tiempo para explorar, nuestro consejo es que alquiles un kayak a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando el río está más tranquilo, y vayas por tu cuenta hasta las cascadas de Busay. Además, si te quedas en Loboc a dormir, no pierdas la oportunidad de hacer un recorrido nocturno por el río para ver la magia de sus luciérnagas.

Por cierto, si te gusta practicar kayak o paddle board, no pierdas la oportunidad de hacerlo también en el río Abatan. Existen varias empresas de ecoturismo que organizan recorridos en los que podrás conocer más sobre los manglares endémicos de la zona y su fauna, entre la que destacan 8 especies de luciérnagas.

Sigue leyendo: Destinos que albergan las Siete Maravillas Naturales del Mundo

Las impresionantes e infinitas cascadas de Bohol

Con una orografía tan diversa y un clima de tipo tropical, no te extrañará que en Bohol tengas decenas de cascadas de aguas turquesas para elegir. Tanto en los alrededores de Loboc como en la región de Antequera y la de Dimiao hay imponentes caídas de agua. Aun así, la más alta de la isla y una de las más bonitas está en Candijay, al este de Bohol. La cascada de Can-Umantad tiene 45 metros de altura y en ella encontrarás varias piscinas para refrescarte rodeado de una vegetación exuberante.

Si quieres más dosis de agua dulce, apunta estos nombres: Pahangog Falls, Ingkumhan Falls, Pangas Falls y Camugao Falls.

Los tarseros, uno de los primates más pequeños del mundo

El tarsero o tarsier es, con sus 15 centímetros de altura, uno de los primates más pequeños del mundo. Estos animales nocturnos e insectívoros ostentan el récord Guinness del mamífero con los ojos más grandes con respecto a su cuerpo. Además, tienen unos curiosos dedos alargados y con almohadillas que les permite agarrarse bien a los árboles y trepar.

Aunque viven en las selvas tropicales de varias islas de Filipinas, Indonesia y Borneo, Bohol es la más conocida para avistarlos, aunque, por desgracia, en santuarios. El más importante es el que regenta la Philippine Tarsier Foundation, ubicado en el pueblo de Corella. En un bosque de 7.000 metros cuadrados viven unos 500 ejemplares, protegidos de la caza furtiva que todavía los amenaza. Desde hace unos años tienen un proyecto de ecoturismo que les permite recaudar fondos para seguir con su labor. Así, los visitantes, tras recibir una charla sobre los tarseros y las normas del santuario, pueden hacer un pequeño sendero en el que se suelen avistar a varios ejemplares.

Por favor, si quieres ser un turista responsable, visítalos en el Santuario de Tarseros de Corella y no en Tarsier Conservation Area. Este último, aunque más cerca de las famosas Colinas de Chocolate, está siempre masificado y es conocido por enjaular a estos animales cuando cierran las puertas.

Los arrozales de Candijay: Bali en Bohol

Cuando nos imaginamos en Bali se nos vienen a la cabeza esas imágenes de terrazas de arroz de un verde intenso salpicadas por cocoteros. ¿Qué te parece si te contamos que sin moverte de Bohol podrás disfrutar de paisajes similares? Al este de la isla, en la zona de Candijay, puedes visitar los arrozales de Cadapdapan. Podrás conocerlas desde el mirador o, si eres más aventurero, perderte por los caminos hasta llegar a la vecina cascada de Can-Umantad.

Por cierto, si estás haciendo un recorrido por Filipinas y te gustan este tipo de paisajes, no dudes en explorar la isla de Luzón. En la región de Cordillera encontrarás arrozales de más de 2.000 años de antigüedad. Los más bonitos se ubican en Banaue, Batad y Cambulo, donde también podrás aprender sobre la cultura ancestral del pueblo Ifugao.

Sigue leyendo: Los 30 lugares más verdes del mundo en fotos. ¡Descúbrelos!

Panglao: playas y hoteles con encanto

Panglao y Bohol son dos destinos indisolubles. Tanto es así que muchos viajeros no saben de primeras que son dos islas diferentes. No se les puede culpar, están tan cerca que están unidas por un par de puentes y, además, pertenecen a la misma provincia.

La hermana pequeña de Bohol es su principal núcleo turístico. Alona Beach lleva décadas siendo una de las estrellas del turismo en Filipinas y en ella no faltan escuelas de buceo, hoteles y restaurantes para cualquier tipo de público. Si buscas unas vacaciones cómodas, con multitud de posibilidades al alcance de tu mano, habrás llegado a tu lugar. Sin llegar a estar masificada, en el caso de que busques un rincón más tranquilo, ¡hay mucho más que explorar en Panglao!

Por ejemplo, en la cercana playa de Dumaluan, la más bonita de la isla, tienes imponentes hoteles en primera línea de mar como el South Palms Resort o el Bohol Beach Club. Aunque no te alojes en ellos, podrás pasar unas horas bajo una palmera disfrutando de esta paradisiaca estampa. También te aconsejamos visitar Momo Beach y el sur de Doljo Beach, apenas conocidas y, por tanto, desiertas la mayoría del tiempo.

Los que quieran algo de movimiento, solo tienen que alquilar una moto y salir a descubrir la cueva de Hinagdanan, saltar al agua en Napaling para nadar con un banco de miles de sardinas o disfrutar de los atardeceres de fuego desde los manglares del North Zen Villas.

Anda: el destino emergente de Bohol

Aunque las playas de Panglao son las más conocidas, en la propia Bohol encontrarás playas de arena blanca y harinosa en las que no faltan aguas turquesas y estilizados cocoteros. Las más bonitas se concentran en la adormilada zona de Anda, un pequeño pueblo costero que todavía no recibe muchos visitantes, pero que tiene todas las papeletas para convertirse en el destino de moda de la isla. Quinale Beach y White Beach son dos joyas para quienes se quieren relajar en la playa, pero, si necesitas movimiento, en Anda también encontrarás varias cuevas y cenotes que explorar. Combento Cave y Tibaw Cave Pool son las dos que no te puedes perder.

Además, Anda es la base ideal para conocer esta porción de Bohol. Desde ella podrás acceder fácilmente a la cascada de Can-Umantad, los vecinos arrozales de Cadapdapan, las montañas de Alicia y un montón de puntos de buceo y esnórquel repletos de fauna marina.

¿Piensas combinar Bohol con otros destinos en el Sudeste Asiático? Echa un vistazo a estos artículos y tendrás una buena dosis de inspiración viajera:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa