Noticias Inspiración Cinco ciudades que renacieron de sus cenizas después de la II Guerra Mundial

Todos los artículos

Cinco ciudades que renacieron de sus cenizas después de la II Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial dejó tras de sí un rastro de sangre y destrucción. Durante los años que duró este conflicto perdieron la vida millones de personas. Y fueron muchas las ciudades que desaparecieron tras ser asediadas y bombardeadas por uno u otro bando.

En Europa fueron numerosos los lugares que sufrieron el horror de esta guerra. Sus habitantes tenían que refugiarse bajo tierra para no quedar enterrados bajo los edificios que se desplomaban bajo el fuego enemigo. Estaciones de metro o antiguas bodegas subterráneas salvaron la vida de muchos civiles que corrían cada noche a esos lugares presos del horror.

Pero no solo el viejo continente vio como desaparecían ciudades con siglos de historia. Asia y América también participaban en esta guerra. Y a ellas también llegó la destrucción.
Pasaron los años, y poco a poco, muchas de esas ciudades que quedaron totalmente devastadas por las bombas fueron capaces de renacer de sus cenizas.
Cual Ave Fénix, algunas recuperaron su antiguo esplendor volviendo a ser tan bellas como lo habían sido antes de la guerra. Otras se levantaron como nuevas urbes, pero siempre con el recuerdo de lo que en ellas había pasado.
Os vamos a llevar a conocer algunas de esas ciudades. A contaros lo que les pasó y a mostraros que hoy vuelven a ser lugares que merece la pena visitar. Por su historia, su cultura y su fuerza para ser tan increíbles como lo fueron hace tan solo unas décadas.

Varsovia, la atractiva capital polaca

Fue en el otoño de 1944 cuando la resistencia polaca, aprovechando la cercanía del Ejército Rojo, trató de liberar la ciudad del dominio nazi. El resultado no fue el esperado y los alemanes lograron controlar la situación. Como venganza, destruyeron por completo la capital de Polonia.
Desaparecieron el 80% de los edificios de la ciudad. Pero los polacos, poco a poco, con lentitud, pero esperanza, lograron levantar de nuevo su capital.
Si uno no sabe que la ciudad es una reconstrucción, difícilmente lo adivinaría. Su casco antiguo se levantó a imagen y semejanza de lo que fue. Y hoy en día se puede acudir a conciertos de jazz en su preciosa Plaza del Mercado, visitar su Palacio o pasear por la atractiva Ruta Real.

vista aérea de varsovia

casco histórico de varsovia

Busca vuelos a Varsovia

Núremberg, en el corazón de Baviera

Esta ciudad, hoy capital oficiosa de Franconia, fue en su tiempo el centro del Imperio Germano. Y los nazis querían lo mismo: tener su propio imperio que dominara Europa. Por ello eligieron esta ciudad como centro de operaciones. Y fue precisamente esa elección la que hizo que el 2 de enero de 1945 los aliados bombardearon por última vez la ciudad. Ese día murieron 6.000 civiles en Núremberg y la ciudad quedó reducida a cenizas.
Tras los famosos juicios de Núremberg, la ciudad comenzó a ser reconstruida. En muchos edificios se utilizó la piedra original. Poco a poco, este rincón de Baviera fue recobrando su antigua belleza. Y hoy es sin duda una de las ciudades más bonitas de Alemania.
Viajar a Núremberg permite al turista visitar la antigua casa de Durero, asombrarse ante la Iglesia de San Lorenzo o contemplar la ciudad desde los miradores del castillo de Núremberg.

casco histórico de núremberg

centro histórico de núremberg

Busca vuelos a Alemania

Budapest, la ciudad el Danubio

La capital de Hungría sufrió la ocupación nazi. Y más tarde fue sitiada por el Ejército Rojo en su ruta hacia Berlín. Budapest fue escenario de horribles batallas que la dejaron en ruinas. Su famoso Puente de las Cadenas quedó bajo las aguas del Danubio en 1945.
Quien visite hoy esta bella ciudad poco puede imaginar lo que sufrió durante la Segunda Guerra Mundial. El 80% de las construcciones de la ciudad quedaron destruidas o dañadas. Y se calcula que unos 40.000 civiles murieron, muchos de ellos de hambre.
Los edificios que se pudieron reconstruir tienen actualmente el aspecto que antes del conflicto. El Parlamento, el Castillo de Buda o la Iglesia Matías son algunas de las visitas imprescindibles en esta ciudad renacida de sus cenizas.

parlamento de hungría en budapest

puente de las cadenas en budapest

Busca vuelos a Budapest ya

Manila, la ciudad colonial de Filipinas

Fue en la primavera de 1945 cuando la capital filipina quedó destruida casi en su totalidad. En sus calles tuvo lugar una cruenta batalla entre norteamericanos y japoneses. La guerra llegaba a su fin y se quemaban los últimos cartuchos a costa de a pérdida de civiles y de la desaparición de una de las ciudades coloniales del Sudeste Asiático. Las fuerzas de Estados Unidos resultaron victoriosas, pero Manila tal y como era hasta solo unos meses antes, había desaparecido para siempre.
Manila quedó arrasada y seis de las siete catedrales de su centro histórico quedaron destruidas. La ciudad fue la segunda ciudad aliada que mayor destrucción sufrió en la Segunda Guerra Mundial, sólo por detrás de Varsovia.
Aunque la capital de Filipinas no es uno de los motivos por los que los viajeros llegan al país, es cierto que hoy en día la ciudad ofrece algunos atractivos que sobrevivieron a la masacre, como la Catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción o el Fuerte Santiago. También se puede visitar el Cementerio Americano de Manila, la necrópolis dedicada a los soldados estadounidenses caídos en el Pacífico.

manila, capital de filipinas

manila, capital de filipinas

Busca vuelos a Filipinas

Hiroshima, 70 años después de la bomba atómica

Probablemente esta ciudad japonesa sea la más tristemente célebre de entre todas las que renacieron de sus cenizas tras la Segunda Guerra Mundial. En ella, el 6 de agosto de 1945, los norteamericanos lanzaron la primera bomba atómica. La destrucción fue total. Los antiguos edificios de esta ciudad fundada a finales del siglo XVI desaparecieron para siempre. Y fueron miles las personas fallecidas en las calles de la ciudad.
Hoy en día Hiroshima es una moderna urbe, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Su castillo ha sido reconstruido y se puede visitar. Pero los lugares que todos los turistas quieren conocer son aquellos que recuerdan aquel fatídico día y que piden que algo así no vuelva a ocurrir.
En su Parque de la Paz hay un interesante museo que repasa lo sucedido el día del bombardeo. También allí están los restos conocidos como Cúpula de la Bomba Atómica o el Cenotafio Conmemorativo, con la inscripción «Descansad en paz, pues el error jamás se repetirá».

cúpula de la bomba en hiroshima, japón

mujer con niños en un parque en hiroshima

Busca vuelos a Japón

Estas son solamente algunas de las ciudades que quedaron destruidas en la Segunda Guerra Mundial. Otras que sufrieron una suerte similar fueron Dresde, Colonia o Rotterdam. Todas ellas son una muestra de que lo que el hombre crea, el hombre lo destruye. Algo que nunca debería pasar, pero parece que nunca terminamos de aprender la lección y seremos capaces de seguir repitiendo los errores una y otra vez.

Por suerte, siempre tendremos fuerzas para volver a levantar lo que nosotros mismos destruimos.

Este artículo es obra de Cristina, del blog Kris por el Mundo. Síguele la pista en Facebook, Twitter e Instagram.

Si te ha gustado este artículo no te pierdas estos. ¡Te van a encantar!

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa