Noticias Guía del Aeropuerto de Barcelona El Prat para familias

Todos los artículos

Guía del Aeropuerto de Barcelona El Prat para familias

Adrián López, padre de familia, viajero y escritor cuenta cómo familias con niños pequeños pueden viajar más cómodamente desde El Prat de Barcelona.

Uno de los momentos álgidos en el devenir de un viaje con menores es, sin duda alguna, el paso por los aeropuertos. Aunque son ya muchas las terminales recorridas y la experiencia adquirida como padre, aún hoy me sigue entrando el sudor frío cuando se trata de enfrentar el momento de las esperas en cualquier aeropuerto. Por suerte, instalaciones como El Prat de Barcelona han tenido en cuenta la posibilidad de dulcificar ese tiempo ofreciendo un entorno distinto y atractivo para chicos y grandes.

Vuela a Barcelona

1. Impresión general

Una compañía “low cost” me brindó la oportunidad de volver a pisar las instalaciones del aeropuerto barcelonés como punto de salida de mis vacaciones. Hecho que desde su última renovación no se había producido.

Anteriormente, y por motivos de trabajo, fueron varias mis experiencias en El Prat, siempre solo. Pero esta vez, tocaba la compañía de mi prole, de 10 y 6 años, respectivamente… Por eso de las conexiones y dado que veníamos de Madrid, fueron 4 las horas de espera en el aeródromo barcelonés, de modo que me dispuse a averiguar qué opciones de entretenimiento podría ofrecer uno de los aeropuertos más importantes de Europa.

Como primera impresión, el diseño de la nueva terminal y, sobre todo, su luminosidad y amplitud me resultó, nos resultó, agradable, tanto a mí como a mis hijos. Pronto me di cuenta que la cosa podría no estar tan mal.

2. Controles de seguridad

Fue muy grato comprobar que en la T1 hay habilitado un filtro especial para familias con niños o, mejor dicho, para pasajeros PMR (como se conoce en el argot a los pasajeros que precisan de ayuda de otra persona para salir o entrar en las aeronaves). Esto se traduce en una anchura especial, mucho mayor que la de los arcos de seguridad convencionales, que permite la entrada hasta de carritos de bebé para gemelos, pasajeros con muletas o en silla de ruedas. Además, en un lateral del arco, hay situado un corralito, tipo parque infantil para dejar a los pequeños bajo la supervisión de personal especializado, mientras se lleva a cabo el trámite del escáner.

Corralito en El Prat

Me sorprendió, además, el tamaño de dicho escáner y la altura a la que está situado, ya que incluso permite la entrada de carritos y sillas infantiles, sin el mayor esfuerzo. Todo ello indicado con una señalítica específica a tono con la edad de sus usuarios (colores, personajes infantiles, etc.), muy acogedor en general.

3. Servicios indispensables

Sillas y carritos gratuitos

Una vez dentro de la zona de embarque, los papás con bebés o niños de corta edad tenían la opción de hacerse con carros de equipaje adaptados con silla portabebés. La sillita es similar a la típica Maxicosi y, a juzgar por la cara de los menores, parecieran ir realmente cómodos sobre ellas.

Áreas de recreo

A diferencia de muchos otros aeropuertos europeos, Barcelona El Prat cuenta con diversas zonas de juegos infantiles a lo largo del área de embarque de las dos principales terminales, T1 y T2. Son lugares acotados de aspecto impecable donde uno puede despreocuparse por un momento de los chicos, leyendo o conectándose a Internet mientras espera la hora del embarque. Os aseguro que vuestro cuerpo y mente lo agradecerán. Además, atendiendo a la opinión de los expertos usuarios, los columpios están ¡supernuevos y molan mucho!

En la Terminal 1

Concretamente, 10 espacios infantiles distribuidos por toda la terminal, 7 en la planta 1 y 3 la planta 3.

En la Terminal 2

1 zona de juegos en la Planta 1 de la T2A, otras 2 en la T2B.

Niños jugando en el aeropuerto

4. Sala espai (espacio)

Esta sala, situada en la zona de facturación de la T1, fue habilitada para el público infantil hace algunos años a causa de los retrasos producidos por la ceniza del volcán islandés y continúa funcionando como tal. Es de acceso gratuito para familias con niños y dispone de todo tipo de útiles necesarios para calentar comida, cambio de pañales, aseos adaptados o pantallas de televisión con programación infantil. A tenor de los testimonios de los usuarios resulta cómoda y muy familiar.

5. Salas VIP

Aunque no tuvimos oportunidad de utilizarlas, el aeropuerto de Barcelona facilita su uso a familias con niños, rebajando un 50% el precio habitual. Esto supone que acceder a todos los servicios de una sala VIP (bebidas, bocadillos, prensa, televisión y cómodos sillones en los que echar una cabezadita), sale por 13€ para niños entre 2 y 12 años y gratis para los menores de 2 años.

Sala VIP

6. Parking VIP

Según informa el aeropuerto, el parking VIP mantiene un acuerdo con la Federación Española de Familias Numerosas por el que se realiza un descuento del 15% en estancias de 1 a 6 días o el 20% si son más de 7 días.

7. Atención Médica

Sorprendentemente, el aeropuerto de Barcelona no tiene una sala médica y, aunque por fortuna no fue necesaria, nos enteramos de que sí dispone de un número de emergencias, 93 259 60 61, al que llamar en caso de necesidad. También son visibles los más de 40 desfibriladores distribuidos por todas las terminales del complejo: 26 en la T1, 2 en la T2A, 7 en la T2B y 4 en la T2C.

8. Puntos de encuentro

Fundamental, en mi opinión, ya que supone una posibilidad de reunión en caso de pérdida. El aeródromo catalán dispone del suyo en la T2, planta 0, vestíbulo de llegadas.

9. Aseos

Pude comprobar por mí mismo, sobre todo en la terminal 1, que son muchos y bien dotados los aseos que se distribuyen por sus cuatro plantas. Tuve la oportunidad de visitar varios durante las horas de estancia y todos disponían de sala o mesita cambiador, y en algunos incluso había inodoro adaptado para niños. Tal y como informa el propio aeropuerto, solo en la T1 hay más de 40 baños: 3 en planta 0, 25 en planta 1, 6 en planta 2 y 9 en planta 3.

La T2, quizás por ser más antigua, parece estar menos dotada de este tipo de instalaciones adaptadas, ya que cuenta con un total de 18 aseos distribuidos por todas sus plantas y secciones.

10. Comercios para niños

Otro de los puntos fuertes que encontré en el Prat es el gran número de comercios para niños, o bien sin ser directamente infantiles, sí al menos que resultan útiles cuando se viaja con ellos. De moda, como Tuc Tuc y Zara, jugueterías como Imaginarium (todas en la T1), las fatídicas tiendas de chuches: Tutti Fruti, frente al ventanal de las pistas, y Onza, situada más en el interior. También, por supuesto, una farmacia donde proveerse de lo fundamental antes del viaje.

Tienda en El Prat

11. Menú de niños

El menú infantil es otro de los grandes tesoros cuando se viaja con menores. Por ejemplo, ‘McDonald’s’ permite por poco más de 4€ y el regalo de turno que los chavales engullan algo antes de volar. Otras cadenas presentes y con menús infantiles en la T1 del Prat son: ‘Pans & Company’ y ‘Medas Ready to Eat’. Además, y como atracción extra, la situación de la zona de algunos restaurantes permite disfrutar de la comida mientras se ve aterrizar y despegar a los aviones. ¡Esto es todo un invento, creedme!

Reserva tu hotel en Barcelona

Toda la información contenida en esta guía ha sido actualizada a día 30 de noviembre de 2017.

Y si quieres saber la mejor manera de ir o dejar el aeropuerto, aquí te dejamos una guía para llegar a los 10 aeropuertos más importantes de España.

Sigue leyendo:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa