Noticias Inspiración Qué ver en Berlín en dos días

Todos los artículos

Qué ver en Berlín en dos días

Berlín condensa la historia de una nación entre sus grandes avenidas, sus maravillosas puertas, sus emotivos monumentos y también su contundente comida. Prepárate para no perder comba y pasar el mejor fin de semana en Berlín con esta guía que en Skyscanner hemos preparado para ti.

Ver Berlín en dos días es algo ajustado, pero, sin duda, es tiempo más que suficiente para enamorarte de esta ciudad de Alemania. ¡Lo único que te podemos prometer es que te quedarás con ganas de volver y pasar mucho más que un fin de semana en Berlín!

Busca vuelos a Berlín

1. Rinde tributo al Holocausto

Ir a Berlín y no pasar por la puerta de Brandeburgo es casi un pecado. Se trata de uno de los símbolos más importantes de la ciudad y representa el triunfo de la paz sobre las armas. Una vez empapado de la solemnidad del lugar y tomada la fotografía de rigor, dirígete al memorial al Holocausto. No tienes excusa porque ambos monumentos están muy cerca el uno del otro. Prepárate porque una visita al Memorial del Holocausto te pondrá el vello de punta. Se trata de una cuadricula formada por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas que simbolizan las tumbas de los judíos asesinados. Sobrecogedor.

2. Muro de Berlín: haz la foto que te dará más likes en tu cuenta de Instagram

Si hay una imagen icónica en Berlín esa es la del mural del beso. Se trata del más que sugerente beso entre Erich Honecker, presidente de la Alemania Oriental, y Leónidas Breznez, presidente de la URSS, dibujado en uno de los trozos del muro de Berlín que aún queda en pie. Aunque a primera vista puede parecer una sátira, esta imagen está basada en una fotografía tomada en 1979 en la que los dos líderes se besaban en la boca para celebrar el treinta aniversario de la República Democrática Alemana. Haz lo propio, agarra a tu pareja, intenta emular el famoso beso y haz que alguien os saque una foto para inmortalizar la visita al Muro de Berlín. Aprovecha para pasear por lo que queda del símbolo de la división de Berlín. Hoy en día esta sección del muro se conoce como East Side Gallery.

3. Sube a la Torre de la Televisión y come en las alturas

Un lugar ideal para comer en Berlín es el Fernsehturm. Se trata de la torre de televisión y ofrece las mejores vistas panorámicas de la ciudad. Además, aquí podrás comer típicos platos berlineses por un precio no mucho mayor que el de los restaurantes de la calle. La Torre de la Televisión de Berlín se construyó a finales de los 60 para mostrar la superioridad del comunismo sobre el capitalismo. Con 368 metros de altura, es la torre más alta de toda Alemania. Si sólo quieres acceder para disfrutar de las vistas, te costará unos 13€.

Ciudades en las que se rodó Sense8: Berlín
Berlín at night

4. Visita el Bundestag y la cúpula de Norman Foster

Si vistas de Berlín es lo que quieres y tu presupuesto es nulo, siempre puedes acercarte al Bundestag o parlamento alemán. Además de apreciar la gran fachada neo renacentista de este histórico edificio desde la gran pradera verde de enfrente, sube a la azotea y accede a la gran cúpula de cristal diseñada por el prestigioso arquitecto Norman Foster. La visita es gratuita y no encontrarás cola alguna. Pero ten en cuenta que antes tendrás que reservar tu entrada anticipada por internet, ya que es la única manera de acceder al lugar.

5. Prueba el currywurst

Parte importante de cualquier viaje que se precie es la comida. Conocer las costumbres gastronómicas del lugar te da una idea de cómo viven y son sus gentes. Como no podía ser de otra manera, en Berlín se encuentra el único museo en el mundo dedicado a la salchicha donde además de sumergirte en la historia de la salchicha también tendrás ocasión de probarla. Te recomendamos que pidas el plato estrella más consumido en la cocina teutona, el currywurst. Este tentempié consiste en una salchicha cortada en trozos, con o sin piel, que se sirve acompañada de una peculiar salsa de tomate con especias. Pero no te pases los dos días en Berlín comiendo salchicha… ¿eh?

6. Siéntete como un espía en el Checkpoint Charlie

Una de las cosas que tienes que ver en Berlín en dos días es el Checkpoint Charlie Se trata del más famoso de los pasos fronterizos entre la Alemania Socialista y la Capitalista. También fue una zona de intercambio de prisioneros durante la Guerra Fría. Todavía se puede leer un cartel que advierte al transeúnte: “Está abandonando el sector americano”. Y si estás en modo explorador, puedes visitar el antiguo puesto de espionaje de la CIA en la colina de Teufelsberg, en la parte occidental de la ciudad. ¡La excursión merece la pena!

7. Haz una ruta en bicicleta y conoce Berlín sobre dos ruedas

Quizá una de las mejores cosas que puedas hacer no solo por el medioambiente sino para sacar el máximo partido de tu fin de semana en Berlín sea alquilar una bici. Esta ciudad es una de las más friendly en Europa con los ciclistas, con más de 620 quilómetros de carril bici. De entre los sistemas de alquiler de bicicletas, destaca una opción basada en la buena voluntad del ciclista. En el punto convenido y por una cantidad simbólica podrás hacerte con una bici si al final del día te comprometes a devolverla.

8. Viaja en el tiempo en la iglesia Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche

Entre memoriales, puertas y muros, la historia de Berlín habla por sí sola. Aunque quizás uno de los monumentos más impresionantes y que te tele transportarán al pasado sin necesidad de ninguna máquina del tiempo sea la iglesia Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche. Ubicada en la plaza Breitscheidplatz, el templo fue bombardeado durante la II Guerra Mundial por los aliados y se ha conservado en un estado de ruina como memorial. Impresionante la sensación que produce entrar en un lugar derruido por la insensatez de una guerra.

9. Cine con música en directo

¿Estás ya cansado de patear por Berlín? Una buena manera de relajarte es ir al cine. Pero no a cualquiera. Acércate al Kino Central Open Air. Aunque no tengas ni papa de alemán es una experiencia que no puedes dejar escapar. Se trata de un cine al aire libre con bar y banda sonora en directo incorporada. Con paredes de ladrillo y unas sillas vintage, se crea un ambiente muy acogedor. Aprovecha para darte una vuelta por el Hackescher Markt, una zona comercial muy cool en el centro de Berlín.

10. Riégalo todo con una cervecita

Visitar una ciudad como Berlín y no pasear por su barrio más de moda es como ir a España y no probar la tortilla de patatas. Si además en este lugar ofrecen la mejor cerveza artesanal de la ciudad, ya no puedes pedir más. Nuestra recomendación es relajarse en el Café am Neuen See con vistas al lago del Tiergarten Park. Y con una cerveza bárbara en tus manos podrás dar por finalizado tu fin de semana en Berlín.

Busca vuelos a Berlín

Si te has quedado con ganas de vivir otra aventura de fin de semana, no te pierdas los siguientes artículos

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa