Noticias El futuro de los viajes aéreos: volar después del cierre por la COVID-19

Todos los artículos

El futuro de los viajes aéreos: volar después del cierre por la COVID-19

La pandemia del COVID-19 ha tenido un enorme impacto en la industria de la aviación y los viajes en general. A medida que el mundo emerge del bloqueo global, la higiene y la seguridad se priorizan más que nunca. El primer artículo de nuestra serie sobre el Nuevo Mundo de los Viajes analiza el futuro de los viajes aéreos después del brote de coronavirus. Veremos qué nuevas medidas podrían estar aquí para permanecer en la nueva normalidad.

Vuelos en tierra por el coronavirus

Alrededor de 4.500 millones de personas volaron en 2019 (Statistica) y esos números parecían crecer en 2020. La pandemia Covid-19 golpeó y los países de todo el mundo cerraron sus fronteras. Dependiendo de dónde vivieras, tu gobierno te indicó que te quedaras en tu ciudad o que solo hicieras viajes esenciales. Los naciones cerraron sus fronteras por completo o impusieron cuarentenas estrictas de hasta dos semanas. Las medidas diseñadas para detener la propagación del virus significaron que la industria de los viajes se paralizó por completo.

Los vuelos nacionales se han reanudado en partes de Asia, incluidas China, Corea, Singapur, Australia e India, así como en América del Norte y Europa. En otras noticias prometedoras, varios países de la Unión Europea han abierto sus fronteras a los demás estados miembros. Y muchas de las otras naciones de la UE y Schengen también se han comprometido a abrir sus fronteras entre sí para finales de junio o principios de julio.

China y Singapur han abierto un «carril rápido» y hay discusiones en curso entre Australia, Nueva Zelanda y las Islas del Pacífico sobre la creación de su propia «burbuja de viaje». Para obtener una guía actualizada sobre las restricciones fronterizas de cada país, consulta el mapa interactivo del centro de viajes IATA.

Viajes aéreos preparándose para el despegue

La pandemia aún está lejos de terminar ya que el número de casos nuevos continúa aumentando. Pero, el estado de ánimo global se ha convertido en uno de optimismo silencioso y el futuro de los viajes aéreos parece mucho más brillante que hace dos meses. IATA publicó datos que muestran que el total de vuelos diarios aumentó un 30% entre el punto más bajo el 21 de abril y el 27 de mayo. El número de búsquedas de vuelos crece constantemente, al igual que el número de reservas. La pregunta ahora es cuándo se reanudará el turismo internacional.

Los datos de Google Trends muestran cómo la higiene y la seguridad se han convertido en dos de las consideraciones más importantes para los viajeros. Cada vez más personas preguntan «¿es seguro volar ahora?» y las búsquedas de «protectores faciales» han alcanzado un máximo histórico en todo el mundo.

Realizamos una encuesta a más de 850 viajeros de los Estados Unidos, Reino Unido y Australia preguntándoles qué consideraban más importante al elegir un vuelo desde la aparición de la COVID-19. Les pedimos que clasificaran las opciones que incluían «bienestar de pasajeros y tripulación», «opciones de reserva flexibles» y «procesos de limpieza del aeropuerto».

Nos sorprende que «bienestar de los pasajeros y la tripulación», «procesos de control de salud», «procesos mejorados de limpieza de la cabina» y «calidad del aire en la aeronave» hayan sido los primeros. Junto con las medidas de higiene y seguridad, las «opciones de reserva flexibles» también obtuvieron una alta puntuación en nuestra encuesta.

Controles de salud en el check-in

Todos tenemos nuestros propios motivos para querer viajar de nuevo. En caso de que te estés preguntando, aquí están algunos de los nuestros. Cualquiera que sea el futuro de los viajes aéreos, miles de personas querrán volver a ver a familiares y amigos, y visitar lugares que nunca antes habían experimentado.

Los viajeros regresarán a una experiencia muy diferente a la que conocían. Los aeropuertos han introducido una serie de nuevas medidas para hacer que los viajes aéreos sean más seguros para los viajeros y su personal. Estas precauciones incluyen medidas de limpieza mejoradas, más autoservicio y mayor distanciamiento social.

Los aeropuertos están haciendo todo lo posible para reducir la necesidad de contacto humano. Por ejemplo, los pasajeros deben usar los autoservicios de facturación y tomarse la temperatura con termómetros sin contacto. Las medidas generales también incluyen el uso de máscaras faciales en todo momento y más puntos de saneamiento de manos en todos los aeropuertos.

Para ver la lista completa de medidas para volar de manera segura en rutas nacionales e internacionales, consulta a continuación:

Abróchense los cinturones y las mascarillas

La aerolínea Swiss compartió recientemente un vídeo de uno de sus ingenieros explicando el sistema de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA). La mayoría de los aviones modernos usan estos sistemas, los mismos que se utilizan en los quirófanos. Son extremadamente efectivos para eliminar los patógenos en el aire.

También se puede exigir a los pasajeros que usen guantes y mascarillas faciales durante la duración del vuelo. Para vuelos de larga distancia, los pasajeros deben cambiar su máscara facial cada tres horas.

Malas noticias para aquellos que no pueden resistir algunas compras libres de impuestos a 30.000 pies. Muchas líneas aéreas operan un servicio reducido de venta minorista y de alimentos y bebidas durante los vuelos. Otros lo han detenido por completo en un esfuerzo por reducir el nivel de interacción a bordo. También se pide a los pasajeros que permanezcan sentados durante la duración del vuelo, excepto para usar los baños. Estos también se desinfectan durante los vuelos.

Algunas aerolíneas han tomado la decisión de maximizar el distanciamiento social en el avión al dejar abiertos los otros dos asientos en la fila. Otros mantienen el asiento central libre entre los pasajeros. Sin embargo, este no es el caso de todas las aerolíneas.

Para un relato de primera mano de cómo se ve el futuro de los viajes aéreos durante la pandemia COVID-19, lee este relato (en inglés) de una experiencia viajando de París a Toronto.

¿Cómo es el futuro del transporte aéreo?

Los expertos en aviación consideran que la pandemia COVID-19 es el evento más impactante desde que comenzó la industria hace un siglo. Inevitablemente, se especula mucho sobre qué nuevas medidas pueden surgir como resultado directo de este evento global. Hay todo tipo de teorías en el aire, algunas más plausibles que otras.

Podemos ver la introducción de túneles de desinfección, como los que se están probando actualmente en China, que limpian a cada viajero de pies a cabeza. El equipaje también puede someterse a una limpieza profunda igualmente completa utilizando aire desinfectante o luz ultravioleta que mata las bacterias.

Las aerolíneas están pidiendo a los pasajeros que no vuelen si se han sentido mal en los últimos siete días. También deben tomarse la temperatura antes de pasar por el control de seguridad y, en algunos casos, tomar la temperatura por segunda vez antes de subir al avión. Estas medidas podrían extenderse e incluir análisis de sangre que mostrarían si un pasajero está portando el virus a pesar de no mostrar ningún síntoma.

Las ideas más remotas incluyen la posibilidad de que el asiento del medio quede orientado hacia atrás con pantallas protectoras entre los pasajeros. El aeropuerto de Tokio está probando el uso de máquinas de movilidad personal para pasajeros discapacitados. Completamente autónomas, estas máquinas no requieren que alguien las empuje y permiten viajar en una ruta preprogramada.

¿Qué más podría deparar el futuro para los viajes aéreos?

Para ayudarnos a comprender cómo podría ser el futuro de los viajes aéreos, le pedimos a un panel de expertos que nos contaran sus opiniones:

“La pandemia está acelerando un examen mayor de por qué viajamos. En lugar de esperar que los negocios vuelvan a la normalidad o los viajeros reduzcan sus propias emisiones de carbono, las aerolíneas deberían tomar la iniciativa de reducir sus propias prácticas poco amigables con el medio ambiente». Holly Friend, redactora senior de consultoría estratégica, The Future Laboratory.

«Por un tiempo, habrá menor servicio y menos comodidades. Esto podría durar más allá de la pandemia. Creo que la mayoría volverá, pero no hasta que regresen los ‘viajeros de alto valor’. Si las aerolíneas solo están ofreciendo tarifas baratas, no tendrán prisa por devolver el servicio de bebidas. Ciertamente, el autoservicio ha llegado para quedarse». Brian Sumers, editor senior de negocios de aviación, Skift.

«Así como la seguridad se ha convertido en un ingrediente importante en los viajes aéreos en este siglo, la seguridad sanitaria afianzará otra capa del proceso». Peter Harbison, Presidente emérito, CAPA – Centro de Aviación.

“La salud y la seguridad siempre han sido una prioridad para el sector empresarial, pero, definitivamente, serán el centro de atención a corto plazo. La sostenibilidad también es un problema que llegará para quedarse. Por todas estas razones, los procesos de aprobación para viajar se harán más largos y cada viaje será analizado de acuerdo con la necesidad». Hazel Dawson, gerente comercial del consorcio de viajes de negocios Focus Travel Partnership.

¡Entonces, ahí lo tienes! Una mirada al futuro a corto plazo para los viajes aéreos y algunas reflexiones sobre cómo podría ser la nueva normalidad y cómo las aerolíneas podrían responder al mundo posterior a la pandemia.

Hemos estado ocupados pensando en formas de ayudar a inspirar a nuestros viajeros para cuando podamos ver el mundo nuevamente:

Nuestros consejos de viaje sobre coronavirus se actualizan diariamente con cambios en las restricciones de viaje.

Skyscanner es líder mundial en viajes. Verificamos los precios con 1.200 compañías de viajes para obtener el mejor precio en vuelos, hoteles y coches de alquiler.