Noticias El Camino de Santiago: todas las rutas y los mejores consejos

Todos los artículos

El Camino de Santiago: todas las rutas y los mejores consejos

Compara los diferentes caminos de Santiago y escoge el que más se acerca a la experiencia que estás buscando.

Cuando un peregrino se lanza a andar por las rutas milenarias del Camino de Santiago pone en marcha un motor que lleva palpitando desde 813, cuando se descubrió la tumba del apóstol Santiago el Mayor que dio origen a la Catedral de Santiago de Compostela. Desde entonces hasta ahora son numerosos los caminos recorridos por personas de todo el mundo y de todas las épocas para alcanzar una meta llena de ecos místicos: Santiago de Compostela.

Existen más de 60 caminos y variantes para peregrinar hasta Santiago de Compostela. En Skyscanner te explicamos los caminos de Santiago a bici o a pie más populares para que puedas decidir cuál de ellos es el mejor para el asombroso viaje que estás a punto de iniciar

Vuela a Santiago de Compostela

Un camino milenario

La historia del Camino de Santiago se remonta a principios del siglo IX, cuando un monje asegura que en medio de un bosque cercano al monte Libredón aparecen estrellas y se escuchan voces angelicales. El obispo ordena investigar el lugar y así se encuentran una capilla y un sepulcro con unos restos que eran del apóstol Santiago. Al enterarse de esta noticia, el rey Alfonso II manda construir una ermita en honor del santo y viaja desde Oviedo hasta el lugar, convirtiéndose en el primer peregrino jacobeo de la historia.

El Camino del Norte

De todas las rutas para llegar hasta Santiago de Compostela nosotros nos decantamos por esta. El Camino del Norte es de las primeras que escogieron los fieles para realizar su peregrinaje, siguiendo antiguas vías romanas y evitando el asedio musulmán. Cada piedra de este camino contiene innumerables leyendas que desbordarán la curiosidad de cualquier amante de la historia. Además, los paisajes que recorre son de los más bellos, ya que bordea toda la costa cantábrica. Se inicia en el Puente de Hendaya y los principales puntos del itinerario son: Donosti, Zarautz, Guernika, Bilbao, Laredo, Santander, Santillana del Mar, Comillas, Llanes, Ribadesella. Al llegar a este punto el peregrino se encuentra con una bifurcación y tiene dos opciones, seguir la ruta interna, por Oviedo; o la costera, por Avilés y Luarca; hasta entrar a Galicia por Ribadeo, y llegar a Santiago. Una tercera alternativa es visitar Oviedo y retomar el camino en Aviés, para poder conocer la capital del Principado y continuar viendo los hermosos paisajes del litoral. Inconvenientes: es una de las rutas más largas, (853,55 km) y para llevarla a cabo caminando se precisan unos 30 días con tramos de especial dureza para los peregrinos y con poca señalización en algunas de sus etapas, por ello llevar el mapa es indispensable y como norma general, mantener la orientación oeste.

Vuela a Santiago de Compostela

El Camino Inglés

Llena de toda la carga poética que transpiran los viajes marítimos El Camino Inglés es de las rutas más románticas y tuvo su mayor auge entre los siglos XII y XV, especialmente entre los escandinavos, británicos e irlandeses que sorteaban mil obstáculos antes de llegar a Santiago. Hoy en día, la practicidad ha hecho que esta ruta sea terrestre en su totalidad y su punto de partida sea mayoritariamente desde Ferrol dejando el itinerario en 122km y pasando por Fene, Pontedeume, Miño, Paderne, Betanzos, Mesía, Ordes y Oroso entre otros lugares.

El Camino Francés

El Camino Francés es el gran favorito para la mayoría de los peregrinos. El recorrido total es de unos 780km y consta de unas 33 etapas. Su interés radica en la gran variedad paisajística, así como también su gran riqueza histórica y monumental. Tiene dos grandes variantes, la que se inicia en Saint Jean Pied de Port y cruza los Pirineos por el puerto de Roncesvalles y, una vez en España, recorre el norte de la Península, desde Navarra (Pamplona, Logroño, Santo Domingo de la Calzada, Burgos, Sahagún, León y Villafranca del Bierzo) hasta llegar a Galicia. Por otra parte, está el camino que entra desde Francia por Somport, en el Pirineo Aragonés, y surca las provincias de Huesca, Zaragoza y Navarra hasta el Puente de la Reina-Gares donde se une al camino proveniente de Roncesvalles. La única pega del Camino Francés es que al ser uno de las más populares suele estar muy transitado. Como curiosidad, en el punto donde se funden los dos caminos, se halla el monumento al peregrino, de Gerardo Brun, una escultura en hierro con una hermosa inscripción “Y desde aquí todos los caminos se hacen uno”.

Sigue leyendo: 10 resorts extremos para contactar con la naturaleza

El Camino Primitivo

Si te decides a hacer el camino de Santiago utilizando el itinerario que sigue El Camino Primitivo, debes saber que debe su nombre a la hermosa historia según la cual el rey Alfonso II el Casto, al enterarse de que se han hallado los restos de Santiago, emprende la que se considera la primera peregrinación para venerar los restos del santo. Esta ruta se inicia en Oviedo, el mismo punto desde el que partió el rey, y pasa por Grado, Salas, Tineo, Fonsagrada, Lugo y Palais de Rais donde se funde con el Camino Francés. En total son unos 321km y suele dividirse en tres etapas. Aunque no sea una de las rutas más populares, cabe destacar que su señalización es perfecta y además se interna por los bosques de la región evitando su paso por las carreteras. Eso sí, se advierte que es mejor realizarla en los meses de verano, ya que en invierno y principios de primavera suele estar muy enfangada debido a las lluvias.

Vuela a Santiago de Compostela

El Camino Portugués

El Camino Portugués es el segundo más concurrido después del Camino Francés y sigue principalmente una vía romana perteneciente al itinerario de Antonino, antigua guía escrita en el S. II. En esta ruta hay dos grandes variantes, la que parte de Lisboa y toma la dirección noroeste pasando por Azambuja, Cartaxo, Santarém, Gólega, Tomar, Ansiao y Coímbra. La segunda variante también parte de la capital portuguesa, pero sigue hacia el oeste recorriendo Torres Vedras, Caldas de Rainha, Batalha, Pombal, y Coímbra. En total son unos 630km aproximadamente que se pueden realizar a pie en unas 25 jornadas. Muchos de los peregrinos que escogen esta ruta, la inician en Tui, pasando por Porriño, Redondela, Pontevedra, Caldas de Reis, Padrón y finalmente Santiago. Realizando la ruta desde Tui solo son 119 km, con muy poco desnivel, siendo posible finalizarla en 5 o 6 etapas, lo que la convierten en una de las más accesibles y atractivas.

Vía de la Plata

Este nombre designaba a la calzada romana que unía Mérida y Astorga. Se había delineado a finales del siglo I a. C con fines militares y llegó a transformarse en una de las vías más populares de comercio y peregrinación. Sus casi 1000km recorren la península de norte a sur, iniciando el itinerario en Sevilla y atravesando tierras extremeñas por ciudades como Cáceres, Plasencia y Salamanca hasta Astorga donde se une al Camino Francés. Actualmente muchos peregrinos que toman esta ruta realizan un atajo tomando el camino Sanabrés al que se enlaza en la Granja de Moreruela, Zamora. Una de las singularidades más bellas de esta ruta es la posibilidad de ir descubriendo algunas antiguas piedras de la calzada original que aún se conservan y que hacen todavía más profundo ese sentimiento milenario de herencia y transmisión de una cultura viva.

Itinerario Jacobeo del Mar Arousa y Río Ulla

Esta ruta conmemora la llegada de los restos del Apóstol Santiago a Galicia a través del mar. Según la tradición cristiana los discípulos de Santiago recogieron su cuerpo tras su martirio en Jerusalén y lo trasladaron en barco hasta llegar a occidente, entrando a Galicia por la ría de Arousa, y remontando el Río Ulla. Es por ello que el itinerario Jacobeo del Mar Arousa y Río Ulla suele iniciarse en el Puerto de Aguiño (Riveira), pasando por O Regueiro y Padrón hasta llegar a Pontecesures, siendo el primer tramo de unos 60km, donde se une al camino portugués.

Sigue leyendo: Las 10 catedrales más bonitas de España

Vuela a Santiago de Compostela

Camino a Finisterre

A diferencia de los otros caminos de Santiago, el camino a Finisterre tiene su origen en Santiago de Compostela y finaliza en la Costa da Morte de Finisterre. Esta especie de prolongación del camino de Santiago transcurre por Negreira, Cee y Corcubión hasta Finisterre, desde allí el peregrino tiene la opción de continuar el camino tomando la dirección hacia Muxía y Hospital desde donde podrá tornar a Santiago. La ruta completa es de unos 130km. Si bien es un itinerario más parco en monumentalidad, permite disfrutar de la zona rural gallega. Pero lo que enamora de esta ruta es su enorme carga simbólica. Después de haber conseguido llegar hasta Santiago, caminar hasta el que era conocido como el cabo de finis terrae, el extremo del mundo, el peregrino se deshace de sus viejas ropas en un acto simbólico de renovación. Un impresionante final para un viaje de tintes iniciáticos.

Finisterre

La ruta más nueva: desde la remota Antártida

Los caminos de Santiago son sendas vivas e infinitas. No podíamos dejar de destacar en este artículo el último de los Caminos de Santiago que se inauguró el 30 de diciembre del 2015. Esta ruta se inicia ni más ni menos que en la Antártida, concretamente en la base española “Gabriel de Castilla” y abarca un total de 14.075Km. Por si quedaban dudas, en la base disponen de credenciales y del sello jacobeo que acredita el punto de partida de los peregrinos más osados.

Sigue leyendo: 10 ciudades para visitar en invierno

¿Cómo hacer el camino? Consejos prácticos

-En primer lugar, si se desea obtener el certificado de haber realizado el camino, la llamada “Compostela”, o utilizar la red de albergues, es necesario partir de casa con una credencial de peregrino que expide la Iglesia y puede conseguirse en cualquier parroquia o en las oficinas de las asociaciones Amigos del Camino. Esta credencial es un cuaderno donde constarán los sellos de los diferentes albergues de la ruta para acreditar que se han recorrido las etapas.
Hay que tener en cuenta que, para conseguirla, deben haberse realizado, al menos, 100km a pie o 200 si se va en bicicleta o a caballo.

-La mayoría de peregrinos coincide en que la mejor época para realizar el camino es en primavera o en otoño, ya que en verano o en invierno el clima puede resultar demasiado extremo, y en verano suelen producirse masificaciones en los albergues.

Equipaje: “Menos es más” sería el lema principal para cualquiera que se decidiera a realizar el camino de Santiago, con vestimenta para dos días de repuesto es suficiente. Lo más aconsejable es elegir una mochila de unos 40 litros de capacidad, que lleve sujeción a las caderas, hombreras y espalderas ajustables y no llevar más de10kg de peso. Entre las cosas imprescindibles, debe haber un botiquín de primeros auxilios (suelen producirse ampollas en los pies), una linterna (por si tienes que salir antes del amanecer del albergue) y una navaja multiusos. Es interesante valorar la opción de llevar más equipaje en un coche de apoyo o enviarlo por correo.

El calzado es otro de los puntos principales. Mientras que en verano es aconsejable llevar unas zapatillas deportivas, en invierno es muy recomendable usar botas de montaña que sujeten bien el tobillo. Por supuesto, también hay que equiparse de buenos calcetines de algodón y prever cambiarlos cada día. En los albergues siempre hay posibilidad de lavar la ropa, con lo cual puedes reducir mucha indumentaria llevándote una pastilla de jabón.

Para dormir es importante llevar, además del saco una esterilla. Y para las inclemencias del tiempo, crema solar, gafas de sol, gorra y un chubasquero ligero.

Beber constantemente. No esperar a tener sed para hacerlo.

Orientación. Informarse adecuadamente de la ruta, llevar un mapa y el teléfono móvil para evitar desviarse del camino. Estar atentos a las señales: a lo largo de la ruta hay diferentes tipos de marcas, siempre de color amarillo, acompañadas de la imagen de la vieira.

Disfrutar. Es una experiencia única, llena de conversaciones y encuentros con todo tipo de gente, donde se transpira un ambiente de solidaridad inaudito. Así que no tengas prisa y déjate sorprender por tus compañeros de viaje.

Sigue leyendo: 15 rutas de senderismo que deberías hacer en 2016

Vuela a Santiago de Compostela

El camino de Santiago ¿en bici o a pie?

Cada vez hay más personas que se deciden a hacer el Camino de Santiago en bici. Es por ello que cada ruta ha sido adaptada para llevarla a cabo en bicicleta y es importante que el peregrino mire las guías especializadas y adaptadas al BTT. Una de las más duras es la Ruta del Norte, por sus desniveles. El Camino Francés son unos 760km y el portugués es de 820km. La Ruta Primitiva sería más corta, con sus aproximadamente 315 km, una ruta ideal para los que se inician en el ciclismo. Aun así, son recorridos técnicos, ya que se prioriza intentar desviarse lo mínimo posible del camino y hacer lo menos posible por carretera.

Para llevar a cabo el Camino de Santiago en bici con éxito es importante estudiar bien cada etapa ajustándola a las posibilidades de cada uno. La media general y asequible es realizar unos 12km la hora y la mejor época para hacerlo es de mayo a septiembre. En el equipaje del ciclista pueden incluirse unas alforjas para la bicicleta y un kit de reparación básico.

Es importante tener en cuenta que hasta las 20h, los caminantes tienen preferencias sobre los ciclistas al llegar a un albergue.

Y si no te convence ni caminar ni ir en bici, siempre te queda la alternativa de hacer la ruta a caballo. ¿Te animas?

Sigue leyendo: Las 10 ciudades más friendly con las bicicletas

Y si adoras el Camino de Santiago también te gustarán estos artículos

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa