El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias Inspiración Los 10 lugares más imprescindibles que ver en Finlandia

Todos los artículos

Los 10 lugares más imprescindibles que ver en Finlandia

Osos, grandes parques naturales, centenares de miles de lagos e islas, Santa Claus... Finlandia te espera.

Finlandia, aunque sigue siendo un territorio en el que la naturaleza tiene un poder y un dominio especiales, ha evolucionado mucho en los últimos 50 años, pasando de ser un país eminentemente rural a poder jactarse de poseer algunas de las ciudades más eficientes y tecnológicas del mundo.

Sin embargo, el halo natural no se ha perdido en Finlandia. Y es que eso es muy complicado en un país que posee casi 190.000 lagos, 180.000 islas y bosques inmensos. Además, en su parte norte, podrás disfrutar de las bellas y extrañas auroras boreales en invierno y el sol de medianoche en verano.

A pesar de haber formado parte de Suecia hasta el siglo XIX, Finlandia es muy diferente a su conquistador y Noruega. Inmerso en un juego de equilibrio político constante entre Europa y Rusia, Finlandia siempre ha mantenido un espíritu inquebrantable e independiente que le hace encontrarse entre los países con mejor calidad de vida del mundo.

Acércate a descubrir este país desconocido y misterioso
. Para ello, en Skyscanner te ayudamos con nuestras recomendaciones subjetivas sobre qué ver en Finlandia:

1. Suomenlinna

A pesar de que Suomenlinna es el lugar más icónico que ver en Finlandia, esta fortaleza construida en una cadena de islas por las que no pueden circular los coches, fue ideada y llevada a cabo por los suecos.

La fortaleza de Suomenlinna, construida a mediados del siglo XVIII, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y puedes visitarla tras un breve paseo en ferri (no más de 20 minutos, entre los meses de mayo y septiembre) desde Helsinki.

Cuando llegas al muelle principal de Suomenlinna te encuentras con un edificio de fachada rosa. Lo llaman Rantakasarmi y es una de las construcciones mejor preservadas de la era rusa. Ahora, hace la función de oficina de turismo y aquí podrás contratar los ‘tours’ guiados por Suomenlinna.

Desde aquí, sigue el sendero señalizado con postes azules y que conecta las atracciones principales. Junto al puente que une la isla Mustasaari con la principal, Susisaari, se encuentra el Suomenlinna-Museo, un museo de dos plantas que te cuenta toda la historia de la fortaleza.

Camina y observa los cañones, búnkers, la monumental Puerta del Rey – fortaleza de dos pisos, construida entre 1753 y 1754 – y los museos, tan diferentes como uno de muñecas (Lelumuseo) y otro de la evolución de las armas en Finlandia (Sotamuseo Maneesi). Como colofón, visita el único submarino finlandés que queda de la II Guerra Mundial: el Vesikko.

Puedes comer o tomar algo en cualquiera de las cafeterías y restaurantes que hay en Suomenlinna, pero, si hace buen día, lo mejor es que te traigas tu propia comida e improvises un pícnic sobre la hierba.

Sin duda, se trata del lugar creado por el hombre más impresionante que visitar en Finlandia.

2. La aldea de Santa Claus, Rovaniemi

Da igual en qué época del año realices tu viaje a Finlandia, en Rovaniemi siempre es Navidad. Es normal, ya que aquí vive el bueno de Santa Claus.

El mejor lugar que visitar en Finlandia con niños se encuentra a tan solo 2 km del aeropuerto de Rovaniemi. Aquí se ha creado, rodeada de bosques, una aldea de cuento. Santa Claus y sus elfos acogen a todos aquellos niños y mayores que quieran conocerles. Eso sí, dentro de un horario establecido, porque Santa y los suyos, al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, trabajan todo el año. Un trabajo que cristaliza en una sola noche.

La casa de Santa Claus es la principal atracción de la aldea, pero también podrás comprar objetos decorativos navideños, chocolates, regalos, ‘souvenirs’, montar en trineos tirados por perros, dormir en un hotel tipo iglú y hacerte una foto en la línea que marca el principio de la zona ártica de la Tierra.

Además, si viajas en invierno, podrás ver las maravillosas auroras boreales.

3. Las auroras boreales

Entre los fenómenos naturales que ver en Finlandia – lagos, bosques, nieve… – no hay ningún otro que supere en belleza a las auroras boreales.

Técnicamente, una aurora se produce cuando una eyección de partículas solares cargadas – radiación cósmica – choca contra la magnetosfera de la Tierra. Dicho así, suena un poco demasiado científico, pero si te dicen que es el fenómeno que hace que el cielo nocturno se tiña de colores verdosos imposibles – dándole un aspecto alienígenamente precioso – eso ya es otra cosa.

En el norte de la región finlandesa de Laponia, podrás ver las luces de la aurora boreal cualquier noche clara entre septiembre y mayo. Sin embargo, en la parte sur de Finlandia solo son visibles unas 10 o 20 noches al año.

Sería fantástico cuadrar tu viaje a Finlandia para no perderte este espectáculo.

4. Parque Nacional Hossa

El Parque Nacional Hossa es el más reciente de los que ver en Finlandia. De hecho, se fundó en 2017, conmemorando el centenario de la independencia del país.

El cuadragésimo parque nacional finlandés, situado en la parte centro-oriental del país, ocupa una superficie de unas 11.000 hectáreas repletas de lagos de aguas prístinas y densos bosques.

Entre sus lagos, cabe destacar el Öllön, en el que podrás hacer submarinismo, ya que tiene una profundidad de 40 metros; el Värikallio, donde un río forma un cañón donde podrás ver unas pinturas de más 4.000 años de antigüedad; y el Julma Ölkky, un lago de unos 3 km de longitud, pero tan solo 10 metros de anchura, estrangulado por un cañón de caliza.

Es un lugar perfecto para realizar actividades al aire libre: piragüismo, esquí de fondo, senderismo y bicicleta de montaña son las preferidas de los visitantes.

En cuanto a la fauna, podrás encontrarte con osos, lobos, alces y ciervos. Para pasar la noche podrás elegir entre cabañas y tres zonas de acampada.

5. Helsinki

A orillas del golfo de Finlandia descansa la capital y ciudad más grande que ver en Finlandia.

Helsinki tiene unos 650.000 habitantes y su costa, de más de 100 km de longitud, te permite divisar unas 300 islas.

Helsinki lleva más de una década figurando entre el listado de las 10 mejores ciudades del mundo para vivir. Y es que sus calles están impolutas, es segura y cuenta con grandes espacios para peatones, familias y niños.

Algunos de los lugares que no te puedes perder en Helsinki son: el puerto, la estación central de trenes, el Museo Nacional de Finlandia (donde podrás recorrer la historia de Finlandia desde la Edad de Piedra hasta la actualidad), la Plaza del Senado, la Plaza del Mercado, las catedrales ortodoxa y luterana, el parque Esplanadi, el Teatro Nacional de Finlandia… Y si la visitas en verano, no dejes de ir a la playa de Hietaniemi.

6. Levi

Cerca de la pequeña población de Kittilä, en la Laponia, se encuentra el resort de Levi.
Aunque su fama se basa en las opciones que permite a sus habitantes durante el invierno, lo cierto es que Levi se puede visitar durante todo el año.

En invierno puedes esquiar, disfrutar de los paisajes nevados y de las auroras boreales. Durante el otoño, los bosques que rodean al resort se tiñen de distintas tonalidades de naranja y ocre. En primavera, la vida comienza a florecer y el sol de medianoche te permite explorar los senderos florecidos y las verdes llanuras en verano.

Añádele buen alojamiento y gastronomía y tendrás uno de los mejores lugares que visitar en Finlandia.

7. Museo al aire libre de Seurasaari

Si quieres que tu viaje a Finlandia no se quede solo en pasarlo bien y ver bellos paisajes, tienes que visitar el museo al aire libre de Seurasaari.

Seurasaari es una tranquila zona que se encuentra a tan solo unos kilómetros del corazón de Helsinki.

Hasta sus tierras se han trasladado viviendas y granjas tradicionales de todas las regiones de Finlandia, para que el visitante puede hacerse una idea de cómo es y fue la vida en el campo finés desde hace cuatro siglos hasta la actualidad.

Solo abre sus puertas de mayo a septiembre y organizan talleres, conciertos, fiestas y una gran cantidad de otros actos culturales.

casita de madera en alto

Créditos fotografía © Jan Furstenborg / Flickr (CC BY 2.0)

8. Museo Siida, Inari

Uno de los museos más absorbentes que visitar en Finlandia es el de Siida.

Este museo ofrece una visión bastante completa de la cultura Sámi y del entorno natural en el que se desarrolla.

La exhibición principal es una gozada para los amantes de la naturaleza, pues consiste en una muestra de la evolución ecológica de Laponia a través de las distintas estaciones del año.

Pero si tienes alma de antropólogo, lo que verdaderamente te maravillará serán las exposiciones y detalladas explicaciones sobre la forma de vida Sámi, su cultura y su evolución desde su nacimiento hasta la actualidad.

Encontrarás casas y tiendas Sámi originales, árboles tallados en forma de esculturas y muchas cosas más.

canoa

Créditos fotografía © Richard Mortel / Flickr (CC BY 2.0)

9. Parque Nacional Nuuksio

¿Sabías que las míticas ardillas voladoras se encuentran entre los animales más curiosos que ver en Finlandia? En las copas de los árboles del Parque Nacional Nuuksio encontrarás a estas simpáticas ardillas que utilizan las membranas que unen sus cuatro patas al tronco para planear de árbol a árbol.

El Parque Nacional Nuuksio, situado a tan solo 45 km de Helsinki, te ofrece una densa red de senderos de distintas dificultades y longitudes (entre 1,5 y 17 km), 30 km de rutas para bicicletas de montaña y otros 22 km de caminos para montar a caballo. Todos ellos te llevan a atravesar bosques y contemplar lagos.

Puedes pasar la noche en cabañas o zonas de acampada.

10. El Castillo de San Olaf (Olavinlinna)

Aunque es cierto que la mayor parte del atractivo de un viaje a Finlandia reside en las bellezas naturales del país, aquí también podrás encontrar importantes lugares históricos.
El Castillo de San Olaf es uno de ellos.

La construcción de la fortaleza comenzó en 1475, por órdenes de un caballero danés: Erik Axelsson Tott. Su objetivo era proteger la región de Savo, que tenía gran importancia estratégica en aquellos días. El castillo debía repeler los ataques rusos desde el este, garantizando así el control de Savo para la corona sueca.

La historia de Olavinlinna es una mezcla del choque de armas medievales, el fragor de los cañonazos y los cantos corales que se escuchaban cada día a través de sus muros.

El castillo cambió de manos en varias ocasiones y, hoy en día, es un museo en el que se puede aprender la historia de la fortaleza y cómo era el día a día en ella. Incluye talleres prácticos para los más pequeños y muchísimo material audiovisual.

Si este artículo te ha inspirado, seguro que también disfrutarás leyendo los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.