Noticias Destinos para colaborar en la protección de animales en peligro de extinción

Todos los artículos

Destinos para colaborar en la protección de animales en peligro de extinción

Viajes diferentes para ayudar a la Madre Naturaleza.

‘Homo homini lupus’ es una locución latina que se traduce al castellano como “El hombre es un lobo para el hombre”. Esta expresión fue ideada por el comediógrafo latino Plauto, alrededor del año 230 a. C. Es decir, hace más de 2.200 años el hombre ya se había dado cuenta de que lo peor que le podía haber pasado a su propia raza – y al bello planeta en el que habitaba – era su propia existencia.

El paso de los siglos no ha hecho sino darle aún más la razón al bueno de Plauto. El hombre es el mayor peligro del hombre, pero también de los animales. La sobrepoblación del mundo, la caza furtiva o por placer, los incendios, las guerras… El hombre está acabando, a pasos agigantados, con el vergel en el que comenzó la vida.

Entre las especies más perjudicadas se hallan una gran variedad de animales. Ellos, ya sea porque los cazan directamente o porque los humanos han hecho desaparecer su hábitat natural, se aferran a la vida en pequeños últimos reductos de resistencia.

Si quieres ayudar a proteger estas especies en peligro de extinción, aquí te proponemos una lista de destinos donde podrás hacerlo:

1. Tortugas marinas en Trinidad y Tobago y Costa Rica

Frente a la costa de Venezuela se halla la bella isla de Trinidad. Entre su lujuriosa vegetación caribeña, podrás encontrar demostraciones naturales como la cascada de Río Seco, pero también resulta ser uno de los puntos principales del planeta en los que las tortugas laúd ponen sus huevos.

La tortuga laúd está considerada como la más grande de las tortugas marinas y no son pocos los biólogos que la catalogan como “el último dinosaurio viviente”. El ser humano se encuentra en vías de acabar con este “dinosaurio”. Desde 1980, la población de tortugas laúd ha decrecido un 90%, debido a las redes de pesca, los depredadores y la contaminación de sus hábitats.

Otro lugar en el que puedes encontrar importantes colonias de tortugas laúd en su época de reproducción es la costa este de Costa Rica.

En ambos lugares, podrás ayudar patrullando las playas donde se encuentran las tortugas, para etiquetar, medir y pesar a las tortugas. También podrás poner a salvo los huevos puestos en nidos que se encuentren demasiado cerca del agua.

Además, disfruta de la vida en dos bellos sitios naturales como pocos otros.

Haz clic en la foto y descubre los 10 lugares más espectaculares de Costa Rica

2. Elefantes en Tailandia

Una población que crece de manera incesante y el desarrollo urbano están teniendo un gran efecto negativo en la vida salvaje de Tailandia. Además, la caza furtiva y la venta de animales exóticos también han aumentado drásticamente durante las últimas décadas.

Una de las especies más perjudicadas por estos hechos es el elefante. Se calcula que tan solo quedan unos 4.000 ejemplares, y, de ellos, el 75% trabajan, encadenados por el hombre, en ciudades o campamentos turísticos.

En el norte de Tailandia encontrarás santuarios de elefantes donde podrás convivir con ellos, bañarlos, alimentarlos y tratarlos con delicadeza. Eso es ya toda una contribución, pero, además, podrás plantar árboles que luego servirán de alimento y crear espacios donde puedan reposar a la sombra.

Aprovecha tu estancia para explorar los bosques de Tailandia y realizar una inmersión en la cultura y gastronomía locales.

Pincha en la imagen y conoce 10 islas increíbles de Tailandia

3. Leopardos en Namibia

Hubo un tiempo en el que los leopardos eran los dueños y señores de las llanuras africanas y asiáticas. Sin embargo, la alta mortalidad infantil, la caza furtiva y la masiva destrucción de su hábitat natural han provocado que el gran felino más rápido del planeta – y uno de los más bellos – corra ahora desbocado hacia su extinción.

Actualmente, y gracias a grandes esfuerzos conservacionistas, Namibia es el único país que posee una sana población de leopardos. Sin embargo, debido a la escasez de presas y el aumento de las tierras para el cultivo y el pasto, los leopardos han comenzado a atacar al ganado y están pagando su osadía con la muerte a manos de los granjeros.

En Namibia puedes ayudar en proyectos en los que se intenta educar a los granjeros, se estudia a los leopardos y se reorganiza el uso de las tierras para que ambas especies puedan convivir en equilibrio.

4. Guacamayos y jaguares en Perú

Los guacamayos son un género de aves de la familia de los loros. Su plumaje es precioso, pero de las 16 especies que se llegaron a conocer, ya 9 se han extinguido.

Habitan en las selvas que se extienden entre México y el noreste de Argentina, alimentándose de insectos y bayas, y reposando en las ramas de los árboles. Bajo esos árboles, en la selva amazónica peruana, cada vez son menos los jaguares que se mueven con sigilo y elegancia imperial.

Viajando a la región selvática peruana de Manu, podrás aprender sobre la importancia y los métodos de conservación de la selva amazónica y educar a los habitantes de la zona. Además, podrás ayudar a la rehabilitación de algunos ejemplares que han sido encontrados malheridos y se intentan curar y reinsertar en la naturaleza.

Haz clic en la foto y descubre las 10 mejores cosas que ver en Perú

5. Orangutanes en Borneo y Sumatra

Los orangutanes están en total peligro de extinción, encontrándose ya solo en las junglas tropicales de Borneo y Sumatra. El hecho de que estos primates de pelo largo anaranjado solo pueden vivir y progresar en bosques realmente densos, les convierte en una especie muy sensible a la tala indiscriminada de árboles. La industria minera, los incendios forestales y la caza son los otros tres males que están acabando con la vida de los orangutanes.

En ambas islas encontrarás varios proyectos conservacionistas en los que se intenta revertir el daño hecho a estos primates y su hábitat. Además, hay refugios donde se acoge a aquellos orangutanes que están heridos o han quedado huérfanos. Una vez han sido curados – o han crecido los bebés huérfanos – son devueltos a la naturaleza.

En estos campamentos podrás trabajar en el mantenimiento de las jaulas, alimentar a los orangutanes, construir plataformas de alimentación en la jungla y aprender sobre la conservación de otras especies de la zona, como los osos malayos (osos del sol) o los macacos.

Pincha en la imagen y te contamos las 10 mejores experiencias que puedes vivir en Asia

6. Pandas gigantes en China

Uno de los animales que más ternura nos produce al verlo es el oso panda. Sin embargo, a día de hoy, quedan poco más de 1.800 pandas gigantes viviendo en la naturaleza. La culpa de su desaparición la tienen la caza furtiva y la desaparición de los enormes bosques de bambú, principal alimento del panda gigante.

En la provincia de Shaaxi, cerca de la mítica Xi’an (con su ejército de guerreros de terracota), se hallan varias reservas donde habitan cerca de 300 ejemplares de pandas gigantes.

Una de ellas es la de Xi’an Panda Centre, que se encuentra en las faldas de las montañas Qingling. En este centro podrás ayudar a cuidar a los cachorros de panda, así como a otros animales: pandas rojos (más pequeños que los pandas gigantes), ciervos negros y monos dorados.

Haz clic en la fotografía y te mostramos los 10 mejores lugares que visitar en China

7. Lémures en Madagascar

Aunque el lémur es la especie emblema de la inmensa isla de Madagascar, lo cierto es que está en peligro de extinción. Las razones son varias: algunos locales aún los cazan por su piel o carne; son atrapados para quedárselos – o venderlos – como mascotas exóticas; y el hábitat en el que viven y se alimentan ha ido desapareciendo progresivamente debido a la deforestación de Madagascar.

En Madagascar existen varios programas para intentar concienciar a la gente local y cuidar y ayudar a aquellos lémures que llegan heridos o huérfanos. Algunos de ellos llevan tanto tiempo recibiendo cuidados de humanos que ya no pueden ser reintegrados en la naturaleza salvaje.

Pincha en la imagen y descubre 12 islas paradisíacas que casi nadie ha visitado todavía

8. Tigres en Indonesia

El icónico tigre de Indonesia se ve obligado a utilizar sus poderosas garras para aferrarse a la vida. Su existencia, como especie, está amenazada debido a los cazadores furtivos que buscan hacerse con su preciada piel (y colmillos) y a los núcleos urbanos que crecen desparramados sin control e invaden su hábitat natural.

Como voluntario, puedes viajar a la isla de Sumatra y formar parte de alguno de los equipos internacionales que se dedican a seguir la pista de estos tigres para monitorizarlos con cámaras. Además, se trabaja con la población local para intentar llegar a soluciones que hagan que dejen de cazar al tigre.

9. Tiburones en Fiyi

Gracias a películas como ‘Tiburón’, estos escualos tienen una imagen mundial realmente nefasta. Sin embargo, está probado que otros animales menos estigmatizados en la gran pantalla – como el hipopótamo – matan a muchísimos más humanos cada año.

La pesca intensiva y el incesante incremento de la contaminación de los fondos marinos han provocado que los tiburones vean peligrar su existencia, con el consiguiente desequilibrio que su desaparición traería para el resto de especies marinas.

En la isla principal de Fiyi, Viti Levu, puedes participar en proyectos junto a biólogos marinos y científicos, incluyendo actividades como catalogar los tiburones bebé, identificar tiburones, poner cámaras submarinas y recoger y estudiar datos. Además, se colabora con la población local para recuperar la zona de manglares – fundamentales para el hábitat de los tiburones de la zona – y educarla sobre el papel de los tiburones en el equilibrio marino.

Haz clic en la foto y conoce los 10 lugares más remotos del mundo que deberías visitar

10. Leopardo de las nieves en Kirguistán

El leopardo de las nieves ha sido, durante siglos, el máximo depredador de las montañas de gran parte de Asia Central. Su pelaje grisáceo con grandes lunares negros le confiere el camuflaje perfecto en las montañas, mientras que sus potentes patas le permiten escalar pronunciadas pendientes sin dificultad. No tienen ningún depredador animal, situándose en lo más alto de la pirámide alimenticia… Salvo por el hombre.

Se le caza por su piel, por sus huesos y su valor en la medicina tradicional china y de otras poblaciones asiáticas. Además, debido al cambio climático y a la expansión del territorio del hombre, sus presas habituales (cabras salvajes de Argali, marmotas, liebres…) han ido desapareciendo y han tenido que empezar a buscar su alimento entre los animales de granja. Por ello, otros muchos han perdido la vida a manos de granjeros.

Así, su territorio ha ido mermando y fragmentándose. Perder al rey de la pirámide alimenticia haría desaparecer otras muchas especies de la zona.

Viaja a las montañas del Kirguistán y parte en búsqueda del rastro de los leopardos de las nieves. Educación de la población humana, seguimientos con cámaras, catalogación de los ejemplares y ayudas para mantener el hábitat original son algunas de las tareas a realizar.

Hay que cuidar, amar y respetar la naturaleza, porque este bello planeta es más importante que nuestro materialismo. Si te ha gustado este artículo, seguro que los siguientes te parecerán interesantes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa