Noticias Descubre dónde se rodó la película “Ocho apellidos vascos”: ruta por Navarra y País Vasco

Todos los artículos

Descubre dónde se rodó la película “Ocho apellidos vascos”: ruta por Navarra y País Vasco

Te descubrimos los rincones del País Vasco en los que se rodó “Ocho apellidos vascos”.

Chico sevillano conoce a chica vasca, se enamora de ella y la sigue hasta Euskadi. Una vez allí, se hará pasar por vasco para lograr la aprobación de su padre, un vasco algo cascarrabias. Con esta premisa tan simple, la película “Ocho apellidos vascos” se ha convertido en la reina de la taquilla española.

Rodada íntegramente en algunos de los lugares más auténticos del País Vasco rural, te invitamos a descubrirlos con nosotros. Y no, no hará falta que demuestres que tienes ocho apellidos vascos para disfrutar del viaje. ¿Preparado? Pues ponte al volante (o alquila un coche con Skyscanner) y explora los rincones donde se rodó la película que ha batido todos los records de la historia del cine en España.

Pero antes de empezar, os contamos que Argoitia, el pueblo de Amaia, no existe como tal. Es una invención (como si fuera un Macondo de Gabriel García Márquez) y lo forman trocitos de varios pueblos del País Vasco y Navarra. Así que si quieres visitar Argoitia toma nota.

Leitza, Navarra

En la pequeña pero preciosa localidad de Leitza se rodaron algunas de las escenas clave de “Ocho apellidos vascos”. Es quizás una de las principales localizaciones de la película que protagonizan Clara Lago y Dani Rovira. Situada en el verde valle de Leizarán, aquí es donde está la casa de Amaia: el caserío centenario Aspain-Txiki, con su puerta de madera encajada bajo un arco de piedra de medio punto. La cena en el comedor de los cuatro protagonistas, el salto desde la ventana, la quema del vestido de novia… Todo se rodó aquí.

También se usó para el rodaje el caserío vecino de Malesakenea. Y en la Herriko Taberna de Leitza se ubicó el bar de Argoitia. Además de ser el lugar donde llega en bus desde Sevilla Rafa, en este pueblo está la plaza en la que sucede la manifestación abertzale, una de las escenas más graciosas de la película. Queda claro que “Euskadi tiene un color especial”, ¿verdad?

Si vais no os perdáis sus callecitas, bares y el casco antiguo con su Casa Consistorial, la iglesia de San Miguel y, a las afueras, el Museo a la piedra que el artista local Iñaki Perurena ha creado.

Getaria, País Vasco

Getaria es un destino turístico por excelencia en Euskadi. Su puerto pesquero y la silueta del “ratón” son dos de sus características principales y, por supuesto, salen en la película “Ocho apellidos vascos”. Precisamente en el puerto es donde tiene el amarre el Sabino Hiru, el barco del padre de Amaia.

Esta villa marinera está tan orgullosa de su pasado ballenero que incluso tiene a la ballena en el escudo de armas. Si te acercas, da un paseo junto al mar y sube hasta el faro del monte de San Antón (el famoso “ratón de Getaria”) para disfrutar de las espectaculares vistas. De vuelta al casco antiguo, pasa por la iglesia de San Salvador, la calle Elcano con sus casas de colores y balcones de madera y prueba el que algunos dicen que es el mejor Txakolí del País Vasco. Y si te gusta la moda, acércate al Museo Cristóbal Balenciaga, porque el modisto nació aquí.

Zumaia, País Vasco

Zumaia es otro de los pueblos que representan al ficticio Argoitia. Situado en la bahía en la que se unen los ríos Urola y Narrondo y completamente rodeado de montañas que descienden hasta el mar es uno de los lugares más bonitos de la costa vasca. El protagonista de “Ocho apellidos vascos” Dani Rovira ha confesado que se enamoró del lugar. Y viendo la espectacular ubicación de la Ermita de San Telmo, alzada en un promontorio sobre la playa de Itzurun no nos extraña.

El centro histórico de Zumaia también vale mucho la pena. Mientras callejeas, échale un vistazo a la iglesia gótica de San Pedro, del siglo XII, que casi parece una fortaleza; y también a los palacios de Zumaia y Ubillos.

Sigue leyendo: Los 10 lugares más bonitos del País Vasco

Mondragón, País Vasco

En una pequeña ciudad como Mondragón es donde está el bar de Sevilla en el que los protagonistas de “Ocho apellidos vascos” se conocen. Esa escena se rodó en la peña flamenca del pueblo, en el Centro Cultural Al Andalus.

Zarautz, País Vasco

Fue la base de operaciones del equipo de rodaje, desde donde se trasladaban a las diferentes localizaciones. Este pueblo costero y meca de los surfistas tiene mucho por ver.

Sigue leyendo: Qué ver en el País Vasco: los 10 rincones más bonitos de la costa de Guipúzcoa

Lasarte, País Vasco

Por lo visto algunas escenas se rodaron aquí, aunque no son demasiado relevantes y el equipo de producción de la película no ha facilitado más información al respecto.

San Sebastián, País Vasco

Una de las ciudades más bonitas de España y del País Vasco, San Sebastián aparece fugazmente en “Ocho apellidos vascos”. Aun así, no os la perdáis. Pasear por la playa de la Concha, callejear por el casco antiguo, ir de pintxos y potes… ¡Imprescindible!

Sigue leyendo: Dónde comer en San Sebastián: los mejores restaurantes a buen precio

Sevilla, Andalucía

Tratándose de una comedia que explota los tópicos de vascos y andaluces, en Sevilla sólo se rodó 3 días. Los suficientes como para empaparse de la luz y la calidez de la capital de Andalucía. Si vas, pasea junto al Guadalquivir al atardecer, súbete a una calesa y callejea por el pintoresco barrio de la Santa Cruz.