Noticias Fin de Semana en París en tres tiempos

Todos los artículos

Fin de Semana en París en tres tiempos

Descubre lo mejor de París en sólo un fin de semana. Skyscanner te ha preparado una ruta ideal.

París es perfecta para una escapada de fin de semana, y aunque es cierto que en tres días es imposible abarcar todo, podrás disfrutar varias de las maravillas de la ciudad. De la mano de Verónica P. Duarte del blog Parisando, nos ponemos en marcha.

Estas recomendaciones son para que las hagas sin prisa, con tiempo para contemplar y absorber el espíritu de la ciudad de la luz, por lo que dejaremos de un lado lugares como el Museo del Louvre o el Palacio de Versalles, que aunque grandiosos, toman gran parte del día.

Vuelos de Madrid a París

Ahora ¡prepárate para caminar por la ciudad!

Champ de Mars / Tulleries / Champs-Élysées

El primer día debe comenzar en la Torre Eiffel, sin duda. No importa si es tu primera vez o si ya la conocías, este monumento, que recibe más de 7 millones de visita al año, no deja de encantar. Cuando estés frente a ella, siéntete afortunado de poder admirarla, y de que 125 años después, se mantenga en su sitio. Varias fueron las amenazas de desmantelarla durante su historia, incluido el intento de Hitler de destruirle durante la ocupación nazi.

Puedes subir todos los días del año de las 9.30h a las 23.00h durante el invierno y de 9.00h a 00.00h en el verano.

Una vez superada la visita a la Dama de Hierro, continúa el recorrido visitando uno de estos dos museos:

Museo de Orsay, por el encanto de su edificio y su ambiente, y debido a las maravillosas obras que alberga, sobre todo las impresionistas. Es mucho más cómodo y rápido de recorrer que el Louvre.

Museo Orangerie, los impresionistas también protagonizan este museo. Aquí se encuentran piezas de artistas de la talla de Picasso, Matisse, Modigliani, Cézanne y Renoir. La obra que no querrás dejar de mirar: Los Nenúfares de Monet.

Si eliges el primero, debes cruzar el río para continuar el recorrido, pero si estás saliendo del Orangerie ya te encontrarás a los pies de la siguiente parada: Jardines de las Tullerias. Los Jardines de las Tullerías son uno de los varios oasis urbanos de París. Puedes sentarte junto a su fuente a descansar y disfrutar del sol si el tiempo ayuda. Si viajas con niños, hay zonas de juego e incluso una noria durante el verano.

A un lado de estos jardines, se encuentra el Louvre. Aunque no tengas planeado entrar, puedes acercarte y apreciar el edificio que lo acoge y conocer su pirámide de cristal, realizada con motivo del bicentenario de la Revolución Francesa por el por el arquitecto Ieoh Ming Pei

Al lado contrario, volviendo junto al Museo Orangerie, se encuentra la Plaza de la Concordia, una de las más grandes de la ciudad. A uno de sus costados, justo en la mitad de la plaza, comienza la Avenida de los campos Elíseos. Nuestro próximo destino en este recorrido.

La amplia avenida cuenta con transeúntes 24 horas al día. Estarás tan distraído con su vida y movimiento que no te enterarás de que llevas dos kilómetros caminando cuando llegas a toparte con el Arco del Triunfo. Si recorrerla a pie te parece demasiado, puedes tomar el metro, súbete en la estación Concorde a un extremo de la plaza y bajarte en Charles de Gaulle – Étoile. Sube a la cima del Arco del Triunfo (cuenta con ascensor y escaleras) y admira desde allí el atardecer sobre París.

Quartier Latin / Ile de la Cité / Le Marais

Este recorrido comienza en el Palacio y jardines de Luxemburgo. Si hace buen tiempo, puedes incluso traer una manta y tomar un descanso bajo alguno de los árboles que ocupan sus 25 hectáreas. Si es un día soleado y sobre todo de fin de semana, este sitio se llena de estudiantes, familias, vecinos y turistas que no se resisten a un descanso en el césped ubicado frente al palacio. Una imagen muy típica del verano parisino.

En los alrededores se encuentra el Quartier Latin o Barrio Latino, zona bohemia con mucha vida que sigue siendo considerado el corazón intelectual de París. Este barrio está lleno de cafés, bistrós y restaurantes. Acércate hasta la antiquísima calle Rue Mouffetard, donde puedes encontrar lugares fantásticos donde comer, además de un mercado de calle donde puedes comprar quesos, vinos, chocolates y pasteles.

Ahora le toca el turno a otro monumento importante de la ciudad: la Catedral de Notre Dame. Se encuentra en la Ile de la Cité, isla natural del Sena a la que llegas cruzando alguno de sus bonitos puentes. Es uno de los monumentos más visitados de París, y no necesitas pagar entrada.

Termina el recorrido del día en el distrito de Le Marais. Zona de mucho contraste cultural de París donde conviven vecinos y visitantes con hoteles, boutiques, tiendas de diseño, galerías de arte y muchos bares y restaurantes famosos. En la calle rue des Rosiers, habitada en otros tiempos por una numerosa comunidad judía, encontrarás pastelerías y restaurantes con especialidades de Europa del Este muy recomendadas.

En Le Marais sobran lugares para ir de marcha, así que si les sobran fuerzas a estas alturas del día, seguro encuentras un bar para celebrar esta visita.

Montmartre / Sacre Coeur

El último día de París será también el día más bohemio. Y abarcará la zona de Montmartre.

Apenas salgas de la estación de metro Blanche (línea 2) te toparás con el famoso cabaret Moulin Rouge. A primera hora del día, sus bailarinas probablemente aún duermen, pero el molino del frente nunca se detiene. Tómale la respectiva foto.

Más arriba, comienzan las más bonitas calles empedradas del barrio Montmartre. Recórrelas sin prisa, entra en sus cafés encantadores, llega hasta la Plaza de Tertre y deja que uno de sus artistas te haga un retrato. Luego siéntate en alguna de sus terrazas. En este vecindario habitaron Dalí, Picasso, Renoir y otros artistas que ayudaron a transformarle en el interesante lugar que es hoy día.

Cuando estés listo, sube la distancia que te separa de la hermosa Basílica del Sagrado Corazón (también hay autobús y funicular si a estas alturas ya no te entusiasma seguir a pie) sus cúpulas te guiarán durante el camino. Una vez que te encuentres junto a la basílica, estarás en el punto más alto de la ciudad, así que siéntate y disfruta de la vista e inspira profundamente. Imprégnate del aire parisino y despídete de París. Es un buen momento para decir “Hasta la próxima”.

Si necesitas un hotel en París échale un vistazo a nuestras recomendaciones. Y si quieres saber más sobre la ciudad de la luz, no te pierdas el resto de artículos de nuestra guía de París:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Este artículo ha sido escrito por la experta en París y blogger Verónica P. Duarte del blog Parisando. Le podéis seguir la pista en twitter.

Mapa