El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias Inspiración Las 15 mejores cosas que hacer en Vigo

Todos los artículos

Las 15 mejores cosas que hacer en Vigo

La ciudad más al oeste de España parece bendecida por las aguas del Atlántico. Te presentamos sus muchas virtudes y atractivos.

Vigo se lleva el premio en algunas categorías estadísticas: la ciudad más al oeste de España o la más poblada dentro de las que no son capital de provincia. Sin embargo, el verdadero atractivo de esta ciudad española bañada por el Atlántico es mucho más sensorial. Verdes montañas, playas de arena fina, rías, olor a mar y el sabor intenso de un marisco que quita el sentido.

Además, Vigo tiene un microclima algo más cálido que el resto de la región, convirtiéndola en un refugio cuando el frío gallego aprieta, pero sin dejar de ser en una escapada aliviadora cuando el calor veraniego asfixia a España.

¿Nos vamos a conocer la ciudad? Pues en Sksycanner te mostramos las 15 mejores cosas que hacer en Vigo:

Busca tu vuelo a Vigo

1. Visitar las islas Cíes

Las islas Cíes son juguetonas y les gusta juntarse para pasarlo mejor. Por ello, aunque son tres, parecen dos, con una preciosa lengua de arena que une a Monteagudo (la situada más al norte) y Faro (la del medio). La del sur es San Martiño, separada de las otras por el canal llamado Puerta del Mar.

El archipiélago engloba, además, a una serie de islotes que se unen bajo la superficie marítima en unos fondos de gran y frágil biodiversidad. Para conservar esta biodiversidad las islas Cíes solo son visitables en verano. Podrás llegar a ellas en ferri (con las compañías Mar de Ons y Nabia Naviera) y pasar la noche en el camping (reserva con antelación porque sus 800 plazas se llenan con rapidez).

Una vez en las islas, pasea por acantilados y playas preciosas, y no pierdas nunca de vista el mar, donde hasta podrás ver ballenas.

Sin duda, es la mejor excursión que hacer en Vigo.

playa islas

2. Descubre la historia del Castillo del Castro

Una buena introducción a las mejores cosas que ver en Vigo la encontrarás subido a las murallas de piedra del Castillo del Castro.

Desde las almenas de este castillo del siglo XVII, puedes vigilar el estuario de Vigo, el puerto, el casco histórico, las montañas y las mágicas islas Cíes.

El castillo fue un puesto de artillería para defender a Vigo de los ataques de la armada inglesa durante la Guerra de Restauración portuguesa (1640-1668). Hoy en día, sin embargo, el interior de la fortaleza esconde tranquilos y verdes jardines, setos de flores y una bonita fuente.

castillo

Créditos fotografía © Contando Estrelas / Flickr (CC BY-SA 2.0)

Reserva tu billete a Vigo

3. Pasea por el parque del Monte Castro

El parque de Monte Castro rodea a la fortaleza del mismo nombre. Más que un tranquilo parque urbano que ver en Vigo, parece una montaña salvaje puesta en medio de la ciudad.
Si te apetece hacer algo de ejercicio, puedes subir a Monte Castro a pie. No te aburrirás durante el paseo: ruinas ibéricas formadas por tres viviendas restauradas de forma cónica de la Edad de Bronce o las anclas que conmemoran la Batalla de Rande – que tuvo lugar, en 1702, en el estuario de Vigo entre las flotas anglo-holandesa y franco-española y en la que se perdieron varios galeones llenos de tesoros – son algunos ejemplos de lo que encontrarás en el camino.

casas de piedra

Créditos fotografía © Contando Estrelas / Flickr (CC BY-SA 2.0)

Reserva tu hotel en Vigo

4. Vagabundea por el Casco Vello

El centro histórico de Vigo se halla en una pequeña loma cercana al estuario y el puerto viejo. Se trata de una maraña de callejones que lleva a bonitas plazas con arcadas, como ‘Praza da Constitución’.

Esta es la parte donde las casas de los pescadores se levantan junto a antiguos caserones de piedra y la iglesia de Santa María, del sigo XIX. Casi todas las construcciones son de granito, dándole a la zona un aire distinto a la de otros cascos históricos de España.

Algunas de las calles aún mantienen sus viejos negocios artesanales. Por ejemplo, en la Rúa Cesteiros aún podrás encontrar hacedores de cestas. Por supuesto, no puede faltar la Calle de las Ostras. Sin duda, se trata de la parte más bonita que ver en Vigo.

terraza con gente

5. Dórate al sol en la playa Samil

Aunque las playas de las islas Cíes son las mejores que ver en Vigo, no hace falta que tomes el ferri para disfrutar de arena, mar y sol.

En Vigo hay nada menos que 45 playas y la de Samil es una de las más concurridas. En una longitud de 1,7 km puedes pasear, bañarte, tumbarte, jugar al ‘basket’ o fútbol o tomarte un helado en uno de los puestos del paseo marítimo. Si el sol pega mucho, además, podrás cobijarte a la sombra de los pinos que se agrupan a poca distancia de la arena. Montañas y las islas Cíes completan la vista idílica de playa Samil.

Busca el mejor vuelo a Vigo

6. Disfruta de la playa del Vao

Otra de las mejores playas que ver en Vigo – y que, además, cuenta con una bandera azul – se encuentra en Corujo.

La playa del Vao tiene unos 650 metros de largo y 110 de ancho. La arena es extremadamente fina y blanca, contrastando con sus aguas frías y transparentes. A pesar de todos estos atractivos, lo más bonito de esta playa son sus dunas, cubiertas por arbustos, y entre las que se han plantado pinos, castaños de indias y robles.

playa

Créditos fotografía © Contando Estrelas / Flickr (CC BY-SA 2.0)

Alójate en el mejor hotel de Vigo

7. Come el mejor marisco de España

Pregunta a cualquiera que te encuentres por las calles de la ciudad y te confirmará que comer marisco es una de las mejores cosas que hacer en Vigo.

Prueba las ostras en cualquiera de los restaurantes de la Calle de las Ostras del Casco Vello. Las cogen en el mismísimo estuario de Vigo. Y es que en la ciudad no comerás marisco que haya tardado más de media hora en ser transportado desde el lugar en que se capturó a tu mesa.

Dicen que la gran calidad del marisco de Vigo se debe a la temperatura y el plancton del agua de la zona. Sea cual sea la razón, no puedes dejar de disfrutar de una mariscada en Vigo.

pulpo

8. Alégrate la vida con los vinos de las Rías Baixas

Y para acompañar las grandes mariscadas de Vigo, no hay mejor vino que el albariño de aquellas tierras.

Los verdes viñedos se extienden junto a los antiguos pazos de piedra de la zona de las Rías Baixas. El albariño es un vino blanco, ligero y afrutado que, cuando está frío, es peligroso por lo fácil que entra y lo mucho que apetece vaciar botellas sin prisa, pero sin pausa.

Para probarlo, ve a un furancho: casas particulares con una zona habilitada para que los visitantes puedan degustar el vino propio de la finca, acompañado de algunas tapas de la zona. Una de las cosas más auténticas que hacer en Vigo.

copas de vino blanco

Busca en Skyscanner tu vuelo a Vigo

9. Visita la ermita de Nosa Señora da Guía

En la parte noreste de la ciudad, justo al lado del estuario de Vigo, encontrarás el ‘Monte da Guía’, de 100 metros de altitud.

El lugar es un buen reducto de paz y tranquilidad
y en su cúspide se halla la ‘ermita de Nosa Señora da Guia’. La ermita actual, aunque pueda parecer barroca, en realidad fue construida en 1952 sobre otra del siglo XVII.

ermita

Créditos fotografía © José Antonio Gil Martínez / Flickr (CC BY 2.0)

Busca el mejor alojamiento en Vigo

10. Visita el museo de Quiñones de León

Se trata de uno de los mejores museos que ver en Vigo. Se encuentra en un caserío del siglo XVII y la colección que se exhibe muestra las mejores obras de artistas gallegos del siglo XX, así como algunos cuadros prestados por el Museo del Prado.

Su exterior también es bonito, con cuidados jardines, rosales, hayas, abedules y la fuente del Príncipe de Asturias.

11. Disfruta del arte contemporáneo en el MARCO

Otro de los museos que ver en Vigo es el MARCO.

Abierto en 2002, ocupa un viejo complejo en el centro de la ciudad que estuvo abandonado durante varias décadas. Juzgado y prisión en el siglo XIX, el edificio ahora muestra todo tipo de expresiones de arte vanguardista. No tiene exposiciones permanentes.

museo

Créditos fotografía © Elisardojm / Flickr (CC BY-SA 2.0)

Compra ya tu vuelo a Vigo

12. Haz escapadas senderistas

Si te gusta la vida sana, el ejercicio y la naturaleza, el senderismo será, para ti, una de las actividades que hacer en Vigo.

Mete tus zapatillas de trekking en la maleta y pasea por los bosques de robles, pinos, castaños y eucaliptos que cubren las montañas cercanas a la ciudad. Si te va algo más intenso, recorre el GR-53, un sendero de unos 39 km que horada las cimas de la cadena de montañas que rodean a Vigo.

Algo más accesible, y válido para un plan familiar, es seguir el sendero que corre en paralelo al cauce del río Eifonso.

senderismo

Duerme como un rey en tu hotel en Vigo

13. Visita el ‘Museo do Mar de Galicia’

Ninguna otra región de España está más conectada al mar que Galicia.

Como reconocimiento a ello, se abrió el ‘Museo do Mar de Galicia‘ en una de las playas de Vigo. En sus salas de exposiciones encontrarás el pasado, presente y futuro del ecosistema marino de la zona, de la exploración del mismo y de las técnicas pesqueras utilizadas generación tras generación.

Si quieres entender la forma de vida que se respira en la ciudad, esta visita deberá estar incluida en tu lista de cosas que hacer en Vigo.

14. Admira el trabajo de las mariscadoras

No hay mujeres más duras en España que las que se dedican a la ardua tarea de recoger el marisco a pie de playa, o peor, los percebes que se agarran a las rocas de la costa.

Muchas asociaciones y cofradías de pesca están comandadas por mujeres y son ellas las que salen con los cubos y rastrillos a remover la arena en busca del preciado botín: almejas, centollas, vieiras…

Habla con la gente local y averigua en qué playas y qué días puedes encontrarlas.

mujeres trabajando

Créditos fotografía © David Escribano

Saca tu billete a Vigo

15. Descubre Baiona

Si ya has disfrutado de todas las cosas que ver en Vigo, una preciosa excursión de un día es la visita a la ciudad de Baiona.

Se encuentra también en el estuario, pero algo más cerca del océano que Vigo. El viejo y pintoresco puerto de Baiona aún rebosa de actividad con las primeras luces del día, cuando los pescadores regresan o parten hacia su faena diaria. En el pasado, la pesca fue el motor económico de la ciudad, pero ahora lo es el turismo.

Son muchos los veraneantes que se decantan por el clima algo más fresco de Baiona. Un castillo del siglo XVI y su flamante parador completan la atractiva oferta de esta tranquila ciudad.

Reserva tu hotel en Vigo

Si has visitado Vigo, ¿qué otros lugares nos recomendarías?

Si te ha gustado este artículo, seguro que también disfrutarás leyendo los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. ¡Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler!

suscríbete al boletín de noticias de Skyscanner