Noticias Duerme como un rey en estos 12 castillos y palacios que también son hoteles

Todos los artículos

Duerme como un rey en estos 12 castillos y palacios que también son hoteles

Hoteles en castillos medievales, fortalezas, palacios y casas señoriales, perfectos para descansar como un príncipe.

¿Quieres vivir en tus propias carnes cómo vivían los reyes? Hoy en día no vas ni a necesitar un título nobiliario para averiguarlo. Fortalezas, castillos y palacios abren sus puertas a cualquiera que sueñe con dormir entre algodones como un príncipe o una princesa. No será para siempre, pero sí que puedes disfrutar del pequeño lujo de alojarte por lo menos una noche en un castillo. Y los precios no son tan caros cómo crees.

Skyscanner ha elegido 11 hoteles de lujo situados en antiguos palacios reales, fincas de príncipes y fortalezas preciosas en los que el tiempo se ha detenido. Anímate y vive la experiencia de dormir a cuerpo de rey.

Busca y compara más hoteles

1. Castillo del Buen Amor, Salamanca, España

El castillo medieval del Buen Amor es uno de los hoteles con más encanto de España (y posiblemente del mundo). Ubicado en el término municipal de topas, es de estilo renacentista pero se eleva sobre una fortaleza del siglo XI. Aquí se alojó Fernando II de Aragón y su nombre proviene de la amante del obispo de Ávila Alonso Ulloa de Fonseca Quijada, dueño del castillo en el siglo XV. Hasta los años 50 estuvo en estado ruinoso pero hoy, ya declarado Monumento Nacional, es un lugar de sueño con un laberinto francés, torres, piscina y salones dignos de un rey. La habitación más barata sale por 90€ la noche, con desayuno incluido. Así que no valen excusas.

castillo del buen amor

Créditos fotografía © Castillo del Buen Amor

Duerme en el Castillo del Buen Amor

2. Castillo de Ashford, Cong, Irlanda

Este magnífico castillo irlandés del siglo XIII está situado a orillas del pintoresco lago Corrib, el segundo más grande del país. En 1939 el castillo empezó a atraer a huéspedes, que pueden disfrutar de las paredes de piedra antigua, hiedra, torres antiguas con ventanas ojivales y lujosas habitaciones decoradas con armaduras y pinturas de artistas medievales. Esta fortaleza palaciega combina con elegancia las costumbres clásicas de la nobleza con el lujo moderno: después de la pesca de la trucha o un paseo a caballo pueden jugar al golf o relajarse en el spa.

Sigue leyendo: 10 rincones preciosos de Irlanda

Duerme en el Castillo de Ashford

3. Hotel de la Cité, Carcasona, Francia

Durante milenios esta enorme fortaleza francesa defendió a Carcasona de sus enemigos. Ahora entre sus paredes se alojan invitados y turistas que disfrutan de la Cité como si fuera su casa. Esta ciudad fortificada es una de las mayores atracciones de Francia, pero la fama se incrementó después de que se rodaran aquí escenas de la película “Robin Hood” con Kevin Costner como protagonista. Alrededor del hotel hay un precioso jardín con avenidas sombreadas y mesitas en las que podrás tomarte un pastel para desayunar, disfrutar de las vistas y sentirte como si hubieras viajado en el tiempo hasta la Edad Media francesa.

Te interesa: 14 lugares fabulosos de Francia

Duerme en el Hotel de la Cité

4. Hruba Skala, Turnov, República Checa

Este hotel castillo está en un acantilado con impresionantes vistas a una reserva natural. El castillo fue construido en el siglo XIV y a lo largo de los años fue pasando de mano en mano, sobrevivió al saqueo de los ejércitos austríaco y sueco, a incendios y a un breve periodo como sanatorio. Hoy en día es un hotel exclusivo de 4 estrellas con unas habitaciones de lo más acogedor y elegante, un parque precioso y un panorama de película. Para añadirle todavía más encanto, organizan regularmente bailes de disfraces para que puedas sentir que has vuelto al medioevo.

castillo hruba skala

Créditos fotografía © Hruba Skala

Duerme en el castillo de Hruba Skala

5. Hotel Efendi, Acre, Israel

El Hotel Efendi está ubicado en varias mansiones del Imperio Otomano ocultas en el laberinto de calles estrechas de Acre. Restauradores y arquitectos venecianos trabajaron en el diseño del hotel durante 8 años y medio. Han mantenido las paredes originales de piedra, en las que han incorporado una bodega, un baño turco de 400 años restaurado, elegantes techos de estuco y frescos. Desde las ventanas de este hotel boutique podrás disfrutar de vistas inmejorables del mar Mediterráneo por encima de los tejado de la antigua Acre.

hotel efendi

Créditos fotografía © Efendi Hotel

Duerme en el Hotel Efendi

6. Maryino Manor, Andrianovo, Rusia

Con 200 años de antigüedad, esta mansión señorial fue el hogar de los condes Strogonoff y de los príncipes Galitzin y hoy es un hotel fabuloso. A 70 kilómetros de San Petersburgo, el edificio es uno de los monumentos arquitectónicos del siglo XIX más espectaculares de Rusia y un verdadero remanso de paz. Los huéspedes pueden disfrutar de sus suites completas, de habitaciones palaciegas y una gastronomía excelente. Estuvo en ruinas durante mucho tiempo y su aspecto actual se lo debemos a la galerista Galina Stefanova, que la compró y restauró con muchísimo gusto.

hotel maryino manor

Créditos fotografía © Maryino Manor

Más: Las 10 mejores cosas que ver y hacer en Moscú

7. Hotel Vestibul Palace, Split, Croacia

Este hotel está en el corazón del complejo del Palacio del emperador romano Diocleciano en Split. El edifico, así como todo el centro histórico de esta ciudad croata, está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. De hecho, el Hotel Vestibul Palace está formado por tres palacios de diferentes épocas: romana, gótica y renacentista. El resultado es una síntesis elegante de lo viejo y lo nuevo en la que las paredes de ladrillo de romanas destacan el interior minimalista con muebles hechos a mano mientras la tenue luz se filtra por el techo de cristal del vestíbulo.

hotel vestibul palace

Créditos fotografía © Vestibul Palace Hotel

Duerme en el Hotel Vestibul Palace

8. Castillo de Mir, Mir, Bielorrusia

Construido en el siglo XVI, el castillo gótico de Mir ha sido testigo a lo largo de los años de recepciones principescas, torneos de caballeros e intrigas palaciegas hasta que se convirtió en un espacio abierto a todo el mundo. En 2013 el castillo se convirtió en un hotel de 13 habitaciones y ahora cualquiera (o casi) puede soñar con que es el señor de esta fortaleza imponente. Después de un paseo por sus almacenes centenarios podrás disparar un arco o una ballesta, explorar los pintorescos alrededores, catar la gastronomía bielorrusa en el restaurante, pasar la noche en habitaciones dignas de un príncipe y disfrutar de un amanecer de cuento.

9. Pousada Do Porto – Palacio Do Freixo, Oporto, Portugal

El lujoso Palacio Do Freixo es de estilo barroco portugués y fue construido por el arquitecto italiano Nasoni a mitad del siglo XVIII. El hotel ocupa la totalidad del complejo y un antiguo molino de grano que había justo al lado. En su interior hay un restaurante, un salón, un spa y la recepción, además de las habitaciones y suites. Desde 1910 este edificio es un monumento nacional. Las 87 habitaciones del hotel están ubicadas en el edificio de color rosa de la fábrica, con unas vistas impresionantes.

hotel palacio do freixo

Créditos fotografía © Pousadas.pt

Duerme en el hotel Pousada Do Porto – Palacio Do Freixo

10. Romantik Parkhotel Wasserburg Anholt, Anholt, Alemania

El castillo de Anholt está n el centro de un lago en un parque bien cuidado, como un palacio de cuento de hadas con foso. Es una de las fortalezas más románticas de Alemania y, quizás haciéndole honor, el hotel se llama precisamente Romantik Parkhotel Wasserburg Anholt. Todavía es propiedad de la familia principesca von Salm-Salm. En la parte más antigua y lujosa hay un museo con la colección familiar de pintura, porcelana china y japonesa. También tiene una biblioteca llena de libros raros y el principal orgullo de Anholt: un parque enorme con lagos, campos de golf y hasta un zoológico privado.

Más información:

– Los 10 mejores lugares que visitar en Alemania

– 6 viajes en coche por las carreteras más bonitas de Alemania

Duerme en el Romantik Parkhotel Wasserburg Anholt

11. Palazzo Viviani Castello Montegridolfo, Rímini, Italia

Este hotel está dentro de los muros de un gran castillo romántico del siglo XII, con una historia larga y trágica. Debido a su excelente ubicación geográfica fue objeto de discordia entre las familias nobles, que lo reclamaban como propio. Afortunadamente, el castillo sobrevivió a las batallas y a los avatares del tiempo para que hoy en día cualquiera pueda disfrutarlo. El Palazzo Viviani dispone de habitaciones para todos los gustos y presupuesto: las suites de lujo de la aristocracia están en el edificio principal, pero también hay un acogedor apartamento en la parte más antigua de la fortaleza, un estudio junto al jardín y habitaciones dobles muy románticas al lado de la piscina y con vistas a las colinas circundantes y la costa del Adriático.

castello di montegridolfo

castello di montegridolfo

© Castello di Montegridolfo

Duerme en el Palazzo Viviani Castello Montegridolfo

12. Taj Lake Palace, Udaipur, India

Rodeado por las verdes colinas del Lago Pichola en Udaipur (India), al Taj Lake Palace es el claro exponente de la sobre construcción. A orilla del agua se amontonan antiguos palacios, villas y casas solariegas, compitiendo por tener el mejor lugar. Pero ninguno supera a este palacio blanco que parece flotar sobre las aguas. El Taj Lake Palace se construyó sobre una pequeña isla y durante varios siglos sirvió como residencia de verano de los gobernantes de Udaipur hasta que a la mitad del siglo XX un rajá empobrecido decidió convertirlo en un hotel de lujo que conservara el espíritu palaciego. Así, tiene un estanque de lirios. Criados que van con turbante, muebles antiguos, pétalos de flores derramados a la entrada y plantas exuberantes. Un verdadero cuento de hadas indio.

taj lake palace hotel

Busca y compara más hoteles

Te interesa: Los castillos más bonitos de Europa

Recuerda que Skyscanner te permite comparar los precios de vuelos, hoteles y coches de alquiler, para que no gastes más de lo que deberías en tu viaje.

Mapa