Noticias Inspiración 10 cosas que ver y hacer en Nepal un año después del terremoto

Todos los artículos

10 cosas que ver y hacer en Nepal un año después del terremoto

Hace catorce meses la tierra crujió en el Himalaya. Un terremoto sacudió Nepal, el país conocido como “el reino de los ochomiles”. Un año después, todavía son visibles las cicatrices en el valle de Katmandú, pero dentro de sus caóticas villas sigue en pie un número apabullante de templos y pagodas, de estupas con los ojos de Buda tatuados y plazas repletas de color y vitalidad que siempre han hecho de este pequeño país un colosal destino.

Tierra del Everest, la montaña más alta del mundo, y el lugar donde nació Buda, Nepal es el lugar ideal tanto para aquellos que buscan su misticismo como para los viajeros más intrépidos y aventureros.

Vuelos baratos a Nepal

Aquí te descubrimos las 10 mejores cosas que hacer y que ver en Nepal:

1. Perderse por Katmandú

La capital de Nepal acostumbra a ser para muchos viajeros la primera toma de contacto con el país. Situada en el valle que le da nombre, esta ciudad mágica envuelve al viajero nada más pisarla. El centro histórico del viejo Katmandú es un museo al aire libre con magníficos templos medievales, pagodas y capillas. Al norte de la plaza Durbar, corazón de la ciudad y una de las zonas más afectadas por el terremoto, nos encontramos con el frenesí comercial de Indra Chowk, arteria que enlaza con la plaza de Asan Tole, abarrotada de puestos de especias, verduras y singulares manjares como la sal del Himalaya y productos de limpieza como las colas de yak (utilizadas para limpiar los templos).

Aunque si lo que se busca es material de trekking y prendas técnicas hay que seguir hasta Thamel, la zona de mochileros provista de cafés con wifi, hoteles y un sinfín de tiendas de suvenires donde es obligado el regateo.

🇳🇵stupa in #katmandu #nepal #prayerflag #iphonephotography

A post shared by Stefano Castellari (@stefanocastellari) on

Encuentra tu hotel en Katmandú

2. Hacer un trekking

La experiencia con la que sueñan muchos viajeros que llegan a Nepal es realizar una excursión de dos semanas hasta el pie de la montaña más alta del mundo, el Everest (8.848 metros). Desde el campamento base, ubicado en torno a los 5.300 metros de altitud, las vistas de este famoso monte son parciales, pero algunos picos circundantes, como el Kala Pattar (5.545 metros), ofrecen panorámicas espectaculares y una ascensión relativamente asequible para los menos iniciados en el montañismo.

Si se dispone de pocos días, una alternativa es hacer senderismo y una gran opción es la región de Langtang, fronteriza con el Tíbet. Aunque fue una de las grandes afectadas por el terremoto, merece la pena disfrutar de sus cautivadores paisajes que van variando desde empinadas colinas cubiertas por bambú hasta extensos pastos repletos de yaks y valles alpinos rodeados de picos que superan los 7.000 metros.

silueta del himalaya con el monte everest al fondo

3. Patán, la ciudad perdida

Pegada a Katmandú como si se tratase de una extensión de la misma se encuentra Patán. Una ciudad que según cuentan las leyendas y gentes del Himalaya es la más antigua del Valle de Katmandú. Sea cierto o no, Patán es una de las ciudades con más encanto y tradición de Nepal. Repleta de callejones para explorar, la mejor forma de conocerla es perderse por alguno de sus patios interconectados con templos budistas ocultos a primera vista. Al atardecer, los turistas desaparecen y su céntrica plaza, siempre animada se convierte en el punto de encuentro de los autóctonos.

An inspiring visit to the ancient city of #Lalitpur, now known as #Patan, is another special place you can explore during your free time. Situated in the center of the city, is the Durbar Square, elegantly tiled with red bricks and surrounded by temples. Patan is known for its rich tradition of arts and crafts. Here’s a lovely photo with the flag of #Nepal offering a bright splash of color to this historic and finely-crafted space. 🇳🇵 Remember, we have a promo right now, share our latest video on your Facebook or Instagram and save $200 on our retreat this October 13-23! Register by May 6, 2018. (Link in bio.) ————————————————- #yogaNepal #yoganepalretreat #patan #nepalart #nepalarchitecture #nepalyoga #nepalgetaway #durbarsquare #buddhisminnepal #patannepal #YogaNepal2018 #yoga

A post shared by Yoga Nepal (@yoganepalretreats) on

4. Probar algunas de las delicias culinarias nepalís

La gastronomía nepalí tiende a ser bastante simple, aunque muy condimentada con especias como el jengibre, comino, cilantro, chiles o el ghee (mantequilla clarificada). El arroz es la base de la alimentación. Pero hay un plato muy popular extendido por todo el país. Los momos. Unas pequeñas empanadillas rellenas de carne o verdura que se han convertido en el plato nacional (no oficial) de Nepal. Con un sabor muy característico del Himalaya, los momos se pueden saborear en alguno de los más grandiosos restaurantes tradicionales nepalíes de Katmandú, compartiendo mesa con unos monjes en una discreta cocina tibetana o en un refugio de montaña con vistas al Annapurna.

『Buff MOMO』(300Rs)@,Garuda Bar,Bhaktapur A gem which the meat juice overflows. The shop is on the rooftop of the hotel and you can see the famous big temple of Bhaktapur. ◯●◯●◯●◯●◯●◯● Extra charge▶︎SC10%:○/VAT13%:○ Rating▶︎4.3/5.0 Ambience rating▶︎4.5/5.0 Wi-Fi▶︎○ Pos machine▶︎○ Opening hour▶︎9:00-22:00 Parking▶︎Bike:○/Car:× ◯●◯●◯●◯●◯●◯● 肉汁が溢れ出す逸品。お店はホテルの屋上にあって、バクタプルの有名な大きなお寺を見ることができてロケーションは最高です。 #nepalfoodtimes #momolover #momolovers #momonepal #buffmomo #nepalfood #nepallife #nepallove #nepallocal #nepallover #nepaljapan #nepal_love #nepaltour #kathmandufood #nepal #kathmandufoodies #kathmandulife #ネパールフードタイムズ #モモ大好き #餃子好き #餃子大好き #ネパール旅行 #ネパール料理店 #ネパール生活 #ネパール料理 #ネパール

A post shared by Nepal Food Times (@nepalfoodtimes) on

5. Perderse por las calles medievales de Bhaktapur

El valle de Katmandú cuenta con la mayor densidad de lugares Patrimonio de la Humanidad del mundo. De las tres ciudades históricas del valle, la mejor conservada es la villa medieval de Bhaktapur, con templos, pagodas y estanques ornamentados. Los callejones serpenteantes entre edificios tradicionales de ladrillo rojo conducen a plazas que los lugareños utilizan para secar grano y modelar cerámica. Las calles sin tráfico son fabulosas para explorarlas a pie, pero para una experiencia completa resulta fundamental quedarse a dormir o acudir a uno de los festivales locales. La ciudad sufrió algunos daños a causa del terremoto, pero en general el conjunto arquitectónico conserva casi todo su esplendor.

Brick city . . . . . . . . #ghumau_nepal#omgnepal#discovernepal#dktm

A post shared by S H R U T I (@shruti_murarka) on

6. Vivir una fiesta tradicional

Nepal tiene tantos y espectaculares festivales tradicionales que seguramente cualquier visita coincidirá, al menos, con uno. Las celebraciones van desde bailes de máscaras para exorcizar demonios hasta épicas competiciones de cuerda entre barrios rivales de un pueblo. Pero para una experiencia única hay que intentar que el viaje coincida con la llegada del año nuevo nepalí. Y su festival conocido como el Bisket Jatra. Durante varios días, en la ciudad de Bhaktapur y Thimi tiene lugar una singular procesión de carrozas en la que cientos de fieles arrastran con devoción estructuras tambaleantes de 20 metros de altura por sus abarrotadas calles.

holi

7. Peregrinaje a Swayambhunath

Uno de los santuarios budistas más sagrados de Nepal es la impresionante cúpula encalada de Swayambhunath. Aunque muchos la conocen como el Templo de los Monos, por sus descarados moradores. Esta estupa repleta de banderas tibetanas alberga cada día miles de peregrinos que suben sus más de trescientos escalones hasta la cima para rezar haciendo girar los rodillos de oración y murmurando mantras. Rodeados de macacos y vendedores de amuletos mágicos y cuentas sagradas. Desde arriba, se puede contemplar en un día claro el perfil de la ciudad.

8. Bañarse con elefantes en Chitwan

Chitwan se encuentra en el otro Nepal, el de las llanuras húmedas. Es uno de los mejores lugares de toda Asia para observar fauna. Basta con subirse a un elefante y adentrarse en la neblina al amanecer en busca de rinocerontes y tigres. En este parque nacional hay mucho que hacer, desde bañarse con los paquidermos o remontar el río en canoa en busca de cocodrilos hasta visitar los pueblos tharu, una etnia local, o, para los más valientes, realizar una excursión por el interior de la selva rodeados por los rugidos y silbidos de la naturaleza.

Encounter (on foot) with the one horned Asiatic Rhino! A lot of us may have seen rhinos in a forest and now we can say that we have seen it too. However, the reason it was a bone chilling experience is because of 'how ' we saw it. We were at Chitwan National Park and our guide suggested we do a walking safari in the core area. At the start, he told us what to do if we came face to face with any large animal/ predator. Sounded like a good briefing. And then, within 10 minutes of our walk, the guide whispered and said.. "Rhino.. with a baby". As per the briefing, we were supposed to hide behind a tree and avoid eye contact. And there we were.. the guide took us near a large tree less than 100ft away from the rhinos with just a patch of grass between us. Everytime I'd sneak out to take a picture, it seemed like the mumma rhino looked right into our eyes and gave us a bad stare! I must confess, it was scary.. exhilarating.. a little stupid.. and fun to be so close to wildlife on foot clicking this picture just before they disappeared in the dense forest! #bucketlist #onehornrhino #chitwan #chitwannationalpark #rhino #nepaltourism #couplegoals #walkingsafari

A post shared by ruchikhemkatraveldiaries (@ruchikhemkatraveldiaries) on

9. Navegar por el lago de Phokara y tirarse en paracaídas frente al Annapurna

La segunda ciudad turística más grande de Nepal quizá no tenga el encanto histórico de Katmandú, pero lo compensa con creces con un ambiente relajado muy seductor y una de las ubicaciones más espectaculares del país. Contemplar el Machapuchare y el Annapurna al amanecer desde los miradores elevados de la ciudad o ver su reflejo en las tranquilas aguas tranquilas del lago Pewa es inolvidable. Además, se pueden recorrer las montañas cercanas a pie, en bicicleta de montaña o, todavía mejor, sobrevolando el valle en parapente.

10. Los nepalíes

A menudo se dice que, aunque se visita Nepal por sus montañas, se regresa por su gente. Desde los silenciosos y protectores sherpas hasta los acogedores tibetanos del norte de Nepal a los tenderos, todos los nepalíes reciben a los huéspedes con respeto y amabilidad. Viajar al antiguo reino Himalaya es abrirse paso entre sonrisas y namastes.

nepal

Vuela a Nepal

Este artículo es obra de los fotoperiodistas de Bisual Studio.

Si te ha gustado este artículo, sigue leyendo:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa