Noticias Inspiración 10 lugares estupendos para acampar en agosto

Todos los artículos

10 lugares estupendos para acampar en agosto

Quizá una de las mejores formas de respirar un poco de paz y desconectar de la rutina diaria (y de paso huir del calor insufrible) sea quedarte dormido en mitad de la naturaleza con el ruido de los grillos meciéndote por la noche.

Suena idílico, ¿verdad? Pues todo lo que tienes que hacer para vivir esta experiencia de ensueño es cargar con una tienda de campaña a tus espaldas (ahora las hay de muy ligeras) y señalar con el dedo uno de estos destinos estupendos para acampar que en Skyscanner hemos seleccionado para ti.

¿Cuál de estos paraísos terrenales suena más tentador para acampar? Anímate a explorar el mundo sin la necesidad de gastarte tus ahorros en carísimos hoteles.

Glenfinnan, Escocia, Reino Unido

Si buscas paz y tranquilidad, pon rumbo a Escocia y viaja a la prehistoria de la mano de este verde valle y sus montañas escarpadas. Un buen lugar donde montar tu campo base será en la orilla de Loch Shiel. Desde allí tienes unas vistas impagables del impresionante viaducto curvo. Este es sin duda uno de los lugares más mágicos de la tierra y no sólo porque por aquí pasa el tren que Harry Potter coge para llegar a Hogwarts

Islas Cíes, Galicia, España

Las Islas Cíes son uno de esos paraísos naturales donde podrás vivir como un auténtico superviviente. Para llegar a esta reserva natural que nada tiene que envidiar al Caribe más exótico tendrás que subir a uno de los barcos que salen de los puertos de Vigo o Cangas. Recuerda reservar tu plaza en el camping con al menos un par de semanas de antelación. Y que lo de plantar tu propia tienda de campaña no te eches para atrás. En esta reserva natural podrás alquilar espaciosas tiendas con camas. ¡No se puede pedir más!

Parque Nacional de Corcovado, Costa Rica

El Parque Nacional de Corcovado no tiene acceso por carretera. Tendrás que llegar a pata, barco o aeroplano. Si optas por la opción económica (a pata), haz autostop hasta el pueblecito de Carate. Desde allí, camina una hora por la playa hasta llegar a tu primera parada (Leona Ranger) donde pasar la primera noche. Acampar aquí es un privilegio. Así que asegúrate de reservar tu plaza en el camping con antelación si quieres ser uno de los afortunados campistas. Y piensa que la aventura sólo acaba de empezar. A la mañana siguiente, adéntrate en la selva y hazte amigo de los monos araña, tucanes, serpientes y demás especies que habitan el lugar. ¡Quítale el puesto a Robinson Crusoe acampando en este paraíso perdido!

Desierto del Sahara, Marruecos

Aquí encontrarás pocas palmeras en las que refugiarte y aún menos playas paradisíacas en las que refrescarte. Por no decir ninguna… El desierto del Sahara es muy caluroso de día y extrañamente frío de noche. Pero que las extremas condiciones no te disuadan para acampar aquí este verano: es uno de los lugares más pintorescos en el mundo donde pasar una noche al fresco. Después de un viaje en camello, planta tu campamento bereber en medio de la duna que más te apetezca y espera a que caiga la noche. Con un té marroquí en las manos prepárate para contemplar las estrellas más brillantes del firmamento. A la mañana siguiente, no dejes de probar de hacer surf en la arena. Es como el snowboard, pero sin nieve.

Ladakh, India

Situado entre Pakistán, Tíbet y la provincia de Xinjiang, Ladakh es uno de los mejores lugares para conocer el Himalaya indio. Y es que al Ladack no lo llaman la tierra de los pasos elevados por nada. Esta encrucijada de paisajes ásperos está a más de tres mil metros por encima del nivel del mar. Así que cuidado con el mal de altura. Una vez aclimatado, explora los templos budistas que salpican la zona. Y si te van los deportes de aventura, podrás practicar rafting en la espectacular garganta del río Zanskar, también conocida como el Gran Cañón del Himalaya.

Laugavegur, Islandia

Antes de que la nieve empiece a descender a cotas más bajas, reserva una cabaña o una tienda de campaña en el camping de Landmannalaugar (no se permite acampar libremente fuera de estos límites). Dormirás arropado por un manto de auroras boreales. Durante el día, cálzate bien y sal a explorar la zona. Atravesarás campos de lava, esquivarás bolsas de vapor y surfearás los glaciares. Montañas de color turquesa, naranja y cian serán el telón de fondo de tus aventuras por el parque. Si esto no te conquista, no sabemos qué lo hará.

Tierra del Fuego, Chile

La Patagonia es el sueño de cualquier explorador que se precie. Llega a este rincón de mundo a través de Argentina por Radman (la única opción por tierra) y establece tu campamento a lo largo del blanco glaciar de Ofhidro. Los castores son comunes en esta área, al igual que los cóndores. No te adentres demasiado si no quieres que te pase lo mismo que DiCaprio en El Renacido.

Outback, Australia

El Outback es como los australianos llaman coloquialmente al vasto desierto rojo que ocupa el interior del país. Atravesar este lugar te dará una sensación de espacio y libertad que jamás habías pensado posible. Aquí es bastante desaconsejable acampar donde te plazca debido a la peligrosidad del lugar y de los animales que lo habitan, así que tendrás que hacer noche en el Parque Nacional de Kakadu donde hay un lugar para pasar noche al aire libre sin tener que temer por tu vida. A la mañana siguiente aprovecha y sube la montaña de Ayers Rock, descubre el cañón de King o pégate un baño en las piscinas naturales de Katherine Gorge. ¡No tendrás tiempo para aburrirte!

Acadia National Park, Maine, Estados Unidos

Si quieres pasar tu verano metido en un lago a lo Patrick Swayze en Dirty Dancing no encontrarás mejor lugar en el mundo que el Parque Nacional de Arcadia en Maine para hacerlo. Con más de 6000 lagos y estanques y 50.000 kilómetros de ríos este parque es básicamente el paraíso de cualquier campista, independientemente de tus habilidades en el arte del camping gas o en la colocación de las piquetas. Hay dos campings perfectamente acondicionados donde pasar tus vacaciones: Blackwoods y Seawall. Y como guinda al pastel: sube a la cima de la Montaña Cadillac justo antes del alba y serás la primera persona en todos Estados Unidos en ver el sol amanecer.

acadia park

Parque Nacional de Yosemite, Estados Unidos

El noventa y cinco por ciento del Parque Nacional de Yosemite es terreno salvaje. Lo que significa que este es el paraíso en el que los amantes de la naturaleza y las aventuras extremas querrán perderse. Dirígete a la cascada más alta de Estados Unidos, escala las paredes verticales de la montaña Capitán, hazte una foto con las gigantescas secuoyas, alcanza el Glaciar, un lugar mágico y que cuenta con las mejores vistas del parque y, por último, cuando caiga el sol, acampa cerca del río Tuolomne. Se respira una paz como pocos lugares en el mundo. Acuérdate de poner tus provisiones a buen recaudo. ¡Hay osos por doquier!

yosemite

Si te has decidido por unas vacaciones al aire libre, aquí van unos artículos para que te inspires

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa